Por: Salvador Mecalco

 

Hay corazones que se revisten a cada instante].
Los recuerdos los llaman
he intentan llevar esas vaciadas imágenes al presente]
para mitigar el hastío o el olvido.
Otros aseguran que la prudencia deja muy poco y emprenden aventuras increíbles esperando cumplir eso que les hace falta, eso que les llena el corazón de esperanza…]

 

Qué triste es de alguna manera intentar siempre vestir el corazón con cualquier salvavidas,]
cuando estamos solos en el exilio,
cuando el mundo está tan distinto hacia nosotros,]
cuando la tierra no es de quien la trabaja.

Participa

Comenta y únete al vuelo