Primeras horas después del destello

“Como la música del tiempo
suena tu paso próximo.”

Leopoldo de Luis

Memoria:
lejana gota que acaricia la montaña;
así
tan lejos
del tiempo que era palabra,
latidos en el vientre,
albas que se acurrucan en el parpado.

Oh luciérnaga que sobre sus alas lleva trozos de distintas almas.
Oh piedrecilla que bañamos en diente de león sabor a rezo.
Oh luz de los que caminaron en medio de las sombras y no claudicaron.

Escribo así,
de ángeles
de abrazos que se comen en porciones de cuatro,
de tu ojo con la noble intención de acompañarme en esta caminata
y de las huellas
en las que nos convertimos sobre tu iris,
somos inciertos
como vuelo del ave
y lo único que tenemos seguro es el resplandor de tu inocencia.


que haces palidecer a la tiniebla
y al cielo nublado estás enseñando
a sonreír:

Que siempre
a donde vayas;
siembres y coseches cariño.

  • author's avatar

    By: José Méndez Patiño

    Capitalino nacido el 1 de agosto de 1986. Egresado de los talleres de crónica “Historia oral y memoria colectiva” y de creación literaria “El lenguaje de la posibilidad”. Ha colaborado de forma activa en eventos culturales de Azcapotzalco y Tlalnepantla. Algunos de sus trabajos han sido publicados en medios digitales e impresos de México, Argentina, España y Perú. Fue miembro del consejo editorial de Ediciones Canapé y Ediciones Alacarta.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Primer año de la luz
    Incontables días desde el resplandor
    Varias lunas después de ti

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *