Arrested Development en tiempos de Trump

Ya que se me ha confiado la tarea de recomendar series (y de sentir que así sirven de algo las horas, días, semanas que he pasado viéndolas), pensé en hablarles de una que en su concepción se pensó como una sátira de la familia Bush, cuando George W. era presidente de Estados Unidos (2000-2008).

La serie se estrenó en 2003 e inicialmente contó con 3 temporadas, lo cual –para sus fans hardcore- fue una vida muy corta. Tanto, que se convirtió en una serie de culto al grado que Netflix la revivió en 2013 con una cuarta temporada.

La trama gira en torno a la Familia Bluth, adinerada y totalmente desconectada de la realidad. Los personajes son excéntricos, egoístas, insensibles e incluso racistas y discriminatorios; repito, es una sátira. Y si la recomendación va con referencia a Mr. Trump, es porque hoy en día la encuentro igual de relevante que en su estreno (los estoy viendo, familia Drumpf1), esto pensando en la discriminación, el racismo no tan sutil contenido ocasionalmente en la serie y ese estereotipo de familia blanca gringa adinerada e intolerante. Ya saben, como la que habita la Casa Blanca, same old ‘Murica.

El personaje principal es el primogénito, Michael Bluth –interpretado por el encantador Jason Bateman-, a quien pintan como el miembro de la familia que tiene los pies más cerca del suelo, aunque nunca lo pisa completamente. Les diré que para mí el elenco funciona de maravilla, realmente da profundidad a los personajes, más allá de la narrativa superficial que son sus vidas. Tienen a Jeffrey Tambor como el patriarca George Bluth (¿cachan el nombre?), a Jessica Walter, Tony Hale, Will Arnett, Portia de Rossi, David Cross, a un joven Michael Cera (pre-banda y pre-fotos sosteniendo un pepino gigante) y a una de mis actrices jóvenes favoritas: Alia Shawkat. Todos dan vida a la familia Bluth a partir del arresto del padre por fraude financiero mediante la compañía familiar; aunque luego se le suman algunos cargos más graves y divertidamente exagerados.

Además, tienen a Ron Howard como narrador que sin duda es el elemento que une todas las piezas. Realmente le da un toque brillante a la serie.

Una de las cosas que inmediatamente me viene a la mente al hablar de este programa es su humor tan inteligente. A lo largo de las primeras tres temporadas hay un sinfín de bromas que se repiten y tienen continuidad con una coherencia perfectamente lograda; los running gags que les llaman. De hecho, al verla en repetidas ocasiones, se advierten de manera anticipada giros en la trama que estuvieron frente a una/o todo el tiempo. Y es que la serie es de una agilidad tremenda. Incluso, sé de comentarios y críticas a la misma porque “es difícil seguirle el ritmo”. Personalmente, no lo veo de esa manera, sino como una narrativa que reta a sus espectadores y que agradezco porque eso la hace poco predecible y jamás aburrida, además de estúpidamente graciosa.

La cuarta temporada, la primera producida por Netflix, perdió parte de su encanto. Simple y llanamente me parece soporífera; muchas de las bromas o punch lines se sienten forzadas y para nada a la altura de las temporadas originales, pero puede ser que esto sea por el hype que despertó al darse a conocer que la compañía de streaming la traería de vuelta a la vida. Y es que cuando las expectativas son muy altas, es complicado llenarlas. Si no, pregúntenle a los fans de “Gilmore Girls” (o pregúntenme a mí, que ahí estoy incluida).

Actualmente, se encuentra en producción la 5ª temporada de la serie, nuevamente bajo el sello de Netflix y con su reparto original. Habrá que tener la mente abierta y esperar lo mejor. Sino, siempre tendremos las primeras tres temporadas que, por mi parte, van altamente recomendadas.
La serie la pueden encontrar en su totalidad en Netflix.

Star Wars: The Last Jedi presenta su primer tráiler

Los fanáticos de Star Wars presenciaron el primer adelanto del octavo episodio de esta saga: Star Wars: The last Jedi. El tráiler se presentó a nivel mundial durante el show del medio tiempo del partido de la NFL entre Chicago y Minnesota.

Durante los 2:29 minutos, se aprecia un fiero combate entre las naves de la Resistencia y la Nueva Orden. A la par, se nota a personajes icónicos de la saga como la Princesa Leia o Luke Skywalker; así como las nuevas caras de la saga: Rey, Finn, Kylo Ren o la enigmática figura de Snoke.

Star Wars: The Last Jedi se estrenará el próximo 15 de diciembre.

 

Rodrigo Prieto, el mexicano nominado al Oscar por Silence

Cuando tenía 11 años, Rodrigo Prieto moldeaba figuras de plastilina y las filmaba con su cámara de ocho milímetros. Hoy se convirtió en el único mexicano nominado en los Oscar 2017 por su trabajo en Silence de Martin Scorsese. El fotógrafo competirá en la categoría de Mejor Fotografía frente a ante Bradford Young (Arrival), Linus Sandgren (La La Land), Grieg Fraser (Lion) y James Laxton (Moonlight).

 

Silence

Una foto publicada por Rodrigo Prieto (@rpstam) el

 

Egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica, Prieto ha colaborado con directores de la talla de Martin Scorsese (Silence y El lobo de Wall Street), Oliver Stone (Wall Street: Money Never Sleeps), Pedro Almodóvar (Los abrazos rotos) y Alejandro González Iñárritu (Amores Perros, Babel, entre otras).

 

El fotógrafo mexicano obtiene su segunda nominación al Oscar, luego que en 2006, la Academia reconociera su trabajo por Secreto en la montaña.

 

En caso de ser reconocido con el galardón, Prieto extendería el dominio de México en dicha categoría, tras los tres premios consecutivos por Emmanuel Lubezki en 2013 (Gravedad), 2014 (Birdman) y 2015 (El Renacido).

 

El trabajo de Prieto se puede disfrutar en 29 largometrajes, entre los que destacan Pasajeros (su último trabajo, 2016); El lobo de Wall Street (2013); Biutiful (2010); Babel (2006); Los abrazos rotos (2009); 8 Millas (2002); Amores Perros (2000), entre otras.

Prieto podría ser el onceavo mexicano con un Oscar. Foto: Festival de Morelia

México en los Oscar

Prieto podría convertirse en el onceavo mexicano reconocido con un Oscar. El primero de ellos fue Emile Kuri, en 1949, por Mejor Diseño de producción en la película The Heiress. Los últimos fueron Alejandro González Iñárritu, como Mejor Director, y Emmanuel Lubezki, en fotografía, por El Renacido.

 

Hasta el momento, el país ha recibido 64 nominaciones. Emile Kuri y Emmanuel Lubezki han sido los más nombrados, con ocho apariciones.

 

Los mexicanos con al menos un Oscar son: Alejandro González Iñárritu (4); Emmanuel Lubezki (3); Alfonso Cuarón (2); Anthony Quinn (2); Emile Kuri (2); Lupita Nyong’o (1); Eugenio Caballero (1); Guillermo Navarro (1); Manuel Arango (1); y Beatrice De Alba (1).

Da a conocer Academia nominados al Oscar 2017

Los nominados para los premios Oscar 2017 han sido dados a conocer la mañana de este martes. La Academia de Cine de Hollywood anunció las películas y actores que contendrán por la estatuilla el próximo 26 de febrero.

Éstas son las categorías y sus nominados:

 

Mejor Película

La La Land
Comanchería
La llegada
Hasta el último hombre
Lion
Fences
Figuras ocultas

 

Mejor director

Denis Villeneuve (La llegada)
Mel Gibson (Hasta el último hombre)
Damien Chazelle (La La Land)
Kenneth Lonergan (Manchester frente al mar)
Barry Jenkins (Moonlight)

 

Mejor actor

Casey Affleck (Manchester frente al mar)
Andrew Garfield (Hasta el último hombre)
Ryan Gosling (La La Land)
Viggo Mortensen (Capitán Fantástico)
Denzel Washington (Fences)

 

Mejor actriz

Emma Stone (La La Land)
Natalie Portman (Jackie)
Isabelle Huppert (Elle)
Ruth Negga (Loving)
Meryl Streep (Florence Foster Jenkins)

 

Mejor actor secundario

Mabershala Ali (Moonlight)
Jeff Bridges (Comanchería)
Lucas Hedges (Manchester frente al mar)
Dev Patel (Lion)

 

Mejor actriz secundaria

Viola Davis (Fences)
Naomie Harris (Moonlight)
Nicole Kidman (Lion)
Octavia Spencer (Figuras ocultas)
Michelle Williams (Manchester frente al mar)

 

Mejor película extranjera

Land of mine (Dinamarca)
A man called Ove (Suecia)
The salesman (Irán)
Tanna (Australia)
Toni Erdman (Alemania)

 

Mejor película de animación

Kubo y las dos cuerdas mágicas
Valliana
Mi vida de Calabacín
La tortuga roja
Zootrópolis

 

Mejor guión original

Taylor Sheridan (Comanchería)
Damien Chazelle (La La Land)
Yorgos Lanthimos & Efthimis Filippou (Langosta)
Kenneth Lonergan (Manchester frente al mar)
Mike Mills (20th Century Women)

 

Mejor guión adaptado

La llegada
Fences
Figuras ocultas
Lion
Moonlight

 

Mejor diseño de producción

La llegada
Animales fantásticos y dónde encontrarlos
¡Ave, César!
La La Land
Passengers

 

Mejor cortometraje de ficción

Timecode
Ennemis Interieurs
La Femme et le TGV
Silent Nights
Sing

 

Mejor canción original

“Audition (The Fools Who Dream)” (La La Land)
“Can’t Stop the Feeling” (Trolls)
“City of Stars”(La La Land)
“The Empty Chair” ( James Foley Story)
“How Far I’ll Go” (Vaiana)

 

Mejores efectos visuales

El libro de la selva
Rogue One: Una historia de Star Wars
Captain Amercia: Civil War
Kubo y las dos cuerdas mágicas (Laika)
Doctor Strange

 

Mejor documental largo

O.J.: Made in America (Ezra Edelman)
Life animated
13th
Fire at Sea
I Am Not Your Negro

 

Mejor documental corto

Extremis
Joe’s Violin
Watani: My Homeland
The White Helmets
4.1 Miles

 

Mejor edición de sonido

La llegada
Hasta el último hombre
La La Land
Rogue One: Una historia de Star Wars
13 horas: Los soldados secretos de Bengasi

 

Mejor cortometraje de animación

Blind Vaysha
Borrowed Time
Pear Cider and Cigarettes
Pearl
Piper

 

Mejor fotografía

Rodrigo Prieto (Silence)
Bradford Young (Arrival)
Linus Sandgren (La La Land)
Grieg Fraser (Lion)
James Laxton (Moonlight)

 

Mejor sonido

La llegada
Marea negra
Hasta el último hombre
La La Land
Sully

 

Mejor banda sonora

Jackie
La La Land
Lion
Moonlight
Passengers

 

Mejor montaje

La llegada
Hasta el último hombre
Comanchería
La La Land
Moonlight

 

Mejor vestuario

Aliados
Animales fantásticos y dónde encontrarlos
Florence Foster Jenkins
Jackie
La La Land

 

Mejor maquillaje

A Man Called Ove
Star Trek: Más allá
Escuadrón Suicida

El Demonio Neón o como reconcebir el horror en el cine

demonioneon

He escuchado a más de uno decir “El Demonio Neón no es para todos”. Difiero. A lo largo de casi dos horas de película, el esteticismo desarollado por Nicolas Winding Refn es ejecutado de forma aterradora y sublime a la vez; lo que hace de la película una pieza que, a diferencia de lo que muchos piensan, debería ser vista por todos debido a lo transgresora que resulta su mezcolanza como propuesta para una industria comercial. Para ser breves, un fenómeno que puede fungir como parte aguas en la forma de concebir el género del horror por parte del espectador.

A últimas fechas, la sociedad ha tratado de convencernos que la belleza no refleja superioridad ni poder. Vale la pena reflexionar, de ser lo anterior cierto, por qué a lo largo de la historia hemos encontrado grandes representantes (históricos y ficcionales) de íconos obsesionados con poseer la belleza hasta decretarlo como un don y un todo.

La película representa la industria del modelaje en sus más grandes ligas. Los Ángeles funge como esa inmensa ciudad cubierta de luces neón que, para más de uno de los personajes, se convertirá en el demonio que acabará con sus aspiraciones de vivir.

theneondemon-copia-660x374

Si quieres sentirte culpable por pedir un combo nachos extra grande, esta película lo logrará con creces. La belleza innata de Elle Fanning, dentro del papel de Jesse, una inocente aspirante a modelo, aunado a las grandes actuaciones no sólo de ella en el rol protagónico, sino también del restante elenco, te provocarán odiar a cada uno de los personajes.

Encontramos una ruptura argumental clara entre la primera mitad del filme y su desenlace. Un quiebre tan evidente que si no logramos adentrarnos por completo en el complejo universo que Winding nos proporciona, entonces será fácil perdernos en el mundo de la belleza hipnótica y lo innecesariamente grotesco. Hay que evidenciar que ambos polos únicamente representan la parte superficial de la película.

El Demonio Neón aún se encuentra en cartelera. No vamos a hondar en lo que ya todos sabemos: la experiencia de vivir las películas en el cine es completamente diferente a hacerlo en un dispositivo móvil o una pantalla en la comodidad del hogar. Los detalles en la fotografía, la propuesta plástica y los encuadres tan finamente cuidados valen la pena ser apreciados en todo el esplendor que el cine nos brinda.

El trailer:

A girl walks home alone at night

Por: Jorge Jaramillo Villarruel

A girl walks home alone at night

El cine de vampiros suele ser decepcionante, la figura de este monstruo ha pasado de ser un diabólico señor de la noche a un adolescente ridículo y mimado. En los últimos quince o veinte años, no han salido muchas películas de vampiros memorables, ya no hay vampiros entrañables. ¿Dónde está el nuevo Nosferatu, el nuevo Drácula? Al parecer, a muy pocos les interesa rescatar a esta figura oscura y contar una historia original.

Entre las excepciones, que sí las hay, aunque contadísimas, podemos recordar la cinta sueca ‘Déjame entrar’ (2008, Tomas Alfredson), que mostró un lado distinto del vampiro, desde la mirada de los niños, retratándolo como un ser sanguinario, pero racional, capaz de mostrar interés en otros seres.

En 2007, David Steele nos trajo ’30 días de noche’ (basada en el cómic de Steve Niles), que mostró a los vampiros como seres sanguinarios, racionales pero malvados. Su poder radicaba en dos cosas: Los números y la noche polar, que duraría todo un mes. Sin embargo, la mala dirección, un guión ridículo y una terrible fotografía (y dirección de arte, en general), hacen de esta cinta, que apuntaba para mucho más, una completa perdedora.

En general, el resto del cine de vampiros se divide entre comedias románticas con chupasangre (Crepúsculo) y películas de acción con monstruos (Underworld, Blade), que si bien cumplen con el objetivo básico de divertir, no tienen una gran aportación estética.

El año pasado, para placer de muchos, apareció la cinta A girl walks home alone at night (no hay planes para su estreno en salas de México), escrita y dirigida por Ana Lily Amirpour, producida en Estados Unidos, y hablada en persa. Se trata tanto de un romance de tintes punk como de un drama suburbano en una pequeña comunidad.

Filmada en blanco y negro, A girl walks home alone at night es un retrato de la soledad y la alienación. El vampiro no es tampoco aquí el monstruo terrible del pasado, pero tampoco, para nuestra buena suerte, es el típico ser atormentado que busca la redención a través de actos humanitarios. En el pequeño universo creado por Ana Lily Amirpour, la criatura no justifica su existencia y la película no desperdicia minutos explicando su naturaleza, sencillamente somos testigos de su hacer y sus interacciones con los seres humanos que conoce a su paso.

Ignorar de dónde viene o cuáles son sus motivaciones, añade un elemento de misterio, pero no sólo hay misterio en el vampiro, también desconocemos el pasado del resto de los personajes. El filme es así un atisbo a las tal vez insignificantes vidas de un puñado de seres tristes y abandonados, que poco o nada se preguntan sobre esa vida que les ha tocado vivir, limitándose a vivirla como quieren o, para ser más exactos, como pueden.

En un mundo de drogas y violencia, un vampiro no parece una figura muy aterradora. La apuesta de Amirpour no radica en generar terror en el espectador, sino empatía, incluso compasión, y lo consigue señalando la insoportable incertidumbre que existe cuando dos personas quieren acercarse pero no saben cómo hacerlo. Es también una mirada diferente al cine de horror, al que tanta falta le hace una renovación.