León es el nuevo campeón de la Liga MX y borda su octava estrella

León es campeón del futbol mexicano. Foto: Twitter, @clubleonfc.

León se convirtió en el nuevo campeón de la Liga MX al vencer 2-0 a los Pumas en el partido de vuelta de la final.

“La Fiera” dominó de principio a fin el duelo, ante un cuadro universitario que careció de la intensidad necesaria para levantar el título.

Al minuto 11’, las redes se movieron por primera vez. Fernando Navarro arrancó por la banda derecha, con velocidad se quitó a dos universitarios y, pasado el medio campo, filtró una pelota al espacio.

Emmanuel Gigliotti picó a profundidad. Por velocidad superó a la defensa y sacó un potente disparo de derecha para vencer a Alfredo Talavera.

“El puma“ Giglioti volvió a convertirse en la figura esmeralda y marcaba su segundo tanto en la final de la liga mexicana.

Leó volvió a aparecer cuatro minutos después. Al 15’, José Ramírez desbordó por la izquierda, enganchó y pasó a Gigliotti, quien con dos giros sacó un disparo que Talavera alcanzó a contener.

Pumas tardó en responder. Al 33’, Carlos Gutiérrez sacó un disparo desde la media luna, que rebotó en el pecho de Juan Ignacio Dinneno. La pelota terminó en los brazos de Rodolfo Cota.

Pese a ese escarceo, León lucía más peligroso. Jean Menenses tomó la pelota por la izquierda, al 36’, entró al área y con dos fintas quedó en posición de disparo.El remate terminó en el poste de Talavera.

Gigliotti volvió a generar peligro. Era el 47’, cuando Tesillo quedó en la última línea, la tocó atrás para que Gigliotti girara y con un disparo buscara la base del poste. Sin embargo, Talavera logró mandar a la esquina.

Pumas se desbocó en busca del empate. Pero careció del empuje que tuvo en el duelo de semifinales ante Cruz Azul.

La sentencia del duelo cayó al 82’. Luis Montes aprovechó una equivocación universitaria. En tres cuartos de campo bajó el ritmo, buscó el espacio y filtró la pelota.

Yairo Moreno apareció por sorpresa. Ingresó al área. con un afina dejó sembrado a un defensa y disparó con la parte interna del pie derecho para vencer a Talavera.

El trofeo ya tenía dueño.

El silbatazo del árbitro desató la locura en el equipo líder del torneo. Tras dos años de practicar el mejor futbol en el país veían coronado su esfuerzo.

Las medallas comenzaron a desfilar. El último fue Ignacio González, quien se despedía del futbol como campeón de liga y la cinta del capitán que le permitiría levantar el trofeo.

Subió a la tarifa. Montes lo acompañó. Tomaron el trofeo en sus manos y gritó: campeón.

León ya tiene ocho estrellas y es ya el quinto equipo con más títulos en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *