#Calaverita a los #Chavorrucos

Entre redes, computadoras, teléfonos y tabletas
Vieja y obsoleta se sentía la calavera,
Ella todavía con guadaña y capa,
Mientras que los millennials de Facebook y Twitter no se desconectan.

 

Obsesionada por entender a la “chaviza”
La muerte quiso actuar enseguida,
Y con cuentas de Snapchat e Instagram
Trató de ganarse su simpatía.

 

Los likes de los jóvenes nunca llegaron
En vez de eso, sus perfiles denunciaron,
Por contenido inapropiado y aburrido
Sus escasos seguidores la abandonaron.

 

Triste y derrotada,
La Parca desistió de su objetivo,
Pues en Internet las viejas mañas
Tienen otro sentido,
Eso de querer llevar al hoyo a los chavos
Con fotos de hospitales y panteones,
No convence ni a los desahuciados.

 

Sin más intentos, la Catrina siguió con su destino,
Que es alimentar al camposanto con difuntos
Especialmente de los chavorrucos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *