Pogba, un chico normal…

Por: Carlos Humberto García.

 

«La juventud es feliz porque tiene la capacidad de ver la belleza. Cualquiera que conserve la capacidad de ver la belleza jamás envejece.»

Franz Kafka.

 

Paul-Pogba

 

Dizque el chico normal. A sus 21 años, Paul Labile Pogba se autoproclama el chico normal. Mediocampista de la Juventus de Turín, correcaminos, acróbata y prodigio. Paul Pogba creció viendo a Pelé y Garrincha después del desayuno en lugar de Bugs Bunny.

 

Con la pelota como una extremidad de su cuerpo, Pogba consumió su infancia en el fútbol, normal: “Era tremendo Pelé, marcaba con la derecha, con la izquierda, de cabeza, nada se le resistía. ¡Y Garrincha! Con esa pierna que arrastraba, qué fintas y qué regates. Volvía locos a todos”, exclama Pogba en entrevista para La República.

 

Imitándolos, el pequeño francés nacido en Lagny Sur Marne el 15 de marzo de 1993, jugó con el US Roissy en Brie. El proceso fue común, sabía jugar al fútbol y había que mostrarlo. Su llegada al equipo de US Torcy fue insignificante, el equipo Le Havre arrebató al muchacho de sangre guínea de su filas. Acertada decisión.

 

Con Le Havre, Pogba llegó a la final del Campeonato estatal pero la pierde. Aun así, Paul fue un líder nato y eso llamó la atención de los buitres del dinero. Manchester United pregunta por el chico pero por debajo de la mesa toma de la mano al francés.

 

Le Havre demanda a los “Red Devils” y después de tanto merequetengue, Paul Pogba es fichado por el United el 6 de octubre de 2009, a sus 16 años.

 

“La pioche”, como le apodan algunos por su manera de picar el balón, comenzó jugando para categorías inferiores. Había oro en esa mina. 19 partidos y 7 goles provocaron que Sir Alex Ferguson subiera al equipo titular a Pogba. Fue un 31 de enero de 2011 que Paul debuta en el fútbol profesional; salió de cambio al minuto 72´por el mexicano Javier Hernández.

 

Mostrado al mundo en pocas ocasiones, Pogba firmó el 3 de agosto de 2012 con la Juventus. El sueño continuaba, ser como Ronaldo: “Me encantaba su manera de celebrar los goles levantando un dedo. Daba la sensación de que podía hacer todo lo que se propusiera”, comenta Paul.

 

Dos meses más tarde, Pogba anota su primer gol, al Napoli. El franchute se adaptó rápidamente al esquema de la Juventus y obtuvo 5 goles en sus primeros 30 partidos. Para 2013, el Golden Boy es suyo, una distinción al mejor futbolista sub 21 del año.

 

Su apodo tras verlo jugar fue Il nuovo Vieira, porque como mediocampista parece hacer de todo, empero también ahí está su debilidad: pierde balones con facilidad y algunas veces no suele encontrar espacios para llevar a cabo una jugada.

 

A pesar de ello, con su selección ha disputado todos los partidos de las categorías sub. Llegó a la mayor de Francia el 22 de marzo de 2013 y fue convocado por Didier Deschamps para el Mundial Brasil 2014.

 

Actualmente es mangoneado por clubes como el Paris Saint Germain y el Real Madrid pero Paul Pogba es un chico normal: “Soy un chico normal. Lloro, río y de vez en cuando hasta voy al baño.”

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo