Confirma EAAF identidad e indicios de tortura en asesinato de de Julio César Mondragón

Confirma EAAF identidad de Julio César Mondragón. Imagen: Especial.
Confirma EAAF identidad de Julio César Mondragón. Imagen: Especial.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) presentó sus conclusiones sobre el dictamen del caso de Julio César Mondragón, uno de las seis personas asesinadas el pasado 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, donde confirmó la identidad del estudiante y señaló que la causa de su muerte se dio por un traumatismo craneoencefálico producto de un golpe por instrumento contundente.

 

Asimismo, señaló la existencia de “un número considerablemente mayor de traumatismos en tejido óseo y en tejido blando” en la cara, cráneo, cuello y tórax. Además de por lo menos 12 costillas fracturadas, dos vértebras dorsales y una lumbar que no se habían reportado con anterioridad.

 

En concordancia con el informe presentado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el EAAF dijo que “no se encontraron lesiones compatibles con el paso de proyectil de arma de fuego”.

 

En el caso del desprendimiento del rostro de Julio César Mondragón, el equipo argentino agrega que “presenta por un lado huellas de actividad de fauna, como señaló la primera autopsia, pero también presenta áreas con sospecha de intervención de instrumento cortante”. Sin embargo, por el tiempo transcurrido y el estado de los restos no fue posible ahondar más en este aspecto.

 

Las conclusiones emitidas por el EAAF, abunda el comunicado, indican que la línea de investigación de existencia de tortura es prioritaria y debe agotarse por parte de las autoridades.

 

La intervención del EAAF se dio por solicitud de los familiares del joven y de sus representantes legales, por lo que con la autorización del juez correspondiente se llevó acabó la exhumación de los restos, mismos que fueron entregado a los peritos argentino y de la Procuraduría General de la República para su estudio, mismo que se llevó a cabo ante observadores de la CNDH.

 

Después, se realizó una reinhumación, el 12 de febrero de 2016, para la toma de muestra de análisis genético para fines identificatorios. Finalmente, las conclusiones fueron entregadas al Juez del fuero local de Guerrero, para su integración en la causa penal por el homicidio.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo