Notre Dame

Notre Dame
Notre Dame: Esos colores líquidos que algún día cruzaron los ventanales, que atravesaron como peregrinos de una novela los rosetones. Foto: Especial.

Esos colores líquidos que algún día cruzaron los ventanales,

que atravesaron como peregrinos de una novela los rosetones.

Hoy perfuman su albura en humo y tímpanos de ceniza. Consumieron

su lenguaje de piedra y luz.

Hoy hace 856 años, 0 meses,

y 17 días que los parisinos despertaron con el ruido

de las campanas y los montones de lumbre en polvo.

Las gárgolas de piedra desnuda, los contrafuertes revolucionarios y

medioevos

calcinados por el aire.

Hundida está la Catedral en la barca del Tártaro que desdibujó el río Sena.

Árbol, pájaro

que se convierte en fénix;

campanarios de sonidos rotos por un fuego descalzo.


Más #NidoDePoesía: Trafalgar


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *