Descartan expertos del GIEI incineración de estudiantes normalistas

informe
Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Imagen Youtube.

 

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desestimó la incineración de los 43 desaparecidos de la normal rural “Raúl Isidro Burgos”, en el basurero de Cocula, el pasado 26 y 27 de septiembre de 2014.

 

“Los muchachos no fueron incinerados en el basurero de Cocula”, aseguró Francisco Cox, integrante del Grupo de Expertos. Por ello, “este evento tal y como ha sido descrito (por la PGR) no pasó”, concluyó.

 

La conclusión derivó de la información recabada por el experto en ciencias del fuego, José Torero, graduado en la Universidad de Berkeleyt, quien visitó el basurero donde se presume fueron incinerados los normalistas.

 

Cox señaló que según las estimaciones de Torero, el aire libre es el ambiente “más ineficiente” para realizar cremación de un cuerpo, ya que es poco el porcentaje de energía que el fuego dedica para consumir el objeto, pues la energía se extiende hacia los lados producto del aire.

 

Para quemar un cuerpo, abundó el experto, se necesitan 700 kilos de madera o 130 de neumáticos durante 12 horas. Por tanto, para incinerar 43 cuerpos es necesario utilizar 30 mil 100 kilos de madera o 13 mil 300 kilos de llantas por 60 horas.

 

Al confrontar dichos elementos con la declaración de unos de los presuntos responsables, quien afirmó que estuvieron en el basurero por 16 horas, Cox sentenció, “con base en esta investigación científica, el GIEI descarta esa afirmación”.

 

Toreo puntualizó que la altura de la llama habría alcanzado siete metros y el humo una altura de 300 metros, hecho que podría ser visible para los habitantes de Cocula, sobre todo recordando que los inculpados sostuvieron estar hasta las 16:30 horas del 27 de septiembre.

 

Cox destacó que el graduado por la Universidad de Berkeley visitó el basurero de Cocula el pasado 12 de junio, de lo cual derivó que ni la vegetación ni la zona sufrieron el daño esperado por la supuesta quema de más de 40 cuerpos.

 

Limitaciones en la investigación de la PGR

 

Para Torero, las indagatorias científicas y técnicas llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República (PGR) fueron limitadas para una investigación de este tipo, “por lo que sus conclusiones son erradas y en muchos casos no emergen de la evidencia material y de su posible interpretación”.

 

El otrora Procurador de la PGR, Jesús Murillo Karam, señaló que la “verdad histórica” derivó de 487 dictámenes periciales, 386 declaraciones y dos reconstrucciones realidas en el lugar de los hechos.

 

Sin embargo, los expertos de la CIDH señalaron que los estudiantes no fueron incinerados en el basurero de Cocula.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo