¡Buenas tardes!

Por Mauricio Polina Cano

¡Buenas Tardes!
Vengo a buscarla a Ud.
A la dueña de estos versos
A la que me ha arrebatado la paz de mi mundo

¡Siéntese!
No le vengo a quitar mucho tiempo
Más tiempo me ha arrebatado su sombra y sigo buscándole un sol
Un sol para que alumbre el barco de mi corazón
Un amanecer para habitar en dos ciclos: noche y día

¡Cobíjeme!
Vengo desnudo por el amor que le he entregado
La conciencia es mi testigo
Déjeme posarme en sus risas dulces

Vengo a entregarle el colibrí de mi inocencia
Sí, le hablo a usted.
Quiere mirar y no se deja ser libre

¿Quién le ata?
Nadie
Ninguna sombra se resguarda en su libertad
Venga a mí
¡Bendita reina celestial!
Cómo duele saber que su cuerpo no quiere amar por su insensatez

Como el arenal estoy.
Disolviéndome solo.
En agonía.

¡Buenas Noches! Tiene razón… Siempre fueron noches para mi amor que no vio la luz de
su cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *