Croacia vence a Rusia en penales y se encamina a las semifinales del Mundial

Croacia se instala en las semifinales de la Copa del Mundo tras derrotar en tanda de penales a Rusia. Los anfitriones pelearon hasta el final, pero un par de falles en los cobros desde los once pasos, los dejó tendidos en el campo, luego que Ivan Rakitic mandara el balón al fondo en su último disparo.

Rusia compensó su falta de técnica con deseos de lucha. Croacia dominó los primeros compases del juego, dominó la pelota en el medio sector, atacó y asedió el arco ruso hasta que un golpe ruso lo contuvo.

Era el minuto 30`cuando Denis Cheryshev tomó la pelota en el medio campo, condujo e hizo una pared con Artem Dzyuba. El tanque ruso le devolvió la pelota al seis, quien con la parte interna de su pie izquierdo la mandó al ángulo.

El grito de gol levantó a los aficionados presentes en el estadio de Sochi. El cuadro local estaba dando la sorpresa ante unos croatas que se sabían mejores pero se veían parcialmente vencidos en el marcador.

Sin embargo, Andrej Kramaric cortó la emoción rusa. Tras un centro de Mario Mandzukic, el nueve croata conectó de cabeza y la mando al fondo de las redes.

Ivan Perisic tuvo una clara ya en la segunda mitad. A centímetros del punto penal disparó. La pelota se estrelló en la parte interna del poste y se paseó por toda la línea de gol. La suerte parecía estar con los rusos…

Con la tensión y cansancio del tiempo extra, los equipos trataron de resguardar sus armas para la tanda de penales, concentrando esfuerzos esporádicos en latigazos que buscaban generar daño.

Croacia obtuvo un tiro de esquina. Era el minuto 101’ cuando Domagoj Vida chocó la pelota, impidiendo que los rusos pudieran responder ante el remate. Los centroeuropeos ya ganaban.

Rusia lanzó su resto. A cinco minutos del final del tiempo extra, una falta le dio la oportunidad de oro para empatar el duelo. Alan Dzagoev colgó la pelota, Mario Fernandes aprovechó un descuido defensivo en la saga croata y remató. El esférico terminó refugiado en el arco para felicidad rusa.

El cuadro local volvía a la tanda que le dio su pase a cuartos de final. Fedor Smolov disparó pero Subasic logró desviar con el puño izquierdo. Marcelo Brozovic convirtió a favor de los croatas.

Alan Dzagoev hizo que el oso ruso se alegrara al ponerle número al marcador. Mateo Kovacic disparó y el arquero ruso atajó. El partido continuaba empatado a uno.

Mario Fernandes se acercó al punto penal. Su disparo podría darle la ventaja a los rusos, pero disparó sin fuerza y muy desviado del arco. La sentencia comenzaba a gestarse luego que Luka Modric devolviera la ventaja a la causa croata.

Sergey Ignashevich mantuvo con vida a los rusos. Domagoj Vida no falló para fortuna croata. Daler Kuziaev empató el duelo a tres, aunque ahora todo dependía del último cobro croata.

Rakitic tomó la pelota. La responsabilidad del pase estaba en sus pies y no falló. Croacia vencía a un cuadro anfitrión que peleó con más corazón que futbol y logró llegar a una ronda impensada al inicio del Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *