Conocían policías locales, federales y ejército, ataques contra estudiantes: GIEI

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) dio su último informe donde aseguró que durante los hechos ocurridos la noche del 26 la madrugada del 27 de septiembre, policías municipales, federales y militares tuvieron conocimiento de los movimientos y ataques a los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa.

 

El segundo informe, titulado Ayotiznapa ll Avances y Conclusiones, indica la existencia de un Mezcala, la madrugada del 27 de septiembre, donde participaron varios hombres armados.

 

Para el GIEI, se creó una “coordinación certera” entre esas policías para generar un “círculo de control” contra los autobuses de los estudiantes.

 

El grupo de expertos aseguró que la línea del quinto autobús no debe cerrarse dado que existe una discrepancia entre el camión que salió de Iguala no es el mismo que reportó la PGR durante sus investigaciones. Por ello, recalcaron, es necesario verificar plenamente la identidad del chófer, pues hasta el momento, sólo se mantiene como presunto conductor del bus.

 

Mencionaron que tanto policías municipales, federales así como miembros del 27 batallón, siempre tuvieron información de las actividades que realizaron los normalistas durante todo el día a través del C4.

 

Durante su intervención, Ángela Buitrago explicó los hechos se realizaron en una zona geográfica mayor señalada en el primer informe y en el expediente de la PGR.

 

El recuento de los hechos

Buitrago recordó que el primer ataque se realizó a 10 kilómetros del cruce de Santa Teresa, contra el autobús de los Avispones. Un segundo fue contra los familiares de los jugadores y un tercer ataque se dio contra el autobús de los futbolistas.

 

Los militares respondieron, agregó, con indiferencia ante las solicitudes de apoyo de los heridos, ya que no era su jurisdicción y, por tanto, no podían intervenir.

 

Recalcó la participación de elementos de la Policía de Huitzuco, así como de agentes de la Policía Federal. Señaló que es indispensable reforzar la línea de investigación de traslado de 14 estudiantes a la comandancia de Iguala.

 

Para Buitrago es necesario abundar en la hipótesis del quinto autobús, pues la declaración del chófer, quien señala que salió junto con los estudiantes de la central y fue la policía quien los agredió, contrasta con la presentada por la PGR que, parece, es de otro chófer.

 

“Hay elementos para afirmar que alguien, que no son los estudiantes, está mintiendo sobre los detalles de la existencia de esa unidad”, recalcó.

 

Poca colaboración por parte de autoridades

Si bien tras la extención del mandato la PGR se mostró colaborativa, la actitud cambió a inicios de año, destacó Claudia Paz y Paz. La integrante del GIEI recordó que a un mes de finalizar su trabajo, no se había cumplido con el 50 por ciento de sus solicitudes. Y fue hasta hace una semana cuando, sin su presencia, se desahogaron 65 entrevistas a implicados.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo