Dark Souls II, un reto de la vieja escuela que te atormentará

dark-souks-ii

Dark Souls II es particularmente polémico, ya que nos presenta un verdadero reto pues está inspirado en la vieja escuela, aquella en la que de un golpe puedes morir sin importar que el enemigo que tienes en frente sea el primero o el jefe final. Es un juego que no es apto para personas que se frustran al primer intento y dejan el mando después de ver el legendario “Game over”.

 

Fue un juego que abandoné tres veces debido a mi inexperiencia, ya que al estar considerado como un RPG de acción, nos permite escoger ya sea entre un mago, un caballero, un guerrero, un espadachín, un bandido, un clérigo, un explorador o un marginado (con este último se logra acabar el juego en nivel 1 conseguirás grandes recompensas).

 

Todos ellos con una distribución de atributos orientadas para ataques frontales o a distancia. En lo particular, escogí a un bandido, quien es el más difícil de usar ya que tiene armas pequeñas, además de necesitar un timming de precisión milimétrica. Posteriormente jugué con un espadachín que por su nivel de vida moría rápidamente; después usé a un guerrero que, por sus atributos, me permitió avanzar y terminar por primera vez el juego.

 

Las mecánicas de este título son lo primero en lo que notarás grandes dificultades, puesto que los juegos actuales nos han malacostumbrado a ir como todo un “rambo” haciendo frente a todos los enemigos, sin importar en qué dificultad estemos, haciendo que lo único en lo que nos enfoquemos sea en hacer la mayor cantidad de daño posible sin preocuparnos por nuestra salud.

 

Sin embargo, aquí sufriremos, pues hasta el enemigo más pequeño puede debilitarnos, por lo cual, la paciencia es “la virtud” principal que debemos tener en este juego, sobre todo para poder estudiar a los enemigos, y de esta manera, neutralizar sus ataques en el momento justo para atacar sin descuidarte, y al mismo tiempo, poder analizar tu entorno, puesto que éste facilitará o dificultará tu camino.

 

Y si creían que ya había hablado sobre la peor parte, pues no, compañeros, es sólo el inicio. Después de cada muerte el juego te castiga con un látigo para que aprendas de tus errores, limitando tus habilidades, entre ellas, y una de las más importantes, tu barra de salud, puesto que ésta puede llegar hasta la mitad si no consumes efigies humanas, consumible que es difícil de conseguir.

 

Trataré de darles una pequeña introducción a la gran historia de este juego, ya que su empresa desarrolladora, From Software, es una compañía que se caracteriza por darnos ideas vagas y en órdenes aleatorios sobre la trama, por lo que cada experiencia de juego será única, dependiendo de qué tanto explores los mapas, de qué forma interactúas con los NPC (Personajes No Jugables) y de tu propia interpretación tanto de la historia como de los finales que existen.

 

En esta historia encarnaremos a un “no muerto” y somos “los portadores de la maldición”, por lo cual no tenemos una idea clara sobre nuestro pasado, situación que nos hace deambular por las tierras sobre las que recuperamos la conciencia.

 

En nuestro andar encontraremos a la Heraldo Esmeralda, personaje que nos ayudará a iluminar el camino para llegar a enfrentar nuestro destino, y de esta manera, conseguir la salvación de los humanos o continuar con el proceso de cubrir a la humanidad con la obscuridad. Par ello pelearemos contra cíclopes, calaveras, dragones, caballeros y muchos otros enemigos que tratarán de frenar nuestro camino hasta el Rey Vendrick y Nashandra.

 

Para profundizar un poco más en la historia, puede visitar en el siguiente enlace:

http://es.darksouls.wikia.com/wiki/Historia_de_Dark_Souls_II

 

En lo particular, les aconsejo seguir las guías de PowerBazinga en Youtube, por si quieren comprender mejor el juego y ver qué tan difícil es en realidad para todos ustedes.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo