Lashenka, el Metro y un mural en Garibaldi

El metro. El gran y versátil metro. Contiene un microuniverso reservado para aquellos que realmente quieran mirar. Tiene pizzerías, panaderías, cafés internet, murales, obras de arte, espejos, monumentos, mosaicos, luz y oscuridad; ricos y pobres; niños y ancianos; morenos y güeros; guapos y feos; altivos y humildes.

Habitan en él  todos los estilos de personas: chacas y punks; fresas y rockerillos; andrajosos y Godínez; monjas y drags; doctores y analfabetas.

En el metro chilango convive todo aquello que podría considerarse opuesto (aunque realmente no lo es tanto. Todos somos personas, todos sentimos y sufrimos).

Y el metro es de los pocos, sino es que el único lugar que te permite observar tanta diversidad junta, tanta diversidad encerrada de manera subterránea, que es interesante de observar y que es aún más bella de fotografiar.

Y es aquí donde tomé el retrato de mi amiga Lashenka, en un mural de la estación Garibaldi. Espero les guste, y les anime a voltear la próxima vez que se encuentren en una estación, con la intención de buscar un poco de aquel microuniverso que no disfrutamos por ir en la prisa, y en el infernal calor.

  • author's avatar

    Por: Alejandra Saman

    Un día entendí que la fotografía era un momento que no acaba nunca. Y ese día hice como 100 disparos en el intento de inmortalizar todo, incluida yo.

    El hecho que algunas culturas crean que por medio de una cámara se les roba el alma, tuvo más sentido, e incluso también algo de magia.

    Ya tomaba fotos con mi Nikon, pero oprimir el obturador con esa certeza fue diferente. Capturé, entonces, paisajes, amigos y lugares, tratando de mostrar la forma en que estos se presentaban para mí, en un intento de que mi mirada traspasara los siglos, volviéndose eterna.

    Y comprendí, entonces, otras formas de mirar, e incluso me cuestioné ciertas técnicas fotográficas, o hasta la ética dentro de la fotografía. Llegué a la conclusión de que, a pesar de todo, no siempre es bueno disparar el obturador. Pero cuando se dispara, hay que tener una certeza: tu mirar ha quedado plasmado para siempre.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Un pedacito de Tlanepantla
    Fragmento

    Ver todos estos posts del autor

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo