Tigres y Monterrey empatan (en goles y expulsiones) en la #FinalRegia

El primer capítulo de la #FinalRegia concluyó con empate en el marcado y en expulsiones. Tigres y Monterrey no se hicieron daño y definirán al campeón del futbol mexicano el próximo domingo en la cancha de los Rayados.

El partido fue dominado mayoritariamente por los felinos, quienes buscaron y estuvieron más cerca de llevarse una ventaja al juego de vuelta, pero fallaron en el último toque y ni Enner Valencia ni André Pierre Gignac estuvieron finos.

Pese al dominio de los Tigres, fueron los Rayados quienes se adelantaron en el marcador. Tras un cobro de tiro de esquina, Nicolás Sánchez conectó la pelota y Nahuel Guzmán no pudo detener el remate débil que terminó en el fondo delas redes.

Monterrey pegaba primero ante la molestia de la zaga felina. El gol trajo a colación los errores que Guzmán suele cometer en finales. La pasada temporada, dos errores suyos fueron capitalizados por la delantera de Chivas y que permitió que, posteriormente, el cuadro rojiblanco se coronara como campeón.

Herido, Tigres se abalanzó en busca del empate, dejando espacios que Monterrey buscaba aprovechar mediante la velocidad de Avilés Hurtado, Rogelio Funes Mori y Dorlán Pabón. Fue éste último quien estuvo cerca de marcar el segundo gol, pero Guzmán lo evitó al detener la pelota con el pecho.

Al minuto 25’, Valencia cayó dentro del área y el árbitro decretaría penal. Las protestas rayadas quedaron silenciadas cuando el silbante le entregó la pelota al delantero ecuatoriano, quien buscaba anotar su tercer tanto en la presente liguilla.

Foto: Twitter, @LIGABancomerMX.

Valencia tomó la pelota. Miró con frialdad a Hugo González -quizá mayor a la que se sentía en El Volcán-. Y se alistó al cobro. Corrió. Se detuvo. Y conectó la pelota con la suavidad del empeine, como lo hizo Antonín Panenka en la final de la Eurocopa de 1976.

González se venció y la pelota entró tranquila, como si hubiera sido acariciada por el delantero ecuatoriano.

El Volcán explotó y alentó desde sus tribunas a un equipo que quería marcharse de casa con ventaja en el marcador.

Para el segundo tiempo, Tigres tomó las riendas del partido y fue más peligroso. Gignac y Valencia estuvieron cerca del segundo tanto pero fallaron en el último toque. Por su parte, Monterrey se refugió en la defensa de su gol y en el deseo de definir todo en casa, estadio en el que permanecen imbatibles en la liguilla.

Las emociones volvieron a la cancha cuando al 75’ Vangioni se fue expulsado por una fuerte entrada sobre Ismael Sosa. El árbitro lo amonestó por segunda ocasión y tuvo que marcharse del encuentro. Sin embargo, a dos minutos del final, Hugo Ayala también vio otro tarjetón preventivo y se vio obligado a abandonar el campo.

Tigres y Monterrey empataron en el primer duelo de la #FinalRegia y definirán todo el próximo domingo. El norte y la Liga MX aún buscan monarca.

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo