River Plate se corona campeón de la Libertadores en el Bernabéu

River Plate se coronó como campeón de la Copa Libertadores tras vencer 3-1 a Boca Juniors en una atípica final en el Santiago Bernabéu.

River Plate se coronó como campeón de la Copa Libertadores tras vencer 3-1 a Boca Juniors en una atípica final en el Santiago Bernabéu de Madrid, España. Ahora el cuadro “millonario” se alistará para representar a la Conmebol en el Mundial de Clubes de la FIFA.

El colombiano Juan Fernando Quintero se convirtió en la figura del cuadro rioplatense al marcar el segundo tanto del encuentro para su equipo y encabezar el despertar millonario, luego que Darío Benedetto pusiera al frente del tanteador al equipo xeneize.

Los primero minutos se caracterizaron por la excesiva tensión en el campo. Ambos equipos se notaban incómodos, lentos, sin la claridad suficiente para imponerse a su rival. Pese a ello, Boca Juniors se convirtió en la escuadra más peligrosa mediante el juego aéreo.

En tres oportunidades estuvo a punto de abrir el marcador, pero Franco Armani estuvo atento para congelar el peligro.

Fue al 43′ cuando Boca aprovechó un error ofensivo de River para desatar un contragolpe letal. Benedetto recibió la pelota, se quitó a dos defensas y definió sobre la salida de Armani.

Tras el gol, el partido se rompió. River se quitó las cadenas y comenzó a desdoblar el juego característica de Marcelo Gallardo.

Ya en la segunda mitad, los “millonarios” tomaron el control de la pelota ante un Boca mezquino, refugiado en su medio campo y en busca de un latigazo que finalizara el encuentro.

La dinámica del juego cambió cuando Quintero entró al campo. El colombiano se adueñó del centro del campo. Dio imaginación y peligro a un equipo hasta el momento chato.

Al minuto 15′, una jugada colectiva dejó a Lucas Pratto solo en el área grande. El delantero definió de primera y mandó a guardar la pelota al fondo de las redes.

Pratto le dio vida a River. Foto: Twitter, @River.

River se desbocó ante un Boca que resistía. El cansancio empezó a hacer mella en los xeneizes, quienes veían cómo los soldados se les caían uno a uno.

Pese a los intentos “millonarios”, Boca aguantó el final del encuentro.

En el arranque del primer tiempo extra, Boca sufrió la expulsión de Wilmer Barrios. River olió sangre y arreció el embate.

Entonces apareció la magia de Quintero, quien en un corto espacio sacó un potente disparo que mandó a las redes del cuadro visitante.

Quintero se convirtió en la figura del encuentro. Foto: Twitter, @River.

Boca rejuveneció con el gol en contra. Sacó el corazón en busca del empate aunque la falta de claridad los hacía ahogarse en centros frontales.

En la última jugada del duelo, Quintero dejó solo a Gonzalo Martínez, quien enfiló ante un arco vacío. a metros de la línea de gol, mandó la pelota al fondo para deleite de los aficionados millonarios.

River se coronaba campeón por cuarta ocasión de la Copa Libertadores y la segunda bajo el mando de Marcelo Gallardo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *