Luces, recuerdos y lágrimas en el homenaje de Los Lakers a Kobe Bryant

Homenaje a Kobe Bryant
La muerte de Kobe Bryant dejó un enorme hueco en la historia del deporte mundial. Foto: Twitter, @Lakers.

La muerte de Kobe Bryant dejó un enorme hueco en la historia del deporte mundial. Desde que la noticia del fallecimiento trascendió, atletas de distintos deportes y equipos alrededor del mundo han expresado su dolor por la muerte de uno de los mejores basquetbolistas de la historia.

Sin embargo, uno de los homenajes más esperados era el que Los Lakers de Los Ángeles le realizarían a Kobe Bryant.

El homenaje inició desde temprana hora, previo al duelo entre Los Laker y Portland, la duela del Staples Center había sido adornada con las iniciales de Kobe Bryant.

Mientras las camisetas de los jugadores también lucían un parche con las iniciales del cinco veces campeón de la NBA.

A la par, se colocaron camisetas con el apellido del basquetbolista, junto con los dos número que Kobe Bryant visitó durante su estancia en el equipo de Los Ángeles.

Los jugadores se sumaron al homenaje de diversas formas, ya sea con camisetas alusivas al atleta estadounidense o con inscripciones que recordaban a Kobe Bryant y a su hija Gianna, quien también falleció en el accidente aéreo.

El Staples Center lució lleno, salvo dos butacas, las de Kobe y su hija mismas que lucieron con las casacas que Gianna y Bryant utilizaron en su estancia en las duelas.

Al exterior de la arena, la gente dejó flores, globos, fotografías y cientos de recuerdos de Kobe Bryant.

El inicio del duelo se llenó de luces de celular, música en recuerdo al basquetbolista, interpretada por Usher, y palabras de su heredero: Lebron James.

Ya en el inicio del juego, los equipos pararon durante ocho y 24 segundos, justo los dos números que el histórico Kobe Bryant vistió con Los Lakers.

Aplausos, llanto y recuerdo llenaron los espacios del Staples Center. El resultado del duelo pasó a segundo término, lo relevante era recordar a quien demostró que el techo del humano simplemente no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *