Bayern arrolla al Barcelona y obtiene pase a semifinales de Champions

El Bayern le pasó por encima al Barcelona. Foto: Twitter, Liga de Campeones.

La expresión era solo una: arrollar al rival. Se les veía en la cara. Estaban dispuestos a terminar con el Barcelona. Y el Bayern Múnich lo hizo.

Pero los alemanes no sólo dejaron en el camino a los culés. Los humillaron. Les recordaron que para ganar en Europa se necesita deseo, pasión y conjunto. Y Barcelona hace años que carece de esos
elementos.

Desde los primeros minutos, el cuadro alemán se mostró dispuesto a arrollar a su rival.

Davies, Gnabry y Perisic encontraron en las bandas la vía para dañar al Barcelona, ante la fragilidad de Alba, Semedo, Piqué y Lenglet.

Al minuto 4’, Perisic penetró por la banda izquierda, sacó un centro que halló el pie de Müller; el alemán controló mal, pero contó la fortuna de que Lewandoski le compusiera la plana y le devolviera el esférico; entonces, Müller disparó y horadó el marco de Ter Stegen.

Müller marcó el primero. Foto: Twitter, Liga de Campeones.

Mientras la alegría lucía en los ojos de los jugadores del Bayern, la decepción era palpable en los del Barcelona.

Sin embargo, la respuesta llegó de manera inmediata. Al 6’, Lenglet filtró una pelota hacia la banda de Jordi Alba, el delantero encontró una avenida y sobre la línea del área grande alemana, sacó un centro que buscaba a Luis Suárez. El esférico fue interceptado por Alaba, quien mandó la pelota al fondo para sorpresa de muchos.

Barcelona parecía revivir.

La suerte culé pudo cambiar minutos después. Messi metió un centro que fue a dar al poste germano. Ni Lenglet ni Piqué alcanzaron a rozar la pelota para cambiarle la trayectoria.

Tras ello, nuevamente el argentino se hizo de la pelota y dejó sembrados a cinco defensas del Bayern, pero su tiró salió débil y a las manos de Manuel Neuer.

Barcelona pagó caro no haber aprovechado su momento en el partido. Al 20’, Serge Gnabry volvió a mostrar las falencias defensivas blaugrana, cuando corrió por la banda izquierda, enganchó sobre la marca de Semedo y filtró la pelota para Perisic. El croata disparó de zurda y la mandó al fondo, pese al esfuerzo de Ter Stegen.

Perisic marcó el segundo. Foto: Twitter, Liga de Campeones.

El cuadro culé comenzó a aquejar miedo y nerviosismo. Cualquier aproximación alemana se sentía con peligro, y la presión en el primer cuarto de campo los hacía imprecisos.

Apenas seis minutos después, Müller volvió a aparecer. En una pared larga dejó sólo a Gnabry frente a Ter Steger. El joven alemán definió con un tiro cruzado para marcar el 3 a 1.

Los fantasmas de Anfield y Roma volvían a la cabeza de los culés.

Por si fuera poco, al 30’, Goretza puso un centro por la banda derecha que encontró la pierna de Müller. Bayern esta dispuesto a arrasar a su rival y ya lo ganaba 4-1.

Ya en el segundo tiempo, Barcelona pareció despertar del golpe. Un trazo largo dejó a Alba con amplio recorrido por la banda izquierda. Su pase halló a Luis Suárez, quien por momentos pareció recuperar las glorias pasadas y con una finta quedó frente e Neuer para fusilarlo.

El tanto daba esperanzas a unos culés que lucían agarrados a la inspiración de Messi.

Las dudas de Messi. Foto: Twitter, Liga de Campeones.

Pero el deseo y esperanza de remontada sólo duraría 10 minutos. Davies mostraría las falencias defensivas de Semedo y cedería un pase de gol para que Joshua Kimmich se vistiera de gloria.

Los alemanes no bajaron el ritmo y la defensa blaugrana no sabía cómo contener los embates. Koeman estuvo cerca del sexto.

Como si la humillación no fuera máxima, Coutinho, el fichaje más caro en la historia del Barcelona, aparecería pare dar un pase de gol a Lewandoski.

Minutos después, el brasileño se haría presente en el marcador al anotar el séptimo y octavo en la canasta culé.

Bayern firmaba la peor goliza en la historia de Champions League ante la rabia de los cantearnos culés.

Ahora los alemanes se alistan para afrontar las semifinales ante el ganador de la serie entre el Manchester City y el Lyon.

Mientras Barcelona intentará recomponer sus heridas y pensar en un futuro con ¿Messi?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *