Renovar a la UNAM, el reto de Alcocer

uno

 

Si de apostar se tratara, los momios marcharían a favor de él. Sin embargo, sobre su espalda pesa una carga que podría inclinar la balanza: es señalado como favorito del Gobierno Federal para dirigir la UNAM. Es Sergio Alcocer Martínez de Castro, el participante que busca, según su proyecto de trabajo, renovar, innovar y llevar a la vanguardia académica a la universidad sin olvidar su compromiso social.

 

El anuncio sorprendió a muchos aunque no a sus colaboradores más cercanos: dejaría su posición como subsecretario para América del Norte, en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para regresar a la academia y contender por la rectoría de la UNAM.

 

Su proyecto, disponible en la página de la Junta de Gobierno –órgano facultado para designar al nuevo rector para el periodo 2015-2019-, se basa en seis ejes que buscan “la transformación gradual y prudente de la UNAM para que sea una de las mejores universidades públicas del mundo”.

 

El primero de los puntos pretende que los procesos educativos estén en constante renovación, a través de planes de estudio, metodologías y técnicas de aprendizaje flexibles, que permitan la movilidad y “acordes con el desarrollo de las disciplinas y sus aplicaciones en el mercado laboral”. Esto, señala el documento, permitirá dotar a los alumnos de capacidades para resolver problemas del “mundo dinámico” y facilitar “la inserción de los egresados en la vida ciudadana y profesional”.

 

En cuanto a la investigación, Alcocer plantea un plan que fortalezca los polos de investigación de la UNAM. En cultura, tratará de “implantar una iniciativa de institucional a los derechos humanos, cultura de la legalidad y ética”.

 

Antes de ser subsecretario de la SRE se desempeñó como coordinador de Innovación y Desarrollo en la UNAM. Su programa de trabajo busca impulsar a la universidad como líder en la innovación y emprendimiento, a través de la vinculación de ésta con su entorno, los sectores sociales, las instituciones de Educación Superior y otras organizaciones académicas del país y del mundo.

 

Los seis ejes estratégicos se articularán con temas como atención a jóvenes, igualdad de género, fomento a las ciencias y humanidades y seguridad a la comunidad universitaria. En cuanto al aumento de la matrícula, el ex director del Instituto de Ingeniería, señala que se podría dar a través de modalidades semipresenciales.

 

La carga: su pasado como subsecretario peñista

 

Para un sector de la comunidad universitaria, Alcocer es visto como el candidato de Presidencia, debido a su pasado como subsecretario de la SRE. Además, es señalado como parte del grupo de José Narro, quien como rector lo designó Secretario General.

 

Durante casi cuatro años, Alcocer fungió como segundo al mando de la UNAM hasta que en abril de 2011 fue designado como subsecretario de Planeación Energética y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Energía (SE), en el mandato de Felipe Calderón Hinojosa.

 

Tiempo después, regresaría a la UNAM como coordinador de una nueva dependencia hasta que en diciembre de 2012, una vez que Enrique Peña Nieto llegó al poder, José Antonio Meade lo designara subsecretario para América del Norte, posición clave en la política exterior mexicana, pues tenía entre sus encomiendas las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, principal socio comercial del país, y Canadá.

 

Finalmente, el pasado mes de agosto renunciaría a la SRE, a pesar de ser barajeado como posible Embajador de México en Estados Unidos. Entre sus ojos tenía su siguiente objetivo: la rectoría de la UNAM.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo