Morata, el bianconeri de Madrid

Por:Carlos Humberto García

«El fútbol no pertenece ni a las televisiones ni a los mafiosos, sino que pertenece al pueblo»

Afición del Rayo Vallecano.

 

Morata

 

Muchas de las historias son contadas por los abuelos que, con grietas en la piel y el cabello como de lana, presumen con orgullo a sus hijos y aún más a sus nietos. Ignacio Morata, abuelito de Álvaro Morata fue quien llevó y lleva los ojos sobre su nieto. A sus 82 años no hace más que agradecer a Dios por tanta bendición.

 

“Yo le llamaba ´monigote´ y él, a mí, ´maldito abuelo´. Eso era porque jugábamos al escondite y yo siempre le descubría…Eso lo llevo grabado en el corazón”, explica don Ignacio en entrevista para MARCA.

 

Cuando niño, Álvaro ingresó a la escuela de fútbol del Atlético de Madrid. Su abuelito, eterno colchonero, iba y venía por el niño de cabello color azabache. Un día, cuando Morata tenía 4 años, le dijo a su abuelo: “voy a darle efecto, porque si le das con este lado del pie la pelota no va recta”. Cuál fue la sorpresa de Ignacio cuando su nieto lanzó un tiro con efecto.

 

No cabía duda, el chico tenía que jugar en una escuela. En cambio, su padre, Alfonso Morata, se preocupó más por los estudios de su hijo. Todos los días sin falta le hacía leer el periódico. Con fútbol y estudios, Morata se midió al lado de jugadores como Borja, Joel, De Gea y Koke. El talento de éstos relegó del equipo al pequeño Morata.

 

El Getafe le abrió las puertas al niño y ahí se movía como nadie. Dicho y hecho el Real Madrid habló con padre y abuelo; Álvaro ingresó a las fuerzas básicas del equipo níveo.

 

Como era de esperarse por parte de sus tutores, Morata se acopló a los equipos juveniles y ganó todo lo que se podía, más 34 goles y el pichichi juvenil.

 

Su debut con el Real Madrid fue el 12 de diciembre de 2010. Hubo vaivenes, partidos buenos y malos. Sin embargo, sus pocas participaciones no permitían que Morata demostrara su nivel completo.

 

Por esta razón emigra a la Juventus en 2014. Sus goles con el equipo italiano serían constantes y definitorios en algunos casos. El más importante de ellos lo hizo a su antiguo conjunto, el Real Madrid, donde los eliminó de las semifinales de la Champions League.

 

 

Con la Selección española, Morata tiene una deuda pendiente. Debutó en partido de clasificación para la Eurocopa de 2016 contra Bielorrusia. Su primer gol fue contra Ucrania. Por otro lado, su historial con la selección de España juvenil es más amplio. Fue campeón de la Europa sub-19 y goleador del torneo.

 

Madrid vio nacer a este delantero nato un 23 de octubre de 1992. Se le bautizó con el nombre de Álvaro Borja Morata Martín Madrid. Sus piernas salieron como de cañón por esos disparos que solo él puede hacer. Además, se mueve en la cancha como un conejo, y aparece y desaparece como fantasma por lo que sus goles son inesperados.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo