PSG se aferra a Navas y Barcelona queda elimina de la Champions League

Barcelona no pudo concretar la remontada ante el PSG. Foto: Liga de Campeones.

TecoNota (10/03/2021).- PSG resistió los embates de Barcelona y obtuvo su pase a los cuartos de final de la Champions League.

El cuadro blaugrana superó durante los 90 minutos del duelo al equipo parisino. Sin embargo, no aprovechó su momento del partido y sucumbió ante la falta de atino y un imperial Keylor Navas.

No iban ni 20 minutos cuando Ousmane Dembélé se paró en frente de Navas en dos ocasiones, pero el miedo a consagrarse en Europa lo llevó a desperdiciar las primeras claras del cuadro blaugrana.

PSG se refugió en la velocidad de Kylian Mbappé. Al 29’, Mauro Icardi cayó dentro del área, tras un pisotón de Clement Lenglet. El árbitro marcó penal, tras revisión en el VAR.

Mbappé tomó la pelota y la embocó al fondo del arco de Marc André Ter Stegen. Era el primero del partido y el cuarto del francés en la serie.

Mbappé marcó su cuarto gol en la eliminatoria. Foto: Twitter, @LigadeCampeones.

Para Barcelona la fórmula no cambiaba. Tras caer 4-1 en casa, necesitaba marcar cuatro anotaciones para forzar el tiempo extra.

Dembélé pudo empatar el duelo, pero su remate fue débil y terminó en las manos de Navas.

Minutos después, aparecería el de siempre. Lionel Messi recuperó una pelota en el medio campo, dejó sembrados a dos defensas y sacó un disparo imposible que terminó anidado en el ángulo.

La esperanza renacía. Barcelona volvió al frente. Al 46’, Antoine Griezmann cayó tras una patada de Kurzawa.

Messi tomó la pelota. Su disparo fue al centro. La pelota pegó el los pies de Navas, se estrelló en el travesaño y terminó fuera del arco.

El rostro de Messi resumía el presente blaugrana. Incredulidad, desesperanza y el pitazo del árbitro para dar final al primer tiempo.

Los culés lo intentaron, a nadie le queda duda. Pero el penal errado, las ocasiones desperdiciadas por Dembélé y las equivocaciones de Lenglet terminaron por ahogarle los ánimos.

En el segundo tiempo, la escuadra catalana volvió a la carga. Dembélé, Griezmann y Messi tuvieron oportunidades para marcar uno más y forzar la remontada.

No hubo tiempo para más. El árbitro dio final a un duelo que para muchos ya estaba terminado, pero que para Barcelona sirvió para pensar que el futuro podría ser mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *