Tu cuerpo

tu cuerpo
Tu cuerpo relumbraba en el espejo con la paz de tus manos palpitantes y en la penumbra tomé tu reflejo para forjar sólo un cuerpo de amantes. Foto: Pixabay, Barbora Hnyková.

Tu cuerpo relumbraba en el espejo
con la paz de tus manos palpitantes
y en la penumbra tomé tu reflejo
para forjar sólo un cuerpo de amantes.

La noche estallaba sobre lo viejo
del mundo, sobre ríos más distantes,
y el cuerpo sabio no atendió el consejo
sobre descansar dos o tres instantes.

Delirios de tu boca perfumada
danzaron por la aurora y sus destellos,
en las sendas de mi alma descuidada;

y relumbraron nuestros cuerpos bellos
ante la vida breve y desatada,
sobre el manantial dulce en tus cabellos.

  • author's avatar

    By: Guillermo Romero

    Guillermo Romero Vazquez nació en Tijuana, el 6 de septiembre de 1994. Es licenciado en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la UABC. Docente y escritor. Autor seleccionado por Ediciones Afrodita en la antología poética El deseo de Cupido (Argentina, 2021). Sus textos se han publicado en diferentes revistas literarias (Acuarela Humanística, Marabunta, Cardenal Revista Literaria, Texto/Trazo, entre otras). Actualmente produce obras teatrales para jóvenes en Tijuana, Baja California.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Devoción
    Jardín árabe
    Besos

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *