¡Splatterhouse es una bomba!

¡Este juego es una bomba! Literalmente es brutalidad pura, con litros y litros de sangre y sarcasmo. Aquí podrás destripar a tus oponentes, golpeándolos hasta el cansancio. El humor ácido/negro que hay en los diálogos que nuestro protagonista mantiene con la entidad que vive en la máscara; los comentarios que recibes al morir, o las animaciones de los finishers que te sacarán una que otra risa, son otro atractivo importante de Splatterhouse.

Splatterhouse, una bomba. Especial.

La historia recae en Rick, un adolecente que por azares del destino es asesinado junto a novia por el doctor Henry West. Dentro de la mansión encontrará una entidad que vive en una máscara, quien se nos presenta como un dios que irónicamente se hace llamar “el único dios que por el momento te escucha y está dispuesto a ayudarte”.

 

Obviamente la ayuda no es gratis, por lo que posteriormente veremos cuál es el interés que tiene esta entidad al apoderarse del cuerpo de Rick, quien, en consecuencia, consigue fuerza sobre humana y se le concede una segunda oportunidad para salvar a su novia. Al terminar el juego veremos el desenlace que tiene esta historia de amor que, como ya se imaginarán, no es lo más importante.

 

El juego es un beat’em up en el que te debes desplazar de izquierda a derecha sorteando oleadas de enemigos (tanto en formato 3D como 2D), además de utilizar armas que te encuentras en el camino (estacas, tuberías, machetes, cierras eléctricas armas de fuego o las extremidades de algunos de tus enemigos), aunque en la mayoría del juego los enemigos son abatidos a puño limpio.

 

Cualquier recurso es válido para masacrar a tus enemigos y así obtener recursos (litros de sangre) para poder mejorar tus habilidades, entre las que destaca el modo ira o desatado, en el que por unos instantes degollarás fácilmente a tus enemigos con dos garras que te salen de cada brazo (estilo Wolverine) y otro modo en el que te salen picos del cuerpo y drenas sangre de tus enemigos.

 

Dificultad: el juego ofrece tres niveles que son blandengue, salvaje y brutal, ésta última realmente desafiante, ya que los enemigos quitan demasiada vida y en las escenas en las que te rodean los enemigos tendrás que hacer uso de tu habilidad para recuperar vitalidad.

 

Controles: constan de dos botones, Y: golpe fuerte y X: golpe débil; el gatillo RT sirve para correr y RB para esquivar, el gatillo RB sirve para activar la habilidad especial, contamos con un agarre para los finishers que es B y A para saltar.

 

Sonido: Cuenta con buenos efectos de sonido, pero su fuerte es la banda sonora, que invirtieron y consiguieron la licencia de uso de varios temas de metal, rock y música alternativa para musicalizar esta aventura. Sin duda, uno de sus puntos más fuertes.

 

Modos de juego: historia con 12 capítulos y el modo arena, en el que se te presentan retos específicos a cumplir en los diversos escenarios por los que pasaste en el modo historia.

 

Haciendo un balance general, es un juego recomendable que te dará aproximadamente 10 horas de juego, con la opción de rejugabilidad por las distintas dificultades; y si el carisma de sus personajes llega a viciarte, te hará conseguir todos los logros/trofeos del juego, como lo fue en mi caso y así se prolonga hasta 25 horas de diversión. Sin duda, todos los fanáticos del gore tienen que jugarlo.

Título del juego: Splatterhouse.
Año de lanzamiento: 23 de noviembre de 2010.
Empresa desarrolladora: Namco Bandai.
Disponible para Xbox360, PlayStation 3.
Género: Beat’em Up.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo