El amor en 10 canciones para dedicar este 14 de febrero

El 14 de se acerca. Y con él muchas dudas. ¿Qué le regalaré a esa persona especial? ¿Será el momento de declararle mi interés a quien me trae con la cabeza en Saturno?

Si estás pensando en expresarle a esa persona todo lo que sientes. Aquí te dejamos estas 10 canciones elegidas por Diana y Juan.

Vis a vis

Leiva ya es parte de playlist de vida y uno de mis artistas favoritos, así que no podía faltar una de sus canciones entre mis tracks con motivos románticos predilectos, sobre todo porque la forma en que este músico-poeta concibe el amor me parece extraordinaria, en el sentido más literal. “Vis a vis” habla de un amor al mismo tiempo necio y frágil, de un amor inquebrantable, pero libre. Posiblemente mi canción favorita del madrileño (y la canción favorita de él también); recomiendo cien por ciento la versión acústica.

Amasijo de huesos

Sidecars es una multipremiada banda madrileña surgida en 2006 y “Amasijo de huesos” es el más reciente sencillo de su álbum Cuestión de gravedad. Sin duda, estos tíos se han convertido en una de mis bandas favoritas y particularmente esta canción me tiene loca, pues me parece una oda no sólo a la belleza exterior que nos atrae de una persona, sino a la admiración intelectual que nos puede llegar a despertar para convertirse en una de las formas más completas del amor.

Tú sí sabes quererme

Nunca he sido fan de Natalia, pero ahora que ha dado un giro bohemio a su música se me ha vuelto imposible no escucharla. Esta rola llegó a mi vida en el momento justo para volverme la más cursi y dedicarla, así que ahora guarda un significado muy especial para mí y para ese hombre que “sí sabe quererme”.

Siete notas de amor

Interpretada por el trío Los Panchos, esta canción representa, para mí, uno de los más grandes amores y quizá la mayor tristeza que he sentido hasta ahora: con ella despedimos a mi abuelo el día de su muerte. Siempre que la escucho es como si él me hablara y me recordara que pase lo que pase, sigue acá conmigo.

Dame lo que hay

Montevideo es una banda mexicana a la cual considero uno de mis grandes hallazgos musicales de los últimos años. Alex Soto, vocalista de la banda y compositor, logra trascender el plano de lo romántico a través de las letras de sus canciones, pues nos demuestra que el deseo también nace a partir del oído. Esta rola en su versión acústica es mi favorita de ellos y les garantizo que si la escuchan, se quedan con el ritmo el resto del día.


Hay algo que no sabes

Cuando estaba pensando en las cinco canciones para recomendar, me di cuenta que éstas podrían ser de un solo artista: Edgar Oceransky. Hay algo que no sabes expresa perfectamente ese sentimiento que la persona querida genera en uno: ternura, felicidad, pasión, pensamientos de futuro, el TODO expresado en una sola, enigmática y oculta palabra: amor.

Te quiero

Tres minutos y cincuenta y un segundos bastaron para expresar la maravilla de decirle “Te quiero” a la persona deseada. Esas dos palabras que, en esta canción de Marwan, reunen las razones y sinrazones de contar con la certeza de haber encontrado a quien tanto se buscaba.

Y si te quedas, ¿qué?

De pronto, una voz se aventura en busca de una afirmación que signifique el inicio de una aventura. Y pregunta. Y espera la respuesta. Y se da cuenta que, a veces, sólo falta decir sí.

Y sí, también tiene su versión salsa:

Voy a volver a quererte

Existen relaciones que a veces necesitan un respiro, un momento en el que ambas personas replanteen sus presentes y futuros. Y si en esa reconfiguración se contempla el resurgir, es ahí cuando se puede decir: voy a volver a quererte. Porque es válido volver a esperar, a querer, a saber bien besar y “dejarte indicada la estrella nuestra de siempre”.

Brazos de Sol

Esta canción, escrita por Alejandro Filio, nos recuerda por qué hay que hablar amor aunque ya esté “trillado”. Y es que cada momento con la persona querida es, quizá, la prueba más fehaciente de que la felicidad sí puede materializarse en la tierra.

Así que cada vez que te digan que ya está “trillado” de amor, recuérdales que “nunca han probado la noche en sus brazos de sol”.

Y ahora, un extra

Ésta no es una canción, sino un videopoema: “La historia de los Amores Imparables”, de Marwan. Sólo escribiré esto: “Me equivoque o no, para mí eres eso, la calle que conduce a la felicidad”

Participa
NameE-mailWebsiteComment

Comenta y únete al vuelo