Devoción

Devoción
Que las sombras devasten a mi patria, que el viento barra la tristeza de mi nombre y que los mares sepulten a los siglos...

Que las sombras devasten a mi patria,
que el viento barra la tristeza de mi nombre
y que los mares sepulten a los siglos
pero que la estrella negra de tus labios
decore el pulso de mi sangre atormentada
entre relámpagos atroces.

Que a partir de este santo día
todas las penas me sepan a gloria,
si amanezco en la danza de tus besos
o si una llama mutua e insaciable
penetra y carcome
nuestros huesos sin piedad.

Que se ahogue la claridad del día,
que ardan las plazas y las torres,
que no tengamos ni el refugio ni la paz,
pero que la noche alta quede
entre tus brazos de amapola
y consuele la nostalgia de la tierra.

  • author's avatar

    By: Guillermo Romero

    Guillermo Romero Vazquez nació en Tijuana, el 6 de septiembre de 1994. Es licenciado en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la UABC. Docente y escritor. Autor seleccionado por Ediciones Afrodita en la antología poética El deseo de Cupido (Argentina, 2021). Sus textos se han publicado en diferentes revistas literarias (Acuarela Humanística, Marabunta, Cardenal Revista Literaria, Texto/Trazo, entre otras). Actualmente produce obras teatrales para jóvenes en Tijuana, Baja California.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Jardín árabe
    Besos
    Tu cuerpo

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *