No lo hicieron con dolo

Federico Navarrete publicó un ensayo en que se ve la personalidad negada de la sociedad mexicana: el racismo y la idea de parecerse más a su ADN "español".

Federico Navarrete publicó un ensayo donde, de cuerpo entero, se ve la personalidad negada de la sociedad mexicana: el racismo. En síntesis, México Racista (Grijalbo, 2016) aborda el origen del problema —grande y grave— que radica en la idea del mestizaje y el intento pueril de un pueblo que busca parecerse más a su ADN “español” que al indígena mesoamericano o al africano.

El tema (y comercial si quieren) cobra relevancia notable con la película Roma, cinta que, entre otras cosas, toca con sutileza el clasismo y racismo practicado por los habitantes de este país. Pero más allá de la realización, el filme ha dejado ver, y permitido confirmar, que esta sociedad SÍ ES RACISTA Y MUCHO.

En últimos días el rumor sobre un sabotaje para que Yalitza Aparicio no sea nomidada a los premios Ariel, ha sido tema en redes sociales, al grado que la revista TV Notas ya publicó información con supuestos comentarios que actrices famosas han hecho contra la intérprete de Cleo.

Más allá del chisme, la repulsión que genera la maestra de Tlaxiaco, Oaxaca, entre una comunidad que se asume superior por su color de piel y fama, quedó claro con los nefastos comentarios del actor Sergio Goyri, quien en una comida entre sus amigos mostró su indignación contra la “india” nomidada a mejor actriz en los Premios de la Academia.

Y la anécdota podría ser eso, una simple historia más que sufren todos los “negritos”, “inditos”, “prietitos” que hay en cada familia mexicana, pero que en estos días se ha hecho evidente la discriminación, racismo, e incluso segregación, en contra de la mayor parte de la población que no necesariamente encaja en estereotipos publicitarios ni televisivos.

Es claro que el actuar de las personalidades mencionadas en la revista semanal, ni el juicio del actor secundario de telenovelas, es con dolo, en eso concuerdo. Para ellos es parte de su historia de vida ver que sus similares en color y estatus sean los únicos que triunfan, que pueden ser entrevistados y que pueden ser portadas de publicaciones de la talla de Vogue. Todo aquel que salga de ese canon, únicamente debe aspirar a ser un personaje secundario en el mejor de los casos y nada más.

El comentario se refuerza con la postura de usuarios en Facebook y Twitter donde al revisar con poco expertiz, se dará uno cuenta de las múltiples descalificaciones contra Yalitza. Si bien es válido que no guste el trabajo de X o Y histrión, la mayoría de las veces que se habla en contra de la actriz es para hacer referencia al estatus de sus raíces y su piel.

La sociedad mexicana permanece en un limbo alimentado por la idea de que el claro de piel, cabello y ojos, son los requisitos para subir en un escalafón hacia el progreso, sin embargo, hoy en día está muy diluido; si somos agudos en el análisis, notaremos que la pobreza, marginación y carencia de mejores condiciones, cada vez escasean más.

No importan las disculpas de un actor local o los chats borrados por un grupo de famosas, la gente vive y siente el racismo de una manera tan intrínseca que pasarán años para que palabras utilizadas en tono despectivo como “indio”, “naco”, “ñero”, “negro” dejen de ser parte de la misma sociedad. Al tiempo.

De a tuit

Ya denunciaron a Romero Deschamps por 11 delitos, falta que la Fiscalía General de la República haga su trabajo, que a como van las cosas, tal vez no pase más allá de una anécdota ocurrida un 20 de febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *