Un fresco y delicioso curado de avena servido en un tarro puede ser una bebida muy reconfortante para el alma.

De una tradición prehispánica, este brebaje ha recobrado popularidad en los últimos años y aún quedan muchos establecimientos mejor conocidos como pulcatas o pulquerías, donde se puede ir a degustar de un buen pulque.

Participa

Comenta y únete al vuelo