¡Vivos los queremos!, el grito contra la impunidad

La herida de la ausencia sigue abierta. Pero existe un grito que sigue luchando contra la impunidad. Aquellos 43 estudiantes normalistas son el recuerdo más doloroso de un país que le llora a sus desaparecidos.

El próximo 26 de agosto se cumplirán 35 meses de la fatídica noche del 26 de septiembre, donde la confusión, el miedo y la impunidad desaparecieron a 43 jóvenes en Guerrero.

México, su sociedad, sus familias, la historia, sigue  reclamando una explicación de los hechos que alejaron a estos jóvenes de sus familias.

El sexenio de Peña Nieto está por terminar y dejará una mancha imborrable en la memoria colectiva y no dejaremos de exigir justicia.


Más imágenes de la semana:

  1. Sueños perdidos
  2. Primavera en la ciudad
  3. El Carrito de los helados
  4. Noches de la ciudad
  5. El arte de reparar las bicicletas
  6. Puesta de sol en el río Pantepec
  7. Sonidos de saxofón en el Centro de la Ciudad
  8. #JusticiaParaValeria exigen en Nezahualcóyotl
  9. Inquietud, cansancio y resignación, la mirada de un hombre que protesta
  10. Rosas dan color al asfalto de la Ciudad de México

Inicia jornada por Ayotzinapa con movilizaciones

IMG-20150926-WA0000

 

Se cumplen 16 meses de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. Por ello, familiares y compañeros de los muchachos, así como organizaciones civiles y población afín a la causa, marcharán en el marco de la Acción Global por Ayotzinapa.

 

Las actividades con las que exigirán justicia iniciarán al filo de las 14 horas, cuando realicen un mitin a las afueras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Ahí entregarán un escrito para exigir que la investigación se efectúe con apego a derecho e imparcialidad.

 

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre, los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tiró por la borda la tesis de la Procuraduría General de la República, encabezada en ese entonces por Jesús Murillo Karam, sobre la quema de los 43 estudiantes en el basurero de Cocula.

 

Tras la entrega del documento, los manifestantes partirán a las instalaciones de la PGR, ubicadas en Reforma, para exigir el esclarecimiento y castigo a los culpables del asesinato de Julio César Mondragón, uno de los normalistas que fallecieron durante el ataque del pasado 26 y 27 de septiembre de 2014. Después, partirán del Ángel de la Independencia a la SCJN, donde realizarán un mitin.

 

“Pequeños avances”, familiares de normalistas

 

El pasado 14 de enero, la PGR comunicó a los familiares que han existido avances en la investigación como más búsquedas en Iguala y sitios cercanos a Cocula, donde hallaron dos cuerpos; además de cateos a la casa del Cabo Gil -considerado el agresor de los estudiantes-.

 

Sin embargo, los familiares consideraron que los avances son pequeños.

 

Esto se suma a la detención, el pasado fin de semana, de tres personas presuntamente involucradas en los hechos de 2014.

Reiteran padres exigencia: presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos

Por: Dulce Ancheyta, Aldo Rafael, Brando Pacheco y Juan Pedro Salazar

 

12049302_475025286010937_8888671410252418710_n
Padres mantienen exigencia: presentación de sus hijos desaparecidos. Foto: Juan Salazar.

En el inicio de la marcha por el primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, los padres exigieron la presentación de sus hijos, así como el castigo a los responsables del hecho. Reiteraron que el movimiento no se ha diluido ni fragmentado, al contrario: es firme y continuará en la lucha.

 

Asimismo, llamaron a la articulación de todas las luchas sociales para evitar más desapariciones y desalojo de tierras a diferentes comunidades de pueblos originarios. En la marcha que arrancó frente al Auditorio Nacional participan organizaciones de Derechos Humanos, escuelas de educación media y superior, colectivos civiles e integrantes de la sociedad civil.

 

Felipe de la Cruz, vocero de los padres, solicitó a los participantes, marchar de forma pacífica para demostrarle al Estado que el movimiento no es violento, pues no desean que infiltrados violentos manchen la manifestación que exigen justicia y esclarecimiento de los hechos.

 

Se espera que a lo largo del recorrido se sumen más contingentes, entre los que se encuentran campesinos de San Salvador Atenco, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Sindicato de Trabajadores de la UNAM, entre otras.

 

12043661_476546042515544_1336485849_o
En espera de vanguardia de marcha. Foto: Brandon Pacheco.

 

Entre consignas como “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, la vanguardia de la marcha avanza por Reforma hacia el Zócalo capitalino, donde se espera que padres y representantes de las organizaciones participantes envíen un mensaje. La lluvia ha aparecido, pero esto no ha amainado las consignadas que los participantes lanzan.

 

Tras hacer una parada en el antimonumento, padres de los normalistas señalaron que el contingente de los estudiantes ha sido replegado por policías. Mientras tanto, al Zócalo han arribado los primeros grupos de participantes.

 

Al filo de las 17 horas, el contingente encabezado por los padres de familia arribó al Zócalo. La lluvia se ha hecho presente en el tramo final de la manifestación.

Ampliar líneas de investigación: GIEI

informe

 

Autoridades deben investigar como línea prioritarial el móvil de la agresión a normalistas, el patrimonio de los posibles responsables y el posible empleo de hornos crematorioos del Estado, señalaron los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

Tras analizar las declaraciones testimoniales y los reportes oficiales delos C-4, tarjetas informativas y documentos desclasificados del Ejército, el grupo de investigadores descartó la incineración de los estudiantes normalistas.

 

Además , en voz de Ángela Buitrago, desestimaron el móvil de boicot al informe que la entonces presidenta del DIF municipal, María de los Ángeles de Abarca, emitía, pues éste ya había concluido cuando se suscitó el ataque.

 

Dicho hecho contradice una de las concluciones incluidas en la “verdad histórica” dada a conocer por el ex procurador de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, el pasado 28 de enero.

 

Autoridades tuvieron conocimiento de movimientos

 

El Ejército y la Policia Federal tuvieron conocimiento del movimiento de los estudiantes de la Norma Rural “Raúl Isidro Burgos” durante la tarde-noche del 26 de septiembre de 2014, señaló Ángela Buitrago, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

Los normalistas estuvieron bajo vigilancia de la policía estatal, federal y del Ejército desde que salieron de Chilpancingo, tras botear para asistir a la marcha conmemorativa del 2 de octubre en la Ciudad de México.

 

Buitrago puntualizó una de las contradicciones identificadas en las indagatorias federales: los estudiantes afirmaron que eran cinco autobuses, mientras las autoridades identificaron cuatro.

 

Como parte del informe, emitieron 20 recomendaciones al Estado mexicano para investigar el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”. Entre ellas se encuentra la incorporación a las indagatorias de fotos satelitales y emitir medidas de protección y prevención.

 

El informe fue presentado en la Ciudad de México ante padres y familiares de los estudiantes desaparecidos, prensa y representantes del Gobierno Federal, y es resultado de seis meses de trabajo del Grupo de la CIDH.