¿Dónde están tus amigos esta noche? Una velada con LCD Soundsystem

El pasado 23 de abril se presentó LCD Soundsystem por tercera vez en la Ciudad de México, la segunda desde su reunión, y queridxs lectorxs, no saben qué pedazo de espectáculo fue.

Es la segunda vez que se me hace ver a la banda liderada por James Murphy, pero fue la primera vez que los vi solos y eso hizo una gran diferencia. Sin temor a equivocarme, y sin importar a cuántos conciertos haya asistido, es la primera ocasión que he pensado “no me faltó ninguna canción, escuché todo lo que quería”. Así que empecemos por hablar del setlist que fue perfecto y abarcó los temas más notables de sus cuatro discos.

Debo decir que me sorprendió que sólo tocaran cuatro canciones de su último álbum, ya que las bandas/los músicos suelen concentrarse en las producciones que promocionan en cada tour. En el caso de LCD Soundsystem no hizo falta eso, pues escogieron los temas más sólidos de su American dream, incluyendo los sencillos y la agridulce “Oh baby”, una canción de amor con versos imperdonables.

Además de la lista de temas, me parece que el orden que eligieron para tocarlas también fue muy favorable al ambiente, ya que no hubo ningún momento en que la audiencia le bajara a la energía y entusiasmo por el show que estaban viendo. Claro, hubo temas que fueron recibidos con más euforia que otros, como las emblemáticas “Someone great” y “Daft Punk is playing at my house”, que desató la locura. Pero en ningún momento se percibió un cambio en el ánimo, que siempre estuvo arriba.


Ver: Volver al Vive Latino a mis 30.


Y es que cómo no, si a todxs lxs fans se nos rompió un poco el corazón cuando James Murphy anunció, hace unos años, que LCD se separaba. En ese momento, y por la determinación en su decisión, realmente era imposible pensar en que pudiéramos volver a disfrutar de la banda en vivo. Pero qué alegría cuando se echaron para atrás y dijeron “que dice mi mamá que siempre no.

Debo decir que en ese momento me sentí muy confundida. James parecía muy seguro de que se había acabado la banda y luego cambió de opinión. ¿Sería como esas reuniones motivadas por la compensación económica que carecen de alma y dejan un terrible sabor de boca? Para el alivio de muchxs, definitivamente no lo ha sido. Desde el momento en que James explicó por qué decidieron reunirse demostró que la música era lo más importante y que sabían lo que le debían a sus fans y aunque pude verlos cuando se presentaron en el Corona Capital de 2016, la noche del lunes sentí que era mi primer acercamiento a la banda y pude redescubrirles y admirarles mucho más. Especialmente a Nancy Whang (teclados, vocales). James es el genio creativo de la banda; Nancy es el alma.

Cerraré diciéndoles que me sentí feliz en ese concierto, que la canción “All my friends” la sentí más cercana que nunca, pero sólo por aquello de no poder estar con los amigos y la soledad que eso puede hacer sentir; pude escuchar mi gran favorita “Dance yrself clean” una vez más y le encontré un nuevo significado a más de una canción. James escribe mucho sobre cómo cambia la vida y cómo los cambios siempre apremian, por más que se extrañe lo pasado. Ahora lo entiendo mejor y eso me encanta.

Larga vida a LCD Soundsystem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *