Ayotzinapa: las tristes lecciones

Juan Manuel Aguilar Antonio reflexiona sobre las lecciones que la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa ha dejado. Hoy se cumplen 3 años desde la desaparición de los jóvenes y, a la fecha, hay pocas respuestas, muchas dudas y mayor desconfianza hacia unas autoridades que dan la pinta de estar rebasadas.

Ayotzinapa: las tristes lecciones, será publicado en tres episodios. Éste, titulado “Lo cíclico de la historia y sus tragedias”, abunda sobre las similitudes que el caso de los 43 guarda con otro muy doloroso: la masacre del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas.

 Lo cíclico de la historia y sus tragedias

1.- 2 de octubre de 1968 y 26 de septiembre de 2014. Dos fechas relacionadas a pesar de una distancia de cuarenta y seis años. Casi medio siglo separa estos eventos, señalados como los más indignantes en la historia de México, y cuando se cae en una reflexión seria y concisa, basta igualar ambos hechos para denotar lo poco que ha avanzado el Estado mexicano en sus garantías y derechos para la ciudadanía.

Hace cuarenta y seis años, la clase media emergió y dio inicio a la democratización de México. La noción de ciudadano por fin dejaba de lado su carácter ambiguo que había ostentado durante casi siglo y medio de vida independiente, para despertar por medio de la convocatoria y contestación ciudadana (Fuentes, 1970).

No obstante, México era un país con un sistema político autoritario en el cual la democracia era una simulación desvergonzada (Cosío, 1976). Y el modelo no estaba a la altura de aceptar los cambios sociales y la apertura democrática que la nación reclamó. Al final, el primer gran símbolo de movilización de los mexicanos, sustentado en sus jóvenes e idealistas estudiantes, terminó en una masacre acontecida en la plaza de las Tres Culturas, en la que  el Partido Revolucionario Institucional (PRI) sepultó los sueños de transformar a México en una nación netamente democrática, en la que la participación social del pueblo se consolidara con una fuerza permanente para cambiar su realidad.

En aquel entonces, lo trágico y lúgubre del contexto mexicano recayó en el hecho de aceptar que era el mismo Estado quien atentaba contra su población. La masacre había provenido por instrucciones del Presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien por medio de su secretario de Gobernación, manchó con sangre aquel día para la posteridad.

Casi medio siglo después, la realidad mexicana en vez de mejorar se ha distorsionado de forma decadente. Los estudiantes de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, en Guerrero, una comunidad campesina de escasos recursos y de una ideología social disidente que se manifestaban de manera continua contra el gobierno, había decido trasladarse a la Ciudad de México para participar en la marcha que condena hasta nuestros días los acontecimientos de la jornada del 2 octubre. La tragedia nació cuando los estudiantes tomaban seis camiones con los cuales pensaban viajar a la capital del país, frente a eso, la respuesta que ejecutaron las autoridades fue la de utilizar a la policía del condado para atentar contra la integridad de los jóvenes y masacrar a seis en una noche. Pero el daño no termina ahí. Ya que días después, los medios de comunicación hacen pública la desaparición de 43 de los 57 normalistas que estuvieron implicados en los hechos. Lo más siniestro del evento: la última vez que fueron vistos estaba con la policía de la comunidad.

Frente a esa noticia la indignación creció, de la noche a la mañana desapareció Luis Abarca, el presidente municipal de Iguala, y su esposa, María de los Ángeles Pineda. Pronto, la prensa devela que la mujer del mandatario tenía nexos con el narcotráfico, en su encarnación titulada cartel de los “Guerreros Unidos”, y que ellos solicitaron el apoyo de la organización criminal para eliminar a los estudiantes. Lo preocupante de este evento: el asumir que hace cuarenta seis años sólo el presidente podía ordenar una matanza utilizando al ejército. Hoy esta acción ya está al alcance de cualquier mandatario local, que puede utilizar a su policía, e incluso, a grupos del crimen organizado para realizar una masacre.

En medio siglo los derechos de la ciudadanía no han mejorado en nada, y en contraposición, retroceden hasta sobrepasar los límites de la inmoralidad.

2.- Pero los hechos históricos y sus características cíclicas no sólo se han manifestado en la represión social del pueblo mexicano. También lo han hecho en su esfera contraria, es decir, en la ilusión del progreso y en la búsqueda por el desarrollo. Debido a que para los gobernantes de nuestro país la posibilidad del crecimiento de la economía y del nivel de vida de sus ciudadanos ha sido una buena moneda para vender como efigie para ascender al poder y legitimarse en él.

Hace veintiséis años, Carlos Salinas de Gortari llegó al máximo cargo político de nuestra nación con la promoción de modernizar al país. Por lo que cada día, durante el primer año de su gobierno, construyó esa ilusión que poco a poco un gran sector de la población acogió como factible. El neoliberalismo y el Tratado de Libre Comercio (TLCAN) eran los instrumentos para alcanzar ese ideal. Y al segundo año de su sexenio el presidente era ya una súper estrella entre la población. Con esa popularidad, pronto emprendió las reformas políticas y económicas que el país necesitaba para entrar al nuevo juego de la globalidad financiera (Centeno, 1994). Sin embargo, Salinas pecó en su optimismo y demagogia. Ya que derogó completamente las transformaciones sociales que México necesitaba. De hecho, la historia lo ha juzgado como uno de los más grandes personajes que han atentado contra la democracia.

Así, sin oposición o reclamos sociales por parte de la ciudadanía, Salinas gobernó como un emperador mexicano. Realizó todo lo que deseó y que el contexto nacional del México de finales de los ochentas e inicios de los noventas, le permitió (Doyle, 1992), a tal grado que se volvió el más grande genio maquiavélico de la política nacional. Sus métodos eran crudos y directos. No vacilaba en la obtención de lo que deseaba.

No obstante, aquel poder absoluto no podía durar. El abuso tiene un límite y Salinas lo conoció con el levantamiento armado del EZLN en Chiapas, en enero de 1994. El progreso económico del que tanto hizo promoción había sido edificado en pies de barro. Y todo fue la consecuencia de no incluir en un proyecto de desarrollo nacional al actor más importante: la gente. En tan solo seis meses perdió todo lo que intentó lograr en cinco años y la historia lo recuerda como el más grande de nuestros villanos.

Bajo esta perspectiva, la lección para el futuro sería: no cometer los mismos errores. Pero, Enrique Peña Nieto y su gabinete llegaron al mando del poder ejecutivo en la misma línea. Una serie de reformas económicas para potencializar y dinamizar el desarrollo del país en una completa sintonía con los dogmas neoliberales, paradigma económico que ha acrecentado en los últimos tiempos su impopularidad y su suprema capacidad para hacer más anchas las desigualdades sociales.

La repetición fue absurdamente igual. Transformar al país económicamente sin incluir a la sociedad civil en ese cambio. ¿Acaso no era visible que los problemas del México de 2012 eran más graves que en 1988? ¿Acaso no es fácil notar que un pueblo amenazado en lo más íntimo de su vida no le interesa las posibilidades de desarrollo sino está salvaguardada su seguridad humana?

Peña Nieto y su gabinete nunca convenció con sus reformas estructurales a la población. Él no conquistó al pueblo del mismo modo que lo hizo Salinas a pesar de los millones de pesos que gastó en publicidad y marketing político. Evadió el problema que más le interesaba a la gente a su arribó al poder: la seguridad. Y ahora ha pagado eso demasiado caro. Los 43 desaparecidos en Ayotzinapan se han convertido en la muerte de su sexenio. A partir de este momento, su ejercicio como Presidente de México no será más que una lenta agonía hasta el último día de su gobierno.

¡Vivos los queremos!, el grito contra la impunidad

La herida de la ausencia sigue abierta. Pero existe un grito que sigue luchando contra la impunidad. Aquellos 43 estudiantes normalistas son el recuerdo más doloroso de un país que le llora a sus desaparecidos.

El próximo 26 de agosto se cumplirán 35 meses de la fatídica noche del 26 de septiembre, donde la confusión, el miedo y la impunidad desaparecieron a 43 jóvenes en Guerrero.

México, su sociedad, sus familias, la historia, sigue  reclamando una explicación de los hechos que alejaron a estos jóvenes de sus familias.

El sexenio de Peña Nieto está por terminar y dejará una mancha imborrable en la memoria colectiva y no dejaremos de exigir justicia.


Más imágenes de la semana:

  1. Sueños perdidos
  2. Primavera en la ciudad
  3. El Carrito de los helados
  4. Noches de la ciudad
  5. El arte de reparar las bicicletas
  6. Puesta de sol en el río Pantepec
  7. Sonidos de saxofón en el Centro de la Ciudad
  8. #JusticiaParaValeria exigen en Nezahualcóyotl
  9. Inquietud, cansancio y resignación, la mirada de un hombre que protesta
  10. Rosas dan color al asfalto de la Ciudad de México

Confirma EAAF identidad e indicios de tortura en asesinato de de Julio César Mondragón

Confirma EAAF identidad de Julio César Mondragón. Imagen: Especial.
Confirma EAAF identidad de Julio César Mondragón. Imagen: Especial.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) presentó sus conclusiones sobre el dictamen del caso de Julio César Mondragón, uno de las seis personas asesinadas el pasado 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, donde confirmó la identidad del estudiante y señaló que la causa de su muerte se dio por un traumatismo craneoencefálico producto de un golpe por instrumento contundente.

 

Asimismo, señaló la existencia de “un número considerablemente mayor de traumatismos en tejido óseo y en tejido blando” en la cara, cráneo, cuello y tórax. Además de por lo menos 12 costillas fracturadas, dos vértebras dorsales y una lumbar que no se habían reportado con anterioridad.

 

En concordancia con el informe presentado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el EAAF dijo que “no se encontraron lesiones compatibles con el paso de proyectil de arma de fuego”.

 

En el caso del desprendimiento del rostro de Julio César Mondragón, el equipo argentino agrega que “presenta por un lado huellas de actividad de fauna, como señaló la primera autopsia, pero también presenta áreas con sospecha de intervención de instrumento cortante”. Sin embargo, por el tiempo transcurrido y el estado de los restos no fue posible ahondar más en este aspecto.

 

Las conclusiones emitidas por el EAAF, abunda el comunicado, indican que la línea de investigación de existencia de tortura es prioritaria y debe agotarse por parte de las autoridades.

 

La intervención del EAAF se dio por solicitud de los familiares del joven y de sus representantes legales, por lo que con la autorización del juez correspondiente se llevó acabó la exhumación de los restos, mismos que fueron entregado a los peritos argentino y de la Procuraduría General de la República para su estudio, mismo que se llevó a cabo ante observadores de la CNDH.

 

Después, se realizó una reinhumación, el 12 de febrero de 2016, para la toma de muestra de análisis genético para fines identificatorios. Finalmente, las conclusiones fueron entregadas al Juez del fuero local de Guerrero, para su integración en la causa penal por el homicidio.

Que te vaya bien, Francisco

Por: César Soto Morales

papaaciprensa
Que te vaya bien Francisco, aquí nos quedamos con el mismo gobierno esclavo del dinero, con nuestros muertos y nuestro sufrimiento. Tu visita ha servido de mucho para mostrar al mundo la clase de gobernantes que tenemos. Foto: ACI Prensa.

 

La visita de Francisco a la Ciudad de México, Ecatepec, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Morelia y Ciudad Juárez, fue muy significativa ya que son focos rojos del país, cada uno de ellos ha sido noticia de corrupción y violencia. Francisco ha ido justo donde la sociedad está más dañada, maltratada, olvidada.

 

Muchos le exigen que hable sobre Ayotzinapa, sobre los feminicidios, sobre los pederastas; pero Francisco no lo hace, Francisco habla de la raíz del problema: los privilegios, la riqueza mal habida, los malos gobernantes. El gobierno de Peña trata de darle un manejo mediático a las declaraciones del papa, pero el sol no se puede tapar con un dedo, los mexicanos tenemos sed de justicia y la visita de este personaje con un discurso cercano a la gente parece llevar el sentir de la población y parece, sólo parece, aportar un poco para lograr una solución al desastre causado por el modelo neoliberal instaurado por el PRI, continuado por el PAN, y solapado por el PRD.

 

Sin embargo, no es suficiente Francisco. El discurso por sí mismo no ayudara a revivir a los miles de muertos, ni concederá paz a las familias que ya no tienen a sus seres queridos, quienes víctimas de la pobreza, la falta de oportunidades y la carencia de servicios básicos, fueron arrastrados a la delincuencia o a la guerrilla.

 

Mientras tanto, el Estado mexicano continúa con el plan privatizador, que todo lo considera mercancía, que todo lo vende, que todo lo desprecia menos el dinero, que es su verdadero Dios.

 

Ni Televisa ni TV Azteca ni CNN podrán tapar la realidad, no podrán detener a este pueblo que ya está en rebeldía y que ya no cree en el discurso de esperanza que paraliza.

 

Que te vaya bien Francisco, aquí nos quedamos los mexicanos, con el mismo gobierno esclavo del dinero, con nuestros muertos y nuestro sufrimiento. Tu visita ha servido de mucho para mostrar al mundo la clase de gobernantes que tenemos.

Niega EAAF pira en Cocula

dllhost_2016-02-09_14-21-44
Conferencia de prensa, resultados del EAAF. Foto: Centro Prodh.

El Equipo Argentino de Antropología Forense descartó científicamente el incendio en el basurero de Cocula, con lo cual queda queda descartada la versión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR), donde señalaba que
la madrugada del 27 de septiembre del 2014, los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa fueron incinerados.

 

“No se respalda la hipótesis de que hubo fuego de la magnitud requerida y de la duración informada en la madrugada del 27 de septiembre de 2014 que habría arrojado como resultado la incineración en masa de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa”, señala el equipo forense.

 

Destacó que tampoco existen elementos científicos suficientes para vincular los restos hallados en el basurero de Cocula con los recuperados en el Río San Juan, de donde, según la PGR, proviene la única identificación positiva hecha a la fecha y que corresponde a Alexander Mora Venancio.

 

Tras un trabajo de casi un año, el EAAF señaló que para llegar a las conclusiones presentadas, trabajó con un equipo interdisciplinario integrado por 26 peritos expertos en antropología, arqueología y criminalística.

 

El equipo argentino puntualizó que su dictamen ya fue entregado a la PGR y están a la espera de la confrontación pericial de ambos dictámenes.

 

Durante el informe, Mercedes Doretti y Miguel Niebla, peritos representantes del equipo, estuvieron acompañados de los familiares de los estudiantes desaparecidos.

 

El mapeo presentado concluyó la presencia de dos fuegos, uno de mayor intensidad que otro, pero ninguno con la fuerza necesaria que avale la “verdad histórica” de la PGR. Sobre los restos óseos hallados en el sitio, se encontraron 19 muestras pertenecientes a huesos humanos, aunque no se sabe si pertenecen a los normalistas. Además, hubo restos indeterminados y de animales no humanos.

 

Finalmente, los familiares y abogados insistieron en que la PGR debe abandonar la idea de un tercer peritaje pues “sería desperdiciar recursos”. Precisaron que es necesario centrar los esfuerzos y recursos en las líneas de investigación propuestas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Zika, emergencia internacional; Conago propone mando único en el país; Ted triunfa sobre Trump; detienen a líder de los Beltrán Leyva; Yoko Ono llega a la CDMX

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el virus Zika podría ser de emergencia internacional debido a que “tras una revisión de la evidencia, el comité sostiene que los casos de microcefalia y demás defectos neurológicos constituyen un fenómeno extraordinario en el campo de la salud pública en otras partes del mundo”. Añadió que para el próximo año se calcula unos 4 millones de casos del virus en el continente americano.

 

No obstante, recomienda tomar medidas como usar repelente, dormir en lugares protegidos por mosquiteros, cubrir la piel con ropa de manga larga, pantalones y sombrero; eliminar los envases que pueda tener agua estancada para evitar criaderos de mosquitos. Por último, cubrir con mallas las ventanas y puertas para disminuir la entrada del insecto a los hogares.

 

Por otro lado, en México, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), que preside el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, se reunió con algunos senadores para presentar la propuesta de Mando Único y crear 32 policías únicas en todas las entidades federativas.

 

El objetivo es elevar a rango constitucional la Policía Única Estatal en las 32 entidades federativas del país. Sin embargo, esto no cambiará la organización policial, pues trata de poner orden en las corporaciones, gendarmerías estatales, pero sin desaparecer las policías locales.

 

Una de las noticias que más resaltó fue la victoria de Ted Cruz frente al polémico Donald Trump, en las elecciones primarias presidenciales del Partido Republicano, llevadas a cabo en Iowa. De acuerdo con agencias informativas (AP y EFE), se cree que Cruz ganó por contar con el apoyo de la comunidad evangélica y algunos votantes conservadores. Cabe destacar que el segundo lugar lo ocupó Trump, mientras Marco Rubio se ubicó en tercer lugar con un 23 por ciento de las votaciones.

 

Seis mujeres ganadoras del Nobel de la Paz exhortaron al gobierno mexicano a realizar una investigación “imparcial e independiente” sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, ocurrida en Iguala, Guerrero, el pasado 26 y 27 de septiembre de 2014. Además, en la declaración, las mujeres instaron a las autoridades de México “a rechazar con firmeza cualquier intento de desacreditar la integridad o contribuciones de cualquiera de los miembros del Grupo de Expertos” encargados de la investigación y que fueron designados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por petición del Gobierno Federal.

 

En Guasave, Sinaloa, detuvieron al presunto líder del cártel de “los Beltrán Leyva”, Francisco Javier Hernández García, quien después de ser escolta de Arturo Beltrán Leyva, se convirtió en operador del grupo en San Luis Potosí, Chihuahua, Coahuila y Sonora. Además, es el principal responsable de la alianza formada por “los Beltrán Leyva” y “Los Zetas”. También se presume que Hernández García está vinculado con el asesinato del periodista Alfredo Jiménez Mora.

 

Por último, pero no menos importante, Yoko Ono llegó a la Ciudad de México para inaugurar su selección de obras titulada “Tierra de Esperanza”, cuyos temas son sobre la guerra, la paz, la violencia, el género. Algunas de sus piezas las adecuó al contexto mexicano. El objetivo de esta exposición es despertar conciencias con el fin de construir un mejor país. La exposición abrirá puertas este martes en el Museo de Memoria y Tolerancia.

Inicia jornada por Ayotzinapa con movilizaciones

IMG-20150926-WA0000

 

Se cumplen 16 meses de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. Por ello, familiares y compañeros de los muchachos, así como organizaciones civiles y población afín a la causa, marcharán en el marco de la Acción Global por Ayotzinapa.

 

Las actividades con las que exigirán justicia iniciarán al filo de las 14 horas, cuando realicen un mitin a las afueras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Ahí entregarán un escrito para exigir que la investigación se efectúe con apego a derecho e imparcialidad.

 

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre, los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tiró por la borda la tesis de la Procuraduría General de la República, encabezada en ese entonces por Jesús Murillo Karam, sobre la quema de los 43 estudiantes en el basurero de Cocula.

 

Tras la entrega del documento, los manifestantes partirán a las instalaciones de la PGR, ubicadas en Reforma, para exigir el esclarecimiento y castigo a los culpables del asesinato de Julio César Mondragón, uno de los normalistas que fallecieron durante el ataque del pasado 26 y 27 de septiembre de 2014. Después, partirán del Ángel de la Independencia a la SCJN, donde realizarán un mitin.

 

“Pequeños avances”, familiares de normalistas

 

El pasado 14 de enero, la PGR comunicó a los familiares que han existido avances en la investigación como más búsquedas en Iguala y sitios cercanos a Cocula, donde hallaron dos cuerpos; además de cateos a la casa del Cabo Gil -considerado el agresor de los estudiantes-.

 

Sin embargo, los familiares consideraron que los avances son pequeños.

 

Esto se suma a la detención, el pasado fin de semana, de tres personas presuntamente involucradas en los hechos de 2014.

Para iniciar el día… Ecocidios negados, ¿escuelas al centro? Y violencia que no cesa

Por: Brandon Pacheco

 

Esta semana inició de una manera particular. El Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) ya se pronunció sobre el desmonte del manglar Tajamar y la edificación del proyecto Malecón Tajamar Cancún. De acuerdo con Manuel Mercado, director jurídico de Fonatur, la cancelación de este plan tendría pérdidas millonarias para el Estado y los contribuyentes, por lo que no piensa echar atrás el proyecto.

 

Además, agregó que todos los animales que se encontraban en el manglar fueron reubicados en las miles de hectáreas que Fonatur donó para su preservación con la vigilancia de la Universidad Autónoma de Yucatán y aceptado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 

Destacó que el permiso del proyecto se concedió durante el mandato de Vicente Fox Quesada, mientras la mayor cantidad de hectáreas vendidas se otorgaron cuando Felipe Calderón despachaba en Los Pinos.

 

Por otro lado, Aurelio Nuño, titular de la Secretaría de Educación Pública, fue el protagonista del día de hoy al presentar el Plan “la Escuela al Centro”, con el que se pretende, en términos generales, que las escuelas queden libres de burocracia, tener más autonomía de gestión (tanto así que se lanzó un plan para reorganizar el número de horas de clases) y fortalecer la participación de los padres de familia.

 

La que tampoco se quedó atrás fue Arely Gómez, encargada de la Procuraduría General de la República (PGR), que después de las declaraciones sobre el tequila financiado por “El Chapo” Guzmán de Kate del Castillo, se reunió este lunes con los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para revisar los avances de la investigación sobre los 43 normalistas desaparecidos. Cabe recordar que hoy se cumplen 16 meses del hecho que estremeció al país.

 

Mientras tanto, en la Cámara de Diputados comenzó una serie de audiencias públicas sobre el tema de la marihuana, esto con el fin de buscar alternativas a la actual política prohibicionista. Debido a que no ha dado los resultados esperados y se busca plantear una alternativa al conflicto. En próximos días, el Senado se sumará a los foros.

 

Por último, pero no menos importante. En Guerrero continua la violencia. Este sábado fueron levantados dos menores de edad, de 9 y 11 años en el municipio de Tierra Caliente. Sus padres estaban presentes. Autoridades del estado mencionaron que se realizó un operativo para dar con el paradero de los niños, pero no se obtuvieron resultados.

La prensa, Ayotzinapa y la lucha política por la información

Por: Manuel Cardoso

Especial
El Informe, la verdad histórica y los hechos mismos se están convirtiendo en el punto de una lucha política por la información, por establecer quién tiene la última palabra. Foto: Especial.

 

El pasado 10 y 11 de septiembre se llevó a cabo el Encuentro Internacional de Periodismo donde se reunieron intelectuales y periodistas con el fin de reflexionar en torno a esta profesión en el siglo XXI. Allí, se hizo énfasis en la necesidad de defenderla de los constantes ataques en contra. Personajes como Juan Villoro y Fernando Savater hablaron de lo fundamental que es el respaldo de la sociedad al periodista. Sin embargo quedan muchas preguntas en el aire.

¿Qué pasa cuando el periodismo no logra su cometido de informar a la ciudadanía? ¿Qué hacer cuando los medios de comunicación sólo generan incertidumbre? ¿Qué pasa cuando el periodismo se convierte en mera propaganda? ¿Puede dejar su militancia para creer en la objetividad?

Sin duda estas preguntas son demasiado complejas y se acercan mucho al pensamiento sobre la naturaleza misma de su ejercicio. No es el objetivo de este escrito resolverlas y mucho menos agotar la discusión, sino aportar elementos para ver las implicaciones de estos cuestionamientos en temas tan delicados como lo ocurrido en Iguala con los 43 normalistas desaparecidos y las personas asesinadas; así como con todo lo ocurrido a raíz de ello.

Según Jürgen Habermas en su obra Historia y crítica de la opinión pública, un punto crucial en la transformación de la esfera pública en el capitalismo fue el papel de la prensa escrita, la cual tenía como fin lograr un control del poder que tenían las instituciones políticas como los parlamentos. De allí que a la prensa se le denominara el Cuarto Poder. No obstante, cabe aclarar que, según el autor, este desarrollo de la prensa ayudó a lograr los objetivos políticos de la burguesía en ascenso y permitió que parte de los valores liberales como la libertad de expresión y de asociación entre otros, fueran tomados en cuenta y se posicionaran en la agenda de los derechos fundamentales de la humanidad.

Si tomamos esto en consideración, en cierta parte de la historia el periodismo asumió un papel político, una postura que con el paso del tiempo aparentó objetividad. De allí que no nos parezca extraño que todos los medios tengan su línea editorial o tomen una postura sobre un hecho sobresaliente. Sin embargo, escudados (tal vez inconscientemente) en la objetividad y en esa supuesta libertad de expresión, el periodismo se ha convertido en un factor de incertidumbre en acontecimientos en los cuales se hace indispensable que se sepa la “verdad”.

Baste un botón de muestra. Si se da un seguimiento más o menos puntual sobre cómo asumió la prensa los hechos ocurridos en Iguala, donde atacaron a estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, podemos darnos cuenta de las tendencias de, por un lado, algunos articulistas y medios de comunicación que criminalizaron las manifestaciones y a los normalistas; y por otra, la defensa a ultranza de la causa de los padres de los jóvenes desaparecidos y asesinados el 26 y 27 de septiembre del año pasado. Quizá el problema no sea ese, en lo personal me inclino por la causa de los padres y me niego a creer la “verdad histórica” simplemente por carecer de fundamentos y credibilidad, pero el punto no es ése.

El papel que asumió Milenio, El Universal y Televisa, por un lado; y Proceso y La Jornada por el otro; no han provocado una polarización -pues los bandos ya estaban bien establecidos-, pero sí una burbuja en la cual uno dice una cosa y otro dice otra y para muchos no queda nada claro. Un ejemplo lo tenemos en el momento en que se hace público el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI-CIDH). Horas después, Milenio ya tenía preparada una nota donde se contrastaba lo que decían estos expertos sobre la verdad histórica…y justo aparecía otro especialista.

El Informe, la verdad histórica y los hechos mismos se están convirtiendo en el punto de una lucha política por la información, por establecer quién tiene la última palabra. No se está tomando en cuenta que la necesidad de los padres es una en específico: encontrar a sus hijos. El gobierno y algunas de las organizaciones que se encuentran del lado de los padres han vuelto una maraña del asunto y la burbuja del “no saber” se hace más grande con el paso del tiempo. Incluso eso resulta contraproducente para los padres (los más importantes), para aquellos que no están involucrados directamente, aquellos que sólo se informan, incluso afecta a esas personas que son indiferentes y no les interesa una “participación” política en alguno de los bandos.

La prensa y los periodistas (aunque se han hecho esfuerzos muy importantes y que no se pueden menospreciar) no han sabido generar esa certidumbre que todos los interesados necesitamos. La calidad de algunas investigaciones es deficiente, algunas notas sólo se dedican a repetir comunicados oficiales, las fuentes no son claras, entre muchas otras cosas. A eso se le suma la campaña de desprestigio hacia expertos, investigadores, normalistas, movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil y un largo etcétera, que la misma dinámica ha generado (y las partes involucradas, principalmente el gobierno por medio de sus voceros). La criminalización desde la prensa se ha convertido en un instrumento constante por parte de los diferentes niveles de gobierno sin importar el color del partido o la tendencia política.

Eso ha derivado en otros intentos de organización de la información, ya sea desde medios comunitarios, medios libres o alternativos, pero que son pequeños y que no tienen la posibilidad (a pesar de los esfuerzos) de tener acceso a fuentes de cierto tipo, o a un equipo con el fin de producir contenidos de una mayor calidad. Eso sin contar la poca posibilidad de difundir esa información a distancias importantes y con un público grande (que quizá no sea el fin).

Sin embargo, también se han generado ataques a la prensa por parte de organizaciones que se denominan “anarquistas”. Algo muy significativo, pues es una clara muestra de la falta de legitimidad de los medios convencionales ante ciertos grupos de la sociedad. Ese respaldo al que llaman los intelectuales se ve impedido por la propia capacidad de los medios de comunicación de generar ese respaldo. El punto no es justificar los ataques a la prensa, sino dejar claro que el periodismo en general no ha logrado ese objetivo de satisfacer sus propios objetivos: informar adecuadamente.

Por otro lado, se podría argumentar que los propios medios, los cuales fueron generados o tuvieron un importante papel en generar discusión política dentro de ciertos grupos de interés, tampoco están logrando una discusión dentro de esos grupos con bases sólidas. Además, están vulnerando derechos que surgieron a partir de su inclusión en la esfera pública. Al no lograr una información adecuada, terminan por atentar contra el derecho a la información, contenido en el artículo 6 de la Constitución. Al final, entre la opacidad gubernamental y el inadecuado ejercicio periodístico, la corrupción y los ataques a la prensa no hay oportunidad de ejercer ese derecho.

Las reflexiones sobre el periodismo son importantes justo porque en esas discusiones se pueden tomar medidas para buscar que el periodismo realmente cumpla esa función social más allá de la postura política que tenga el medio donde se publique. Pero, también se hace fundamental la participación de otros sectores con el fin de generar alternativas que tengan un impacto en las transformaciones que se requieren en la sociedad y en las formas de producir y difundir información. Si la información es poder, es fundamental que ese poder sea usado con el fin de construir una sociedad mucho mejor, con una agenda desde la sociedad y no desde esos pequeños grupos de interés económico.

Reiteran padres exigencia: presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos

Por: Dulce Ancheyta, Aldo Rafael, Brando Pacheco y Juan Pedro Salazar

 

12049302_475025286010937_8888671410252418710_n
Padres mantienen exigencia: presentación de sus hijos desaparecidos. Foto: Juan Salazar.

En el inicio de la marcha por el primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, los padres exigieron la presentación de sus hijos, así como el castigo a los responsables del hecho. Reiteraron que el movimiento no se ha diluido ni fragmentado, al contrario: es firme y continuará en la lucha.

 

Asimismo, llamaron a la articulación de todas las luchas sociales para evitar más desapariciones y desalojo de tierras a diferentes comunidades de pueblos originarios. En la marcha que arrancó frente al Auditorio Nacional participan organizaciones de Derechos Humanos, escuelas de educación media y superior, colectivos civiles e integrantes de la sociedad civil.

 

Felipe de la Cruz, vocero de los padres, solicitó a los participantes, marchar de forma pacífica para demostrarle al Estado que el movimiento no es violento, pues no desean que infiltrados violentos manchen la manifestación que exigen justicia y esclarecimiento de los hechos.

 

Se espera que a lo largo del recorrido se sumen más contingentes, entre los que se encuentran campesinos de San Salvador Atenco, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Sindicato de Trabajadores de la UNAM, entre otras.

 

12043661_476546042515544_1336485849_o
En espera de vanguardia de marcha. Foto: Brandon Pacheco.

 

Entre consignas como “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, la vanguardia de la marcha avanza por Reforma hacia el Zócalo capitalino, donde se espera que padres y representantes de las organizaciones participantes envíen un mensaje. La lluvia ha aparecido, pero esto no ha amainado las consignadas que los participantes lanzan.

 

Tras hacer una parada en el antimonumento, padres de los normalistas señalaron que el contingente de los estudiantes ha sido replegado por policías. Mientras tanto, al Zócalo han arribado los primeros grupos de participantes.

 

Al filo de las 17 horas, el contingente encabezado por los padres de familia arribó al Zócalo. La lluvia se ha hecho presente en el tramo final de la manifestación.

Padres de normalistas exigen creación de unidad especializada de investigación

Por: Brandon Pacheco

20150925_153017

 

A un año de la desaparición de 43 estudiantes desaparecidos, 111 implicados han sido detenidos y 20 más están prófugos de la justicia; sin embargo, ninguno de estos ha sido sentenciado hasta el momento. Así, a un año de este suceso no se ha esclarecido el caso, por lo que los padres de los normalistas decidieron ayunar por tres días para exigir justicia al gobierno.

 

De la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto se obtuvo muy poco. “En palabras de que estamos en el mismo barco y que estamos en la misma lucha. No se refrenda con éstas, sino se refrenda con compromisos”, así se expresó Vidulfo Rosales, representante legal de los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, sobre los “compromisos” del mandatario.

 

En la clausura del ayuno 43×43, Rosales mencionó que están en desacuerdo con la propuesta realizada por Peña Nieto de crear una Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, pues “muchas se han creado y quedan en el olvido”; sin embargo, dijo que la idea de los padres es crear una unidad especializada de investigación que ayude a encontrar a los 43 estudiantes.

 

Además aceptaron un tercer peritaje con la condición de que esté integrado por el perito peruano José Torero, experto en incendios y quien ha trabajado en casos como el atentado de las Torres Gemelas, así como que el estudio sea avalado por la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH). También pidieron que en esta valoración no participe el Ejército, la Marina, la Policía Federal ni la Gendarmería.

 

Por último, agradecieron a los medios de comunicación y a las personas que se solidarizaron con ellos en el ayuno. Invitaron a la sociedad a unirse a la protesta que partirá de Los Pinos y concluirá en el Zócalo de la Ciudad de México este sábado 26 de septiembre.

 

20150925_142434-2-2

 

Los padres de los normalistas pasarán la noche en las instalaciones del Centro de Derechos Humanos “Agustín Pro”, ubicado en Serapio Rendón 57-B. Asimismo fueron revisados por personal médico de la Secretaría de Salud del Distrito Federal para corroborar su estado de salud.

Ayotzinapa. La travesía de las tortugas…

Por: Aldo Rafel Gutiérrez

 

12039474_10206859366195495_5448355271826585178_n
Presentación “Ayotzinapa. La travesía de las tortugas”. Foto: Aldo Rafael Gutiérrez.

 

Una mujer secaba la lágrima que apenas asomada entre su mejilla, otra más, fugitiva de los anteojos, se asomaba por su portadora. Atentos a la voz de Mario Patrón, Mónica Ocampo, Carmen Aristegui, y dos de los padres de lo 43 normalistas desaparecidos el 26 del año pasado: Clemento Rodríguez y Emiliano Navarrete. Unidos para presentar e invitar a conocer un poco de la vida los jóvenes estudiantes a través de la publicación “Ayotzinapa. La travesía de las tortugas. La vida de los normalistas antes del 26 de septiembre de 2014”, editado por Proceso.

 

El libro narra 47 nombres. Recuerda a los 43 jóvenes desaparecidos forzadamente y retoma las historias de tres estudiantes muertos y un herido que aún permanece en coma.

 

Escrito bajo la supervisión del colectivo “Marchando con Letras”, integrado por distintos periodistas, a lo largo de estas páginas se recopila y narran fragmentos de cada una de las vidas de las víctimas, sus sueños, sus metas.

 

“Nos remueve las entrañas lo que estamos escuchando aquí. Ayotzinapa es una herida profunda que lastima a México de lado a lado”, sentenció la periodista Carmen Aristegui en su participación; a su vez aseguró que este libro mantiene viva la esencia de los jóvenes.

 

12039474_10206859366195495_5448355271826585178_n
Ayotzinapa es una herida profunda que lastima a México de lado a lado: Aristegui. Foto: Aldo Rafael Gutiérrez.

 

Durante sus intervenciones, Emilio Navarrete y Clemente Rodríguez, padres de dos normalistas desaparecidos, aseguraron que no pierden la esperanza de encontrar a sus hijos, y agradecieron las muestras de afecto dadas por organizaciones gubernamentales, periodistas y miembros de la sociedad civil, pues esto les ha permitido mantener la fuerza para continuar con la búsqueda de sus familiares.

 

“Los 43 padres de familia no sabemos nada y les agradecemos a todos que no nos dejen solos. Los normalistas tienen que regresar y verán que clase de muchachos son. Yo tengo la fe de que mi hijo va a regresar”, dijo don Clemente Rodríguez, padre de Christian Rodriguez Telumbre.

 

Tras señalar que siempre carga con la foto de su hijo en el sombrero, señaló que si el libro pudiera hablar, mostraría las lágrimas de los padres. Y sentenció “Todas las lágrimas derramadas, el gobierno las va a pagar. Sabemos que el gobierno tiene a nuestros hijos”.

 

Para Emiliano Navarrete, padre de José Ángel Navarrete González, el hecho y la nula respuesta del gobierno mexicano lo han llenado de coraje. Sin embargo, no descansará en la búsqueda de su hijo, “Sé que van a regresar y les contaré de cuánta gente lucho por ellos”, sentenció.

 

12032239_10206859373675682_8029200081267024521_n
Sé que van a regresar y les contaré de cuánta gente lucho por ellos: Padre de normalista. Foto: Aldo Gutiérrez.

Familiares de los 43 presentarán exigencias a EPN

Presentarán padres exigencias a EPN. Foto: Especial.
Presentarán padres exigencias a EPN. Foto: Especial.

 

Durante la reunión que los familiares de los normalistas desaparecidos de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” sostendrán con el titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, presentarán ocho puntos entre los que destaca el replanteamiento de la investigación a partir del informe presentado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independiente (GIEI) y el mantenimiento de la búsqueda de los 43 estudiantes.

 

En documento difundido por el Centro Proh, los padres demandarán el compromiso de Peña Nieto con la verdad, además de la conformación de una unidad especializada de investigación con supervisión internacional; apuntaron que se debe investigar el montaje con el que se pretendió engañar a las familias y que derivó en la llamada “verdad histórica”.

 

El documento será entregado a la Presidencia de la República durante la reunión que esta tarde sostendrán los padres de los normalistas; integrantes del GIEI; el titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González; el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; la procuradora General de la República; entre otros.

 

Otro elemento a destacar es que se solicite la permanencia del GIEI el tiempo que sea necesario, así como la aceptación plena del informe y sus recomendaciones. “Nuestra legítima búsqueda de justicia marcará su administración y a su nombre se asociará el de Ayotzinapa como símbolo de la impunidad y la corrupción que reina en el país”, finalizaron los padres.

 

Carta íntegra:

México D.F, a 24 de septiembre de 2015

C. PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ENRIQUE PEÑA NIETO.
P R E S E N T E.-

Hoy, a casi un año de los atroces hechos acontecidos en Iguala, Guerrero, en contra de nuestros hijos y de nuestros compañeros, venimos ante Usted a exigir justicia y verdad a una sola voz.

Ha sido un año lleno de sufrimiento y de angustia por no saber de nuestros hijos. Un año en el que ha privado la simulación y el engaño. También ha sido un año en el que nuestra digna exigencia de justicia ha movido a todo Guerrero, a todo el país y a la comunidad internacional más allá de las fronteras.

No hay palabras que nombren lo que hemos vivido. De la incredulidad pasamos al desconcierto; del desconcierto a la tristeza; de la tristeza a la zozobra; de la zozobra a la rabia. Nuestras vidas han sido destruidas y sólo nos mantiene de pie el amor por nuestros hijos.

Porque fueron agentes y autoridades del Estado, Presidente. Fue el Estado el que desapareció a nuestros hijos, el que permitió que la narcopolítica se afincara en Guerrero, el que generó una mentira histórica que hoy ha sido evidenciada, el que nos torturó al privilegiar los tiempos políticos antes que los derechos de las víctimas.

Aún recordamos su indiferencia durante las primeras semanas de nuestra tragedia. Ignoramos si lo asesoran mal o si su gobierno fue omiso por razones partidistas, pero lo real es que esa negligencia marca de manera indeleble la investigación y compromete la responsabilidad de su Gobierno.

La primera vez que venimos ante Usted, con la desaparición a cuestas tras más de un mes sin saber de nuestros hijos, firmamos con el Presidente de la República 10 compromisos que no fueron cumplidos cabalmente. Su palabra no fue honrada.

En vez de que se haya procurado la justicia y la verdad, se procuró la mentira. Hoy lo sabemos porque el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) puso en evidencia que lo que su gobierno sostuvo como la verdad histórica no era más que un engaño construido sobre pruebas hechas a modo y sin independencia.

Por eso, venimos ante Usted a exigir que sean cumplidas las principales recomendaciones del Grupo de Expertos Independientes: debe darse un replanteamiento general de la investigación y deben mantenerse los procesos de búsqueda. Para que esto ocurra, necesitamos dos garantías: Primero, Usted como máximo jefe del Estado mexicano debe comprometerse a estar de lado de la verdad y no de la mentira; segundo, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes debe continuar su labor hasta que haya justicia y verdad. Estas dos garantías son la base para que sean atendidas nuestras exigencias, que son las siguientes:

1. Reconocimiento de la legitimidad de nuestra búsqueda de justicia y de que el caso se encuentra abierto. Demandamos que como jefe del Ejecutivo reconozca que nuestra lucha es legítima y exprese públicamente, de manera clara, que la investigación está abierta. Ya no queremos escucharlo decir que debemos superar este dolor y seguir adelante, como si la verdad hubiese sido esclarecida, cuando se nos pretende engañar con mentiras y falsedades; ya no queremos que sus funcionarios se expresen negativamente de nuestro movimiento y cuestionen dolosamente nuestras intenciones.

2. Permanencia del GIEI, aceptación plena del informe del GIEI y sus recomendaciones. Exigimos que públicamente se comprometa a cumplir el Informe del GIEI. Demandamos que se acate, no que se analice. No es posible que algunos de sus funcionarios digan que revisarán el informe y otros salgan públicamente a descalificarlo. Para ello, exigimos que así se señale públicamente, que el Gobierno Federal publique en el Diario Oficial de la Federación el resumen ejecutivo del Informe, y que se haga una nueva edición con amplia distribución en todo el país de dicho reporte. Además, demandamos que al cumplirse un año del mandato del GIEI reciba de ellos mismos y con nuestra participación, el informe a un año de sus labores, con base al cual se evaluará su permanencia para continuar monitoreando la implementación de todas sus recomendaciones.

Sabemos que su gobierno ha propuesto que el GIEI continúe durante 6 meses más. Nosotros demandamos que su mandato se prorrogue durante un año más, pues consideramos que sería el tiempo suficiente para que los expertos verifiquen la reestructuración de la investigación, la implementación de una estrategia de búsqueda profesional de nuestros hijos, pero además la implementación de una política pública integral que evite que estos hechos se vuelvan a repetir. Es momento Presidente de comprometerse a que este país cambie y se asegure la verdad y la justicia en Ayotzinapa.

3. Replanteamiento de la investigación en una unidad especializada de investigación, con supervisión internacional, compuesta por dos instancias: una que indague a profundidad dónde están nuestros hijos y otra que investigue el montaje con que se nos pretendió engañar. Al saber que la Procuraduría quiso engañarnos, una y otra vez nos preguntamos cómo podríamos volver a confiar en una institución que se burló de nosotros. Lo cierto es que no podemos volver a confiar. Pero si fue el Estado el que desapareció a nuestros hijos, no podemos dejar de exigir al Estado que los busque. Sabemos que formalmente la investigación debe continuar, pero para revertir el daño hecho exigimos que la indagatoria:

a) Salga de la SEIDO y sea ubicada directamente en la Oficina de la Procuradora;
b) Sea conducida por un fiscal que tenga el visto bueno del Grupo de Expertos;
c) Se guíe en función de un plan de investigación que deberá diseñarse conjuntamente con los expertos y la coadyuvancia;
d) Pida apoyo externo a la Procuraduría cuando requiera dictámenes periciales, con el visto bueno del Equipo Argentino de Antropología Forense;
e) Presente periódicamente los avances de la investigación;
f) Cuente con los recursos y facultades para incentivar la cooperación de testigos e informantes, previo visto bueno del Grupo de Expertos;
g) Haga suyo el peritaje generado por el Grupo de Expertos respecto del supuesto fuego de Cocula;
h) Agote todas las líneas de investigación, incluyendo las relativas al Ejército y a los políticos corruptos de Guerrero; y
j) Parta de la base fáctica de hechos comprobados por el GIEI.

Sin esas condiciones, es imposible cumplir con el replanteamiento recomendado por los expertos.

Por otro lado, la unidad especial de investigación que demandamos deberá también investigar a quienes por acciones u omisiones pueden tener responsabilidad en la obstrucción de la justicia fabricando versiones carentes de prueba. En particular, exigimos que se investigue la responsabilidad del ExGobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; del ExProcurador de Guerrero, Iñaky Blanco; del ExProcurador, Jesús Murillo Karam; del Titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio; y de la responsable de los servicios periciales de la Procuraduría, Sara Mónica Medina Alegría.

4. Relanzamiento y concentración de la búsqueda a partir del uso inmediato de tecnología. A lo largo de todo este año hemos sufrido la falta de coordinación de su gobierno en lo concerniente a la búsqueda de nuestros hijos. Sin inteligencia y sin articulación, cada dependencia o fuerza policial realizó supuestas acciones de búsqueda sin profesionalismo. Hoy exigimos que, bajo la conducción de la unidad especial de investigación, se reconcentren los trabajos de búsqueda para que estos se conduzcan con base en análisis de inteligencia, con uso de toda la tecnología disponible. En particular, exigimos que se instale una mesa para la planeación de operativos regionales de búsqueda y que se use a la brevedad la tecnología recomendada por el Grupo de Expertos desde su primer informe, incluyendo lo relacionado con la telefonía, la georreferenciación de los puntos de búsqueda y el empleo de la técnica LIDAR para el uso de georradares aéreos. Para ello se requiere que Usted desde la Presidencia impulse estas medidas.

5. Atención digna e inmediata a los heridos y familiares de nuestros compañeros ejecutados extrajudicialmente. Trato digno a las víctimas. A un año de los hechos, siguen habiendo fallas en la atención de los heridos y de las familias de los fallecidos. Segundas opiniones internacionales que no se realizan; operaciones que se posponen; derechos que se niegan. Las instancias de atención de víctimas actúan descoordinadas y se guían por criterios burocráticos. Por otro lado, en todo momento se privilegia lo mediático y lo político cuando hay un anuncio relevante en la investigación, por encima de nuestros derechos, sin ningún respeto por el dolor que sentimos y sin ninguna humanidad. Ya no toleraremos más tratos indignos.

6. Respeto a la Normal Rural Raúl Isidro Burgos y cese a los intentos de criminalización de los normalistas. A lo largo de todo este año, hemos visto cómo su Gobierno pone más recursos y destina más personal en contener y reprimir las legítimas actividades de la Normal que en buscar a nuestros desaparecidos. Mientras que a los estudiantes se les vigile y se les monitorea, como ocurrió con nuestros muchachos por medio del C4, a los delincuentes que operan y que gobiernan en Guerrero se les permite actuar en la impunidad. Mientras que se protege a los narcotraficantes, se confunde permanentemente a la opinión pública a través de la estigmatización dolosa de la Normal. Demandamos respeto a la dignidad de nuestros hijos, de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y de todos los normalistas de México.

7. Mecanismos de comunicación permanente, digna y con respeto a nuestros derechos. Durante un año hemos tenido que enfrentar noticias muy duras en soledad, sin poder comunicarnos con nuestras familias, sin conocer la información de primera mano, todo porque su gobierno ha priorizado sus tiempos y estrategias políticas, por encima del dolor de las familias y sus derechos como víctimas. Hace solo un par de semanas confirmamos su desdén por nuestro dolor, por lo que puedan sentir nuestras familias en casa, cuando volvieron a mentirnos a nosotros y a la sociedad mexicana tergiversando verdades. No podemos permitir que sigan causándonos más dolor, por lo que es necesario que se establezca un mecanismo claro y respetuoso de información relativa a la investigación y búsqueda de nuestros hijos en el que se garantice el respeto a nuestros derechos como víctimas y a nuestra privacidad.

8. Reconocimiento y acciones de fondo frente a la crisis de impunidad, corrupción y violaciones a derechos humanos que vive México. A lo largo de este año, hemos aprendido que nuestros 43 hijos no son los únicos desaparecidos, nuestro dolor es tan generalizado como las desapariciones. Decenas de miles de familias buscan a sus seres queridos mientras nuestro país se convierte en una inmensa fosa clandestina. Usted debe hacer algo por los desaparecidos o, de lo contrario, el clamor de las familias que buscamos a quienes nos faltan lo seguirá a donde vaya y en donde esté, incluso después de que termine su mandato. Para responder a esta grave crisis que vive el país, el primer paso es escucharnos, escuchar a quienes sabemos lo que es buscar a nuestros desaparecidos, escuchar a quienes enfrentamos la indiferencia de las instituciones día a día. Las políticas y leyes para enfrentar esta situación deben ajustarse a las exigencias de quienes enfrentamos esta vivencia atroz; como lo han dicho las familias que comparten nuestra rabia y nuestro dolor en el marco de la discusión de la Ley General de Desaparición Forzada: ¡Sin las familias NO!

Por otro lado, la crisis que vive nuestro país es de tal magnitud que se requieren acciones de fondo. El GIEI es un paso en la dirección correcta; es necesario profundizar ese camino. Por eso, en el marco de su visita a las Naciones Unidas a partir de este domingo 27 de septiembre, en donde incluso se reunirá con el Secretario General Ban Ki-moon, demandamos que requiera formalmente y por la colaboración de la ONU para la creación de una Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción en México, que investigue y coadyuve en los casos más emblemáticos de violaciones graves a los derechos humanos, conflicto de interés y macrocriminalidad.

Usted mismo señor presidente en su discurso del 21 de agosto del presente año en el marco de la 38va sesión del Consejo Nacional de Seguridad advirtió: “los mexicanos hemos ido perdiendo algo fundamental para crecer como sociedad y como país: la confianza. La confianza en el gobierno federal, en los gobiernos locales, en el Congreso federal y en las Legislaturas de los estados, en el Poder Judicial de la Federación y en el Poder Judicial de las distintas entidades”. Es momento de comprometerse con su país entero y efectuar cambios de gran calado.

Nuestros hermanos guatemaltecos, ante una situación similar, decidieron profundizar la cooperación internacional para fortalecer el Estado de Derecho mediante un esquema similar, a partir de la llamada CICIG, han construido la justicia que hoy no tenemos en México. Como muestra el caso de nuestros hijos, los pactos de impunidad que subsisten en México son tan fuertes, que solo mediante una iniciativa de esta magnitud podrán ser revertidos. Para dar forma a esta iniciativa, se precisa una consulta amplia entre las víctimas, la sociedad civil, la academia y las instituciones estatales.

En esta tónica, dado que será orador en la Asamblea General la Organización de las Naciones Unidas, le pedimos que en el discurso que dará en esa ocasión reconozca la legitimidad de nuestra lucha, la convicción del Estado mexicano para acatar el Informe presentado por el GIEI y su disposición para profundizar la cooperación internacional en el fortalecimiento del Estado de Derecho.

Presidente: No confiamos en sus instituciones y en su gobierno, que dolosamente buscaron engañarnos, pero el anhelo de abrazar nuevamente a nuestros hijos hoy nos hace estar aquí para exigirle una vez más que los encuentre, que los encuentre ya.

Mientras que no conozcamos con pruebas irrefutables el paradero de nuestros hijos; mientras las víctimas no seamos tratadas con dignidad; mientras los asesinos no sean detenidos y castigados; mientras los narcopolíticos sigan gobernando; mientras no haya verdad, nuestra legítima búsqueda de justicia marcará su administración y a su nombre se asociará el de Ayotzinapa como símbolo de la impunidad y la corrupción que reina en el país. Mientras no sepamos dónde están nuestros hijos, nuestro grito seguirá resonando en todo el país:

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

COMITÉ DE PADRES DE FAMILIA DE LOS 43 NORMALISTAS

FAMILIARES DE LOS NORMALISTAS HERIDOS

FAMILIARES DE LOS NORMALISTAS EJECUTADOS EXTRAJUDICIALMENTE

COMITÉ ESTUDIANTIL DE LA NORMAL RURAL DE AYOTZINAPA.

Investigación sobre desapariciones en Ayotzinapa expone encubrimiento gubernamental: AI

La “verdad histórica” emitida por el entonces procurador Jesús Murillo Karam, es una distracción para evadir otras líneas de investigación. Foto: Cortesía AI.
La “verdad histórica” emitida por el entonces procurador Jesús Murillo Karam, es una distracción para evadir otras líneas de investigación. Foto: Cortesía AI.

 

Las autoridades mexicanas se han encargado de encubrir la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, a través del manejo negligente de las investigaciones realizadas por las autoridades correspondientes, señaló en un comunicado de prensa Amnistía Internacional (AI).

 

Los hechos de la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, constituyen uno de los peores escándalos de derechos humanos de la historia reciente de México, apuntó Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional. Por ello, es indispensable que las autoridades tomen acciones reales para evitar que el país sea visto “como facilitador de estos horrores”.

 

Tras señalar que la “verdad histórica” emitida por el entonces procurador Jesús Murillo Karam, es una distracción para evadir otras líneas de investigación, la organización defensora de derechos humanos recalcó que es de vital importancia explorar y ahondar en la participación de los militares, pues ellos debieron tomar acción tras la agresión sufrida por los estudiantes.

 

Al abundar en las fallas de la investigación oficial, AI puntualizó el “negligente manejo de la evidencia forense”, pues los primeros oficiales presentes en la escena del hecho omitieron tomar fotos, recolectar muestras de sangre, cabellos, ropa o huellas dactilares. Además, las áreas donde se perpetuaron los ataques y crímenes de tres normalistas y tres transeúntes no fueron procesas de manera adecuada.

 

Entrevistar a militares participantes, parte de las exigencias

 

Tras las primeras conclusiones emitidas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde señalaron que era “científicamente imposible que ese número de cuerpos fuera incinerado en un basurero en las condiciones expuestas por las autoridades”; AI recalcó que es necesario que las autoridades permitan la entrevista a soldados del Batallón de Infantería número 27.

 

“La falta de transparencia y la forma en la que los familiares de los estudiantes están siendo tratados es sorprendente, aún bajo los estándares de un país que parece absolutamente incapaz de abordar violaciones a los derechos humanos,” dijo Erika Guevara-Rosas.

 

Finalmente AI exigió que las autoridades mexicanas dejaran de jugar con los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa y re-encausar las investigaciones de manera urgente, así como r que los expertos independientes puedan acceder a todos los crematorios en y cerca de Iguala.

“La verdad histórica es una mentira histórica”: padres de normalistas

PAdres
Posicionamiento de padres de normalistas de Ayotzinapa. Imagen: Youtube.

 

Los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala Guerrero, calificaron de “mentira histórica” la respuesta que diera la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el caso, tras conocer el informe dado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde afirmaron el día de hoy, que la Policía Federal y el ejército estaban al tanto del atentado mientras éste ocurría.

 

Los familiares de las víctimas fijaron su postura con base en el informe de los investigadores del CIDH, quienes determinaron que existente suficiente evidencia para desmentir que los jóvenes fueran incinerados en el basurero de Cocula, explicación dada por el entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam.

 

A su vez, hicieron énfasis en que el gobierno de Enrique Peña Nieto permita y asegure la presencia de los investigadores hasta que se aplique la justicia y la sanción correspondiente a los responsables, además de traer con vida a los 43 estudiantes de la normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

 

Acciones de presión

 

“Es una crimen de Estado y el Estado tiene que pagar por sus crímenes y por sus mentiras”, recalcó Felipe de la Cruz, vocero del movimiento.

 

El titular del ejecutivo no ha cumplido ninguno de los 10 puntos a los que se comprometió desde octubre pasado, señalaron, por lo que pidieron una reunión con el presidente antes del 10 de septiembre.

 

Aseguraron que mantendrán la búsqueda de sus hijos, además de exigir la sanción de Jesús Murillo Karam y los funcionarios federales cercanos a la investigación.

 

Tras exigir que las diligencias sean serias y acompañadas por expertos independientes, los padres de los normalistas desaparecidos señalaron que de no ser recibidos por el titular del Ejecutivo, el próximo 10 de septiembre, el 23 iniciarán un ayuno de 43 horas y el 26 efectuarán una marcha “donde se tiene que sentir la fuerza del pueblo”.

 

El próximo 26 de septiembre se cumplirá un año de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, así como la muerte de seis personas más, entre ellos tres estudiantes. El pasado 28 de enero, Jesús Murillo Karam dictó la “verdad histórica” del caso, refutada por el informe del GIEI.

Ampliar líneas de investigación: GIEI

informe

 

Autoridades deben investigar como línea prioritarial el móvil de la agresión a normalistas, el patrimonio de los posibles responsables y el posible empleo de hornos crematorioos del Estado, señalaron los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

Tras analizar las declaraciones testimoniales y los reportes oficiales delos C-4, tarjetas informativas y documentos desclasificados del Ejército, el grupo de investigadores descartó la incineración de los estudiantes normalistas.

 

Además , en voz de Ángela Buitrago, desestimaron el móvil de boicot al informe que la entonces presidenta del DIF municipal, María de los Ángeles de Abarca, emitía, pues éste ya había concluido cuando se suscitó el ataque.

 

Dicho hecho contradice una de las concluciones incluidas en la “verdad histórica” dada a conocer por el ex procurador de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, el pasado 28 de enero.

 

Autoridades tuvieron conocimiento de movimientos

 

El Ejército y la Policia Federal tuvieron conocimiento del movimiento de los estudiantes de la Norma Rural “Raúl Isidro Burgos” durante la tarde-noche del 26 de septiembre de 2014, señaló Ángela Buitrago, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

Los normalistas estuvieron bajo vigilancia de la policía estatal, federal y del Ejército desde que salieron de Chilpancingo, tras botear para asistir a la marcha conmemorativa del 2 de octubre en la Ciudad de México.

 

Buitrago puntualizó una de las contradicciones identificadas en las indagatorias federales: los estudiantes afirmaron que eran cinco autobuses, mientras las autoridades identificaron cuatro.

 

Como parte del informe, emitieron 20 recomendaciones al Estado mexicano para investigar el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”. Entre ellas se encuentra la incorporación a las indagatorias de fotos satelitales y emitir medidas de protección y prevención.

 

El informe fue presentado en la Ciudad de México ante padres y familiares de los estudiantes desaparecidos, prensa y representantes del Gobierno Federal, y es resultado de seis meses de trabajo del Grupo de la CIDH.

Descartan expertos del GIEI incineración de estudiantes normalistas

informe
Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Imagen Youtube.

 

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desestimó la incineración de los 43 desaparecidos de la normal rural “Raúl Isidro Burgos”, en el basurero de Cocula, el pasado 26 y 27 de septiembre de 2014.

 

“Los muchachos no fueron incinerados en el basurero de Cocula”, aseguró Francisco Cox, integrante del Grupo de Expertos. Por ello, “este evento tal y como ha sido descrito (por la PGR) no pasó”, concluyó.

 

La conclusión derivó de la información recabada por el experto en ciencias del fuego, José Torero, graduado en la Universidad de Berkeleyt, quien visitó el basurero donde se presume fueron incinerados los normalistas.

 

Cox señaló que según las estimaciones de Torero, el aire libre es el ambiente “más ineficiente” para realizar cremación de un cuerpo, ya que es poco el porcentaje de energía que el fuego dedica para consumir el objeto, pues la energía se extiende hacia los lados producto del aire.

 

Para quemar un cuerpo, abundó el experto, se necesitan 700 kilos de madera o 130 de neumáticos durante 12 horas. Por tanto, para incinerar 43 cuerpos es necesario utilizar 30 mil 100 kilos de madera o 13 mil 300 kilos de llantas por 60 horas.

 

Al confrontar dichos elementos con la declaración de unos de los presuntos responsables, quien afirmó que estuvieron en el basurero por 16 horas, Cox sentenció, “con base en esta investigación científica, el GIEI descarta esa afirmación”.

 

Toreo puntualizó que la altura de la llama habría alcanzado siete metros y el humo una altura de 300 metros, hecho que podría ser visible para los habitantes de Cocula, sobre todo recordando que los inculpados sostuvieron estar hasta las 16:30 horas del 27 de septiembre.

 

Cox destacó que el graduado por la Universidad de Berkeley visitó el basurero de Cocula el pasado 12 de junio, de lo cual derivó que ni la vegetación ni la zona sufrieron el daño esperado por la supuesta quema de más de 40 cuerpos.

 

Limitaciones en la investigación de la PGR

 

Para Torero, las indagatorias científicas y técnicas llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República (PGR) fueron limitadas para una investigación de este tipo, “por lo que sus conclusiones son erradas y en muchos casos no emergen de la evidencia material y de su posible interpretación”.

 

El otrora Procurador de la PGR, Jesús Murillo Karam, señaló que la “verdad histórica” derivó de 487 dictámenes periciales, 386 declaraciones y dos reconstrucciones realidas en el lugar de los hechos.

 

Sin embargo, los expertos de la CIDH señalaron que los estudiantes no fueron incinerados en el basurero de Cocula.