Reacción

En la cama hay sangre y no hallo su herida. Instintivamente lamo mi cuerpo e instantáneamente reconocí a la muerte llamándome. Foto: Pixabay.

En la cama hay sangre

y no hallo su herida.

Instintivamente

lamo mi cuerpo

e instantáneamente

reconocí a la muerte

llamándome.

Sin explicación

dispongo el primer pretexto

para traicionar el invierno

y saltar de entre cobijas

en busca de resucitar

el recuerdo

de la mancha ferrosa

–producto de las caricias,

la explosión de un grano

o el sutil asesinato

de un insecto– seca

desde hace algún tiempo.


Más #NidoDePoesía: Costumbres


 

  • author's avatar

    By: Francisco Casado

    1990, Ciudad de México. De formación Ingeniero-Arquitecto con grado de Maestro en conservación y restauración de inmuebles históricos, que en momentos cruciales ha encontrado espacio para formar y desarrollar trabajos de poesía, ensayo, cuento y crónica, siendo algunos de estos publicados en revistas literarias digitales en México y Colombia Primera Página, Nudo Gordiano, Página Salmón, Teresa Magazine y Revista Sinestesia, así como en también en los fanzines Signos #1 (Mx), Áspera #3, #4 (Mx) y Etc#6 del Taller Ambidiestro (Co), respectivamente.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Almohada
    Contexto
    Costumbres
    Historias

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *