Da inicio la fiesta de las letras

Por: Diana Ramírez Luna

 

elinformanteméxico
Narro Robles en la inauguración de la FIL de Minería. Foto: El informante de México.

 

La Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería es uno de los acontecimientos de las letras con mayor tradición en México, al ser la segunda feria del libro más grande del país, sólo superada por la FIL de Guadalajara. Pero más allá de eso, es un punto de encuentro para los que nos encontramos inmersos en el ámbito de las letras, un espacio para convivir y reencontrarse con amigos, colegas y conocidos.

 

Uno puede caminar por los pasillos y saludar, con gran regocijo, a escritores, editores, fotógrafos, diseñadores, ilustradores, periodistas y hasta ex compañeros de clase. Así sucedió ayer, 18 de febrero, tras la inauguración de la feria en su XXXVI edición, en la cual participaron personajes relacionados con el ámbito cultural, editorial y educativo.

 

Durante su intervención, José Narro, rector de la UNAM, recalcó la importancia de la lectura y la educación como mecanismos para enfrentar los problemas sociales por los que atraviesa México. Tras comentar que ésta será la última feria que presidirá, aclaró que no dejará de asistir a la misma como lector .

 

Para Miguel Ángel Mancera, titular del gobierno del Distrito Federal, es necesario apoyar a la industria editorial, al talento joven y a la población, en general, promoviendo y fomentando la lectura.

 

La XXXVI edición de  la FIL de Minería contará con la participación de Hidalgo como estado invitado. Se tiene prevista la presencia de 635 sellos editoriales y el desarrollo de mil 507 actividades culturales, durante los 13 días que durará la feria.

 

Al tomar el micrófono, José Francisco Olvera, gobernador de Hidalgo, celebró la hermandad gestada entre dicho estado y la UNAM, a partir de la organización de este evento. Mientras Emilio Chuayffet, secretario de educación pública, hizo mención de hidalguenses importantes para el mundo de las letras como Ricardo Garibay y Efrén Rebolledo, y dijo sentirse agradecido con los escritores, “quienes nos prestan sus ojos para interpretar el mundo”.

 

Desde la perspectiva de José Ignacio Echeverría Ortega, presidente de la CANIEM, la labor de la industria editorial mexicana es trascendente al tener iniciativa y no dejar todo el trabajo en manos del Estado. Asimismo destacó la producción nacional, la cual es considerable y de calidad.

 

Pasada la una de la tarde, Narro Robles dio la declaratoria inaugural con la cual comenzó la fiesta de las letras que promete ser, como siempre, un festín cultural inundado de materia que multiplica la inteligencia: el libro.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo