Argentina vuelve a caer (0-2) ante un efectivo Brasil en la Copa América

Argentina vuelve a caer ante un efectivo Brasil y ve cómo, nuevamente, se le escapa la posibilidad de disputar un título, en este caso la Copa América.

Argentina vuelve a caer ante un efectivo Brasil y ve cómo, nuevamente, se le escapa la posibilidad de disputar un título, en este caso la Copa América.

Lionel Messi lo intentó, una y otra vez, pero entre el poste y Alisson, el astro argentino no pudo ayudar a su equipo. Quien sí brilló fue Gabriel Jesus, el delantero del Manchester City apareció en los dos goles de Brasil.

Al inicio del juego, la canarinha se hizo del dominio de la pelota. Tomó los espacios del campo y puso a Argentina a defender en la primera línea de su arco.

Pese a ello, la primera de peligro fue albiceleste. Al 11′, Leandro Paredes sacó un disparo potente, desde tres cuartos de campo, que pasó a centimetros del arco de Alisson Beckaer.

Tras esa jugada, Messi comenzó a hallar la pelota, pese a la presión del medio campo brasileño.

Sin embargo, al 16′, Dani alves tomó el esférico en el medio campo. El lateral hizo un sombrero, una ruleta y un cambio de velocidad para deshacer a la defensa argentina. Cedió a la lateral derecha, donde Firminho sacó un tiro centro que Gabriel Jesus remató, sin marca, y frente al arco.

La torcida brasileña estalló en alegría frente a le expresión de tristeza de la afición albiceleste.

Argentina asimiló el golpe, comenzó a tomar la pelota y Messi se convirtió en la guía del cuadro de Río de la Plata.

Al 30′, Messi colgó un centro al área. Sergio Agüero se sostuvo en el aire y cabeceó ante la marca de Thiago Silva. La pelota pasó a centímetros del arco.

Ya en la segunda mitad, Brasil volvió a aparecer con peligro. Gabriel Jesus hizo una ruleta a metros de la media luna, se quitó a dos defensas y le filtró la pelota a 59, Coutinho, quien disparó muy por encima del arco.

Argentina volvió a apretar. Al 55′, Messi entró al área, con la pelota controlada, se quitó a dos defensores, disparó y la pelota se estrelló en el poste. En el contrarremate, el “10” sacó un tiro centro que ni Agüero ni Lautaro Martínez lograron rematar.

Era el minuto 70, cuando la tragedia argentina se materializó en un gol carioca. Gabriel Jesus encabezó el contragolpe, desparramó a la defensa albiceleste y sobre la salida de Franco Armani, cedió a Firminho, quien empujó el esférico al fondo del área.

Brasil ganaba 2 a 0, y Argentina se sumía en la impotencia de una derrota más. Messi lo volvió a intentar al 80;, con un disparo que Alisson controló en la escuadra de su arco.

Argentina volvía a caer ante un Brasil que se ha convertido en su némesis. La escuadra amazónica se alista a disputar el título sudamericano, mientras la albiceleste tendrá que lamentarse haberle fallado, una vez más, a Messi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *