Aquino ilumina a México y le da su primera victoria en Confederaciones

Javier Aquino se convirtió en el héroe de la noche mexicana en Sochi. El extremo tricolor generó las dos jugadas que dieron la victoria al equipo de Juan Carlos Osorio sobre Nueva Zelanda.

México tuvo dos caras. La del primer tiempo fue de dudas, de incompatibilidad en la oncena presentada en el campo y fallas en el sector defensivo; lo cual fue aprovechado por Nueva Zelanda, equipo que basó su esfuerzo en el corazón y juego aéreo. La segunda, de intensidad y velocidad en los pies de Aquino.

En los primeros minutos, Nueva Zelanda intentó aprovechar su capacidad en el juego aéreo. Durante los primeros 15 minutos tuvo tres ocasiones de gol, pero en todas ellas, encontró a un encumbrado Alfredo Talavera. México intentaba dar visos de capacidad ofensiva, pero el medio campo y la delantera no lograban establecer conexiones.

Sin conexión entre el medio campo y la ofensiva. Foto: FIFA.

La más clara fue para el campeón de Oceanía. México perdió la pelota en la salida, Wood, el delantero oceánico, quedó frente a Talavera, pero su disparo fue desviado por el arquero mexicano; la banca tricolor reclamaba una falta, pues Salcedo estaba tendido en el piso por un fuerte golpe en el hombro derecho.

La pelota y ocasiones de peligro tenían un solo nombre: Nueva Zelanda. México no se encontraba, parecía que las rotaciones, nuevamente, estaban afectando el accionar tricolor. La alineación del día presentaba ocho cambios, una escuadra totalmente diferente a la que debutó en Confederaciones.

Al 42′, Nueva Zelanda sorprendió a propios y extraños, tras aprovechar un error en el despeje de Néstor Araujo; el central de Santos dejó el esférico a merced de Lewis, quien filtró a Wood, para que el delantero venciera a Talavera. El campeón de Oceanía ganaba y con justicia.

Wood deja tendido a Talavera y adelanta a su equipo. Foto: FIFA.

Lo mejor que le pudo pasar al equipo de Juan Carlos Osorio fue el final del primer tiempo.

Aquino resuelve el difuso juego mexicano

México vivió una revolución en el vestidor. El equipo se transformó y salió a comerse a un rival que los había superado en el primer tiempo. Giovanni Dos Santos estuvo cerca, pero su disparo salió por encima del arco.

La onza fue de Javier Aquino, quien realizó un túnel sobre la banda izquierda, enganchó al centro y sobre el pico del área grande, cedió a Marco Fabián, el ex jugador de las Chivas tocó para Raúl Jiménez. El ‘9’ giró y sacó un potente disparo que venció al portero neozelandés.

Festejo eufórico de Jiménez tras lograr el empate. Foto: FIFA.

México empataba y revivía gracias a la velocidad y desequilibrio de Aquino. Pero el vendaval tricolor no terminó por desatarse.

Sin embargo, la historia del partido tendría reservado un lugar para Javier Aquino. El extremo felino volvió a volar por la banda izquierda y sobre la línea final sacó un trazo que halló a Peralta; el delantero tricolor disparó de primera y marcó el segundo para México.

Gol de Aquino que anota Peralta. Foto: FIFA.

En 20 minutos, el cuadro tricolor resolvía un juego que se le había complicado por sus propias desatenciones.

México sacó el triunfo y dio un paso importante en camino a las semifinales del torneo. Empatado con cuatro unidades con Portugal, definirá su pase frente al anfitrión, Rusia.

 

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo