Mujeres denunciantes de tortura sexual exigen justicia por caso Atenco

El 3 y 4 de mayo quedó grabado en la memoria de San Salvador Atenco con la huella de la represión. Aquel día, fuerzas federales ingresaron al poblado mexiquense, tras el bloqueo que horas antes los habitantes habían realizado en la carretera federal Texcoco-Lechería.

 

El enfrentamiento, que incluyó la participación de más de mil 500 efectivos, dejó como saldo la muerte de dos menores de edad, la detención de 217 personas. De este total, 47 mujeres reportaron agresión sexual por parte de los policías federales y locales. Mientras 26 más señalaron agresiones al momento de ser ingresadas al Cereso, donde, a la par, nunca fueron atendidas conforme a su derecho.

 

Por ello, a 10 años del hecho, 11 mujeres denunciantes de tortura sexual, “no cesan su lucha por la verdad, justicia y la erradicación de la tortura sexual en México como técnica para desmovilizar, reprimir o fabricar culpables´”, destacó el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, a través de un comunicado de prensa.

 

Cabe recordar que las 11 mujeres acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para demandar al Estado mexicano por tortura sexual, donde actualmente se discute el caso y si se comprueba su responsabilidad, el tema pasará a la corte Interamericana de Derechos Humanos donde, en 2009, México fue condenado por los casos de Inés Fernández y Valentina Rosendo.

 

El organismo señala que esperan que su caso siente un precedente para avanzar hacia un país libre de tortura. A pesar de la vinculación de un grupo de policías, peritos y funcionarios al proceso penal, recalca, se ha evitado investigar la responsabilidad de la cadena de mando.

 

El recuento

Fue el 22 de octubre de 2001 cuando el entonces titular del ejecutivo, Vicente Fox Quesada, anunció la construcción del Nuevo Aeropuerto de Texcoco, el cual incluía la expropiación de más de 5 mil hectáreas en los municipios de Atenco, Texcoco y Chimalhuacán.

 

Tras el anuncio, ejidatarios y miembros de la comunidad de Atenco formaron el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT). Sobrevino una serie de manifestaciones, bloqueos en carreteras y enfrentamientos con fuerzas federales, hasta que el 1 de agosto de 2002 se dio marchar atrás a la construcción del aeropuerto; aunque el hostigamiento a los pobladores no cesó.

 

El 3 de mayo de 2006, ya con Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México, decenas de policías de Texcoco y de la entidad impidieron que ocho floricultores se instalaran en la plaza municipal, con lo cual inició un enfrentamiento. En ese momento, miembros del FPDT se encontraban ahí, pero terminaron atrincherados en una casa particular.

 

Ante el hecho, alrededor de 150 habitantes de Atenco bloquearon la carretera federal Texcoco-Lechería, a la altura del kilómetro 27, para exigir la liberación de sus compañeros. La respuesta fue un operativo policiaco que incluyó a policías federales y estatales. Uno de los primeros saldos del enfrentamiento fue la muerte, por un proyectil de policías, del joven Javier Cortés Santiago.

 

Después, al filo de las 18:00 horas, policías antimotines ingresaron al domicilio de los agricultores para tomar a los miembros del FPDT que permanecían atrincherados. Ya, en la noche, el entonces secretario de Gobierno mexiquense, Humberto Benítez Treviño, dio a conocer la detención de 31 integrantes del frente, entre ellos el líder Ignacio del Valle.

 

La noche fue tensa, pues federales “resguardaron” los accesos al poblado. Para las 04:00 horas del 4 de mayo, policías federales y estatales ingresaron al municipio al mando de mil 500 efectivos. Tras una hora de enfrentamientos, cateos y golpeos, Atenco era resguardado por los elementos policiacos.

 

El operativo dejó como saldo la detención y tortura de 217 personas, de las cuales 47 eran mujeres agredidas sexualmente; además de cientos de heridos entre menores de edad, extranjeros y personas ajenas al movimiento.

Atenco1
El recuento de Atenco. Imagen: Centro Pro.

 

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo