El chofer que miraba como Clint Eastwood (al ritmo de Paty Cantú)

Era un viaje normal en autobús hasta que mis audífonos dieron su último suspiro. Que mis audífonos mueran en el momento menos repentino y me priven de escuchar canciones de T. Rex, David Bowie y Lou Reed, es un episodio recurrente para un melómano como yo. Con resignación, retiré los auriculares de mis oídos y me puse escuchar la sinfonía de la ciudad, o más bien, la sinfonía del bus en el que viajaba.

Conversaciones sobre maridos, el chismorreo de unos adolescentes, las risas de un señor que veía vídeos en internet. Pero pronto, los acordes de una melodía llegaron a mis oídos, la voz de la señorita Paty Cantú salía de la radio del camión.

En pocos segundos fui testigo de la increíble habilidad de la señorita Cantú para hacer felices a muchos citadinos. Las señoras que iban atrás de mi dejaron de hablar de las miserias de sus esposos para escuchar la canción. Una púber, de unos dieciocho años, sentada junto a mí, empezó a hacer un performance digno de “The X Factor” (canto y coreografía incluidos). Hasta el chofer empezó a mover la cabeza al ritmo de las frases de la cantante pop.

Esta última imagen, me dejó perplejo, por su singularidad: el chofer del camión era un tipo rudo, de unos cuarenta años, con un bigote al estilo Zapata y una personalidad de un protagonista de la película “Sangre por sangre”.

La extravagancia del cuadro hizo que me quedará perplejo, observando la escena por varios segundos, hasta que el chofer notó mi atención en él. Me miró directamente a los ojos y enfocó con la precisión del viejo Clint Eastwood, en esas películas del género Western que lo hicieron famoso.

En ese punto me sentí intimidado y empecé a mover el cuello para formar parte del encanto de la melodía de Paty Cantú. La mirada de Eastwood se deshizo en un segundo. Me miró y sonrió (¡increíble!) con aprobación.

Han pasado varios días desde este episodio  y mi mente sigue sonando:

«…. No quiero un hombre de cuento,

No busco alguien perfecto…”
Creo que la voy a descargar a mi celular.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo