Infantino, nuevo presidente de la FIFA

fifa
Infantino, nuevo presidente de la FIFA. Foto: Cortesía del FIFA.

Gianni Infantino es el nuevo presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA). El suizo famoso por organizar los sorteos de la Champions League, es el noveno hombre que dirigirá los destinos del máximo órgano del balompié mundial y es quien ha dado fin a la era Blatter.

 

Pero su elección trae consigo una responsabilidad mayor: cambiar el rostro de un organismo sumido en el descrédito por la corrupción y el excesivo control de poder en una persona. Los retos son inmensos para un hombre que busca “devolver al centro de todo al futbol”.

 

Abogado de profesión, Infantino carga como uno de sus recientes éxitos la creación del fair play financiero en la UEFA. La medida que busca reducir la diferencia entre los equipos europeos se ha visto como una forma de minimizar las distancias futbolísticas entre los clubes con mayores y menores presupuestos. Y ese acierto es obra del suizo.

 

Su llegada traerá consigo un mayor acercamiento entre la UEFA y la FIFA, pues Infantino trabajó como secretario general del organismo y era la mano más cerca de Michel Platini.

 

La elección del nuevo presidente inició con la renuncia de Tokyo Sexwale. Llegó la primera ronda. Infantino alcanzó 88 sufragios, seguido de Salman Bin Ebrahim Al Khalifa con 85 y Ali Bin Al Hussein con 27. Jerome Champagne quedaría descalificado al obtener una escasa cantidad de votos.

 

Después, el suizo alcanzó 115, cifra que le permitió sellar el triunfo y su ascenso a la máxima silla de la FIFA.

 

“Vamos a luchar entre todos para que el futbol vuela a la FIFA y viceversa, para que volvamos a hablar del balón y no de temas extradeportivos”, declaró Infantino tras asumir la presidencia.

 

Tres serán los pilares que sustenten su trabajo en el organismo. El primero de ellos es reformas estructurales y gobernanza, donde ha quedado establecido que el presidente sólo podrá estar hasta tres periodos de cuatro años en el poder; además, se contará con asesores independientes para salvaguardar la integridad del órgano y darle más autoridad, credibilidad y legitimidad.

 

El segundo es la democracia y participación, donde llama la atención su propuesta de un mundial con 40 selecciones para el año 2016. El tercero es desarrollo del futbol. Llevar el deporte a más países y apoyarlos con recursos.

 

“Quiero contar con todos ustedes para que el futbol vuelva a ser el protagonista como se merece, recuperar el respeto de todos con trabajo, dedicación, transparencia y democracia”, finalizó Infantino, el suizo que busca cambiar a la FIFA.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo