Continúa la exigencia de justicia por Valeria en Nezahualcóyotl

“Valeria tenía 11 años, estudiaba el sexto grado de primaria, su papá decidió subirla  a una combi para protegerla de la lluvia, mientras él pedaleaba la bicicleta en la que había ido por ella a la escuela. El conductor de la combi aceleró y el papá de Valeria perdió de vista la combi con su hija a bordo. Valeria ya no volvió a su casa.” Con estas palabras, Diana Betanzos, comenzó su pronunciamiento de los hechos respecto al asesinato de Valeria Teresa Gutiérrez Ortiz.

Diana y otros vecinos de la colonia Benito Juárez, lugar donde encontraron el cuerpo de Valeria, aseguran que la familia de la infante informó inmediatamente a las autoridades sobre la desaparición de su hija y exigieron que la buscaran. Sin embargo, recibieron como respuesta “seguro se fue con el novio”.  

También hay inconformidad con el ministerio público de la localidad por no haber publicado la Alerta AMBER el mismo día en que se denunció la desaparición de Valeria.

“Fuera gobierno cómplice” y “¿Qué haces Eruviel?”, fueron algunas de las consignas en la marcha por Valeria. Foto: Aideé López Rivera.

La indignación por el asesinato de Valeria, y el de otras mujeres, ha provocado manifestaciones y marchas en el municipio de Nezahualcóyotl, en los días siguientes al viernes 9 de junio, día en que encontraron a la niña sin vida.

Este domingo 11 de junio, habitantes del municipio, personas procedentes de otras partes de la ciudad y miembros de organizaciones como el Grupo de Acción Revolucionaria, se reunieron en la entrada a la plancha del Palacio Municipal de Nezahualcóyotl, para gritar una misma consigna: ¡Justicia para Valeria, ni un feminicidio más!

Entre las acciones de protesta que realizó todo el contingente estuvieron el lanzamiento de globos blancos, a medio día, como despedida a Valeria; la pinta de la banqueta y de algunas paredes con consignas contra los feminicidios en el Estado de México; el cierre por algunos minutos de la avenida Chimalhuacán y, por último, la marcha que partió del Palacio Municipal y terminó en la calle La Zandunga, en el lugar exacto donde abandonaron la combi con el cuerpo de Valeria.

Exigencias de justicia por Valeria. Foto: Aideé López Rivera.

Durante la manifestación del pasado domingo, policías advirtieron a los presentes que no hicieran más daños a las instalaciones; como respuesta, los manifestantes respondieron “hay una niña violada y asesinada, Valeria Teresa Gutiérrez, eso sí es un verdadero daño, nos indigna y no nos vamos a callar”. Con lo anterior los asistentes dejaron claro su coraje y su determinación para exigirle justicia al gobierno municipal.  

Los vecinos de Nezahualcóyotl aprovecharon la presencia de medios de comunicación locales para expresar su desacuerdo con la manera en que opera la ruta 40, misma que Valeria utilizó por última vez el jueves 8 de junio, pues aseguran que frecuentemente los usuarios son víctimas de hechos violentos.

También se quejaron de que algunos medios de comunicación no cumplen su trabajo de investigar, informar y ayudar a exigir justicia cuando suceden este tipo de delitos. “Queremos que nos apoyen desde el principio, que nos ayuden a encontrar a los desaparecidos y a los responsables y no que nada más vengan a hacer su nota amarillista cuando las personas ya fueron asesinadas”, es lo que dijo una madre de familia.

Se tiene previsto que el lunes 12 de junio se realice otra marcha para exigir la suspensión de la ruta 40 y el castigo al responsable del delito. La cita es a las 10 de la mañana en calle Paloma Negra, esquina con calle Rancho Grande.

Con pintas y marchas, habitantes de Neza y organizaciones civiles exigieron justicia para Valeria. Foto: Aideé López Rivera.

Palabras de despedida que Diana Betanzos le escribió a Valeria y que compartió con todo el contingente en la calle La Zandunga, sitio donde fue llamado el cuerpo de la menor.

“Valeria, no quiero pensar en esos últimos momentos que no te debieron ocurrir jamás, eras tan pequeñita y lo único que ahora puedo sentir es que este mundo asesino no te merecía. Lo único que quiero pensar es que ahora tienes alas hermosas y llenas de colores bonitos, que no sufrirás más y que  las que nos quedamos aquí lucharemos con todo nuestro dolor y con toda nuestra rabia hasta el final. Hasta que ya no podamos más, para que ninguna niña nos sea arrebatada por el simple hecho de haber nacido mujer, para que ninguna niña viva con miedo por el simple hecho de ser mujer, para que ninguna niña se sepa en peligro por el simple hecho de ser mujer. Descansa pequeña Valeria, que aquí no descansaremos hasta acabar con este estado feminicida y patriarcal.” 


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Promover la lectura como motor de vida: 13° Tianguis de libros en CU

Un libro puede salvarte la vida

13° Tianguis de libros en CU
Del 7 al 11 de noviembre, Ciudad Universitaria es sede del 13° Tianguis de libros. Foto: Aideé López Rivera.

Esta semana, el 13° Tianguis de libros de Ciudad Universitaria es sede de varias actividades que promueven la lectura como una manera de resistencia ante la compleja situación social y económica que se vive en el país. Con la afirmación “un libro puede salvar una vida”, la Brigada para Leer en Libertad, organizadora del evento en conjunto con la UNAM, transmite la esperanza de vivir mejor si nos apropiamos del aprendizaje que los libros nos dejan al recorrer sus páginas.

 

Los esfuerzos de muchas personas que están seguros que las presentaciones culturales logran cambios benéficos en la población mexicana se ven reflejados al asistir al Tianguis de libros que comenzó el lunes 7 y será levantado el viernes 11 de noviembre. Estos días, la explanada oriente de la Torre II de Humanidades tiene un ambiente acogedor y atractivo para los que quieran pasar a escuchar música en vivo, acudir a las presentaciones de libros, participar en diálogos culturales y disfrutar del olor a libros viejos y nuevos.

Un libro puede salvarte la vida.
>>Un libro puede salvarte la vida. Foto: Aideé López Rivera.

 

Durante la jornada del miércoles, a la una de la tarde, las reflexiones se enfocaron a enriquecer el pensamiento con la lectura para comprender las situaciones difíciles que viven personas de todo el mundo y que, finalmente, no están alejadas de las nuestras. Los libros nos hacen tomar conciencia de la realidad y, a su vez, enfrentar su crudeza con la magia de trasladarnos. Así lo expresaron Salvador Vázquez y Ezra Alcázar durante la presentación del libro ¿Puedes vivir con un dólar al día?, del periodista italiano Giovanni Porzio. Al final de la presentación, cada asistente recibió como obsequio un ejemplar de la obra cortesía de la brigada Rosa Luxemburg Stiftung y personas que suman sus esfuerzos a la distribución gratuita.

 

A las dos de la tarde, Paco Ignacio Taibo II hizo una amplia reflexión sobre la situación laboral de nuestro país y enlazó experiencias de la crisis actual con historias del movimiento anarcosindicalista de Cataluña, entre 1917 y 1923. De ese movimiento y sus vivencias habla su libro Que sean fuego las estrellas. El escritor ennobleció el poder de la lectura al mencionar el derecho y la obligación que todos tenemos de construir nuestra propia historia con lo que vivimos y lo que leemos.

Paco Ignacio Taibo
Paco Ignacio Taibo II reflexionó sobre la situación laboral de nuestro país, a través de su libro “Que sean fuego las estrellas.”. Foto: Aideé López Rivera.

El Tianguis de Libros es parte de las ferias de libros que se han llevado a cabo este año por conducto de la Brigada para Leer en Libertad. La presentación de libros y su distribución gratuita son atractivos principales pero los objetivos van más allá de adquirir un libro, pues en este espacio se incentiva a los asistentes a compartir sus libros, invitar a sus seres cercanos a leer y permitir que una historia mejore su entorno. No se trata sólo de leer, se trata de valorar esa acción como un tesoro que da vida.

Ofrenda en La Merced, mujeres que no olvidan (Galería)

14881222_10209822009379723_1669506106_o

El asesinato de una mujer, ¿reduce su gravedad, o el dolor de sus seres queridos se vuelve irrelevante, cuando la víctima es una sexoservidora? La respuesta debería ser “no”, a partir de los pronunciamientos de instituciones como la ONU, en su artículo 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, pero, sobre todo, porque se espera que se defienda el derecho a la vida de todos los seres humanos por igual.

 

Sin embargo, el sistema de justicia de México no suele aplicar los mismos procesos penales para todos los habitantes. La discriminación está presente en la defensa de los derechos de grupos que, a causa de la misma, han sido clasificados como vulnerables. Uno de estos grupos son las sexoservidoras.

 

Por ello, en La Merced, un grupo de sexoservidoras tomaron una calle del barrio de La Merced, desde 1992, para dedicar una ofrenda a sus compañeras caídas bajo un solo mensaje: “¡Porque al mundo no le sobran vivos ni le faltan muertos, ni un feminicidio más!”.

 

Este año, la calle Las Cruces fue cubierta de flores, prendas, frutas y voces de sexoservidoras que se expresaron en contra de la violencia a la que han sido sometidas. Además, colocaron “una ofrenda como reclamo de vida y de memoria”, leyó una de las mujeres mientras terminaba la tarde del 28 de octubre. Momentos más tarde, realizaron una procesión para exigir respeto a su oficio.

14895421_10209822037380423_1908113993_o

Aunque el coraje e indignación no dejaron de estar presentes, la ofrenda fue también “un gesto de amor y tradición”, así lo dijo una mujer que ayudó con la decoración de las mesas.

 

Las irregularidades legales que existen en prácticas como la prostitución, la trata de mujeres en zonas como La Merced y la inseguridad, se han tomado como temas delicados e incómodos que a nadie en concreto le precisa resolver.

 

Pero esto no debería ser pretexto para dejar impune el homicidio de una mujer, de un ser humano. Y es que estamos acostumbrados a escuchar y aceptar la justificación de asesinatos en nombre de religiones, ideologías o trabajos; lo que, a su vez, hace que aumente la intolerancia social y la indiferencia y nos hace olvidar que, indirectamente se está cometiendo un crimen social de aprobar o justificar la violación al derecho primordial de todo ser humano: la vida.

 

Galería:

Fotos y texto: Aideé López Rivera