Mandzukic y Perisic extienden el sueño croata en Rusia 2018

Foto: FIFA.com.

Croacia vino de atrás. Se levantó de la adversidad y gracias a los goles de Ivan Perisic y Mario Mandzuic, venció a Inglaterra y se medirá ante Francia en la final de la Copa del Mundo.

Croatas e ingleses brindaron una intensa semifinal. Disputaron cada sector del campo y buscaron el arco rival en cada minuto del juego. Pero al final, el espíritu del cuadro de los Balcanes pesó más y logró llevarse la victoria en su tercer juego consecutivo en tiempo extra.

Pero fueron los ingleses quienes golpearon primero. Al minuto 5’, el capitán Kieran Trippier mandó la pelota al ángulo, luego de una falta en las afueras del área. fue un golazo que dejó parado a Danijel Subasic y desató la locura y el deseo del cuadro de la isla por volver a una final.

Inglaterra se volvió el dueño de la pelota. Tomó los tiempos del partido y aprovechó el nerviosismo croata para ponerse frente al arco de Subasic en al menos dos ocasiones.

Raheem Sterling se convirtió en uno de los jugadores más peligrosos gracias a su velocidad y capacidad para esconder la pelota.

Fue al 20’, cuando el 10 inglés le filtró una pelota a Harry Kane. El 9 quedó frente al portero croata, pero su disparo se estrelló en la pierna del meta. El rebote cayó a los pies del delantero del Tottenham, quien no pudo mandar la pelota al fondo de las redes.

Croacia ya ganaba. Inglaterra no respondería más. Foto: FIFA.com.

Tras ello, Inglaterra decayó en su capacidad de ataque. Croacia revivió de los pies de Perisic, Luca Modric e Ivan Rakitic.

Sin embargo, fue hasta el segundo tiempo cuando el 4 croata encontró un centro de Sime Vrsaljko y la mandó al fondo. El remate fue con los tacos de los zapatos. La pelota terminó adentro y Croacia empató el marcador.

Los equipos aumentaron su tensión. El reloj se diluía y los tiempos extras aparecían en el horizonte. Fue ahí cuando una duda curso a los asistentes al Estadio Luzhniki. ¿Podría Croacia aguantar, por tercer partido consecutivo, una ronda de 30 minutos adicionales?
Inglaterra estuvo a un cabezazo de John Stones de ponerse al frente, pero Vrsaljko sacó la pelota de la línea.

Tras ello, la dupla Perisic-Mandzukic comenzó a hacer estragos en a¡la saga inglesa, forzando a Jordan Pickford a evitar la caída de su marco.

El efecto del portero inglés no duraría mucho, pues a tres minutos de iniciada la segunda mitad, Perisic envió la pelota al área para que Mandzukic, sacara una media vuelta y mandara la pelota al fondo de las redes.

Croacia ya ganaba. Inglaterra no respondería más.

El silbatazo final sólo desató la felicidad croata y el llanto en un cuadro que se sentía cerca de poder disputar su segunda final. Pero la gloria, al menos hoy, iría para el cuadro balcánico y su primera final.

El sueño croata sigue. Foto: FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *