A Isabel

A Isabel: Desde niños, mucho antes de saberlo, la ingenuidad nos condujo: el momento del recreo, jugar a las escondidas, quizás a las atrapadas...

Desde niños, mucho antes de saberlo,
la ingenuidad nos condujo:
el momento del recreo,
jugar a las escondidas,
quizás a las atrapadas,
devorar algún dulce.

Tiempo después, fingimos ser distintos:
equiparamos madurez con ausencia de querer.
Creo que yo no, no ahora, no aquí.
Desde febrero, mucho antes de saberlo,
sonrisas cosquilleaban mi rostro:
el momento del receso para verte
con detenimiento y ternura,
jugar a esconderme sin que me buscaras,
pretender atraparte,
devorar un dulce instante.
Y así, con la niñez brotando
con cariño, te ofrezco la ilusión.


Más #NidoDePoesía: Tres días contigo


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *