Panamá vs México, un partido con sabor a futuro clásico

Panamá vs México, duelo con sabor a clásico. Especial.
Panamá vs México, duelo con sabor a clásico. Especial.

Panamá recibirá a México en el segundo juego del hexagonal final para Rusia 2018. La historia entre ambas escuadras ha vivido momentos álgidos que parecen crear una rivalidad con tintes de clásico. Desde la disputa por el repechaje a Brasil 2014, hasta la reciente eliminación de los centroamericanos en la Copa Oro, canaleros y tricolores llegan con viejas cuentas por saldar.

 

Ambos equipos debutaron con triunfo y esperan dar un salto más a la consecución del boleto para la máxima competición de selecciones nacionales. Se espera un juego cerrado, intenso y ríspido, donde la calidad individual decante la balanza a favor de alguno de los equipos.

 

Juan Carlos Osorio busca confirmar el buen momento de su conjunto, luego del triunfo obtenido en Columbus. Se espera que el once tricolor sufra modificaciones, tras las bajas de Andrés Guardado, Carlos Salcedo y Carlos Vela. Mientras Hernán Darío Gómez sabe que un triunfo los catapultaría no sólo al liderato del hexagonal, sino daría un golpe de autoridad ante el equipo que considera “va ir al mundial”.

 

La historia

En eliminatorias, canaleros y tricolores se han visto la cara en seis ocasiones. El balance es positivo para el cuadro mexicano, pues tiene cuatro triunfos y dos empates. Sin embargo, no gana en territorio centroamericano desde el 2000, cuando un gol de Miguel Zepeda les dio el triunfo por 0-1.

 

El último duelo eliminatorio se dio en el estadio Azteca, cuando una chilena de Raúl Jiménez dio vida a México en aquel bochornoso hexagonal de Brasil 2014. El resultado más abultado entre ambos es un 7-1 a favor de los tricolores. Mientras sólo en una ocasión, ambas porterías se han quedado sin goles, el 7 de julio de 2013 en el Rommel Fernández.

 

La rivalidad tiene su punto más álgido en 2013, cuando la Copa Oro de ese año los midió en dos ocasiones. La primera de ellas en la fase de grupos, donde el cuadro entonces dirigido por Julio Dely Valdés venció a José Manuel de la Torre por 2-1. La dosis sería repetida en las semifinales de dicho torneo, con lo cual, México regresaba a casa (con tintes de descomposición en su juego colectivo), y Panamá terminaría como subcampeón de la competición.

 

Después vendría el hexagonal final rumbo a Brasil 2014. En Panamá, México se diluyó entre la inoperancia y la pérdida del juego colectivo. Al final, el partido terminaría con empate a cero y visos de un equipo tricolor descompuesto y con serios problemas para ganar.

4

Trago de vida con sabor a chilena

La noche del 11 de octubre será recordada por uno de los mejores goles mexicanos en la cancha del estadio Azteca. Aquella noche, Raúl Jiménez no sólo le dio el triunfo al equipo tricolor, también lo dotó de vida cuando la sombra de la eliminación se cernía sobre la grama del coloso de Santa Úrsula.

 

En el hexagonal final de Brasil 2014, el estadio Azteca se había convertido en un territorio que aterraba a los seleccionados mexicanos. De los cinco juegos disputados ahí, el conjunto tricolor empató tres, perdió uno y ganó uno; además, sólo anotó tres goles y en tres duelos no marcó ni una anotación.

 

El duelo ante Panamá era el más importante, al ser el penúltimo del hexagonal. Un triunfo dotaría de aire a un conjunto con serias amenazas de quedar eliminado del mundial de Brasil. Los canaleros arribaron a México con el deseo de repetir la hazaña de Honduras (que ganó 2-1 en el Azteca) y, de paso, acercarse al repechaje mundialista.

 

Corría el minuto 39’, cuando una pared en el área grande visitante entre Javier Hernández y Oribe Peralta, terminaría en gol anotado por el entonces jugador santista. México ganaba y parecía aclarar su camino rumbo a Brasil 2014.

 

Después, México dominó y estuvo cerca de marcar el segundo tanto, pero Hernández falló un penal cometido sobre Javier Aquino. Panamá vivía y el equipo tricolor se hundía en la desesperación. Al 80’, los visitantes silenciaron al Azteca, cuando Tejada entró al área, encaró a Guillermo Ochoa y definió sobre un resquicio.

 

El resultado parcial alejaba a México de la clasificación directa y lo ponía a expensas de lo que Panamá hiciera en el último juego del hexagonal. Cuando parecía que México sumaría su quinto juego sin ganar en el Azteca, Fernando Arce metería un centro que Raúl Jiménez controlaría en el área grande para realizar una chilena “de otro partido”; el balón terminaría en el fondo, en una de las mejores estampas mexicanas en aquel hexagonal de pesadilla.

Un minuto, la diferencia

La tensión era palpable. Como pocas veces, Panamá acariciaba un mundial. Su triunfo parcial de 2-1 sobre Estados Unidos lo colocaba en el repechaje de Brasil 2014; además, se daba el lujo de eliminar al otrora gigante de la Concacaf, México.

 

Mientras la euforia invadía el Rommel Fernández, gracias al gol de Luis Tejada; en Costa Rica, México se hundía en la desesperación. Entonces, aparecería el minuto que cambió la historia de ambas selecciones.

 

Era el 91, cuando Graham Zusi empató el juego. Un minuto después, al 92’, Aron Jóhannsson sepultaría las esperanzas panameñas y extendía la vida de México. Un minuto, la diferencia.

La polémica

México se medía ante Panamá en las semifinales de la Copa Oro 2015. El partido presentó pocas opciones para anotar, los tricolores lo intentaron una y otra vez, pero su inoperancia se convirtió en seria amenaza de quedar eliminados del torneo.

 

Al 57’, Román Torres adelantaría a los centroamericanos. Al 89’, el árbitro del juego marcaría un penal poco claro a favor de México. Tras la polémica y amenaza canalera de abandonar el campo, Andrés Guardado empataría el partido y lo mandaría a tiempos extra. En dicha instancia, otro penal sepultaría la esperanza panameña. El tricolor terminaría como campeón del torneo.

https://www.youtube.com/watch?v=rPxeFCYdQXk

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo