Akai

la sangre

lleva puesta

una diadema

de agua y tierra

 

es sed

 

azulejo de yerba

inmaculado

 

le cuesta galopar adentro

 

una mujer

en un cuarto

 

sobre su sombra

se mira

 

“calla

que la

entraña

grite sin boca”

 

espejo en un cuenco

 

la tiza del crepúsculo en su rostro

 

dardos

que bailan

entre el eco

 

un enjambre de oscuridad

en su espalda

 

el entrecejo

de una grieta colorada

 

se adormecen

los talones

en la palidez

de la violencia

 

un pétalo

en forma

de manecilla

 

colapsa

 

huele

a hierro húmedo

 

todas las puertas enrojecen

 

un lirio de infinitas raíces

despierta sobre el azulejo

 

aquella mujer

ya no es una sombra

 

es el alba

  • author's avatar

    Por: Aldo Vicencio

    (Ciudad de México, 1991) Poeta y ensayista, estudió la Licenciatura en Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es autor del poemario Piel Quemada: Vicisitudes de lo Sensible, recientemente publicado por Casa Editorial Abismos, y fundador del colectivo de poesía Naufragio. Su obra ha sido publicada en diversas revistas literarias en México, como Círculo de Poesía, La Piedra, Opción del ITAM, La Rabia del Axolotl, La Cigarra, El Septentrión, Rojo Siena, y en diversas publicaciones hispanoamericanas, como Digo.Palabra.txt de Venezuela, Enfermaria 6 de Portugal, La Galla Ciencia de España, y la revista penúltiMA, entre otras. Ha sido incluido en la antología española Nueva Poesía y Narrativa Hispanoamericana del sello editorial Lord Byron, en 2016. En agosto del mismo año, intervino en la presentación del escrito Poesía de la Inmersión: Ensayo manifiesto, en el Centro Cultural Bella Época del Fondo de Cultura Económica, en la Ciudad de México, y en marzo de 2017 participó en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán, en la ciudad de Mérida, Yucatán

  • author's avatar

  • author's avatar

    A la sombra del jardín
    Eco de lumbre

    Ver todos estos posts del autor

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo