La noche de Kiev es de Bale; Real Madrid levanta su tercera “orejona”

Foto: Twitter, @ChampionsLeague.

El Real Madrid volvió a conquistar Europa luego de vencer por 3 a 1 al Liverpool en el Estadio Olímpico de Kiev. Tres hechos fueron los determinantes en el duelo: la lesión de Mohamed Salah, un par de errores de Loris Karius y Garet Bale.

Los ingleses lo intentaron pero comenzaron su caída cuando el egipcio se lesionó del hombre, tras una caída con Sergio Ramos. Tras ello, perdieron la brújula y quedaron a merced de la bestia merengue.

Sin embargo, previo al despertar merengue. Keylor Navas apareció para mantener con vida al club madridista. Entonces llegó la polémica, en una disputa en el medio campo, Sergio Ramos jaló y cayó sobre el hombro de Salah, lo que provocó que el egipcio abandonara el campo entre lágrimas.

Liverpool resintió el golpe. Se tiró hacia atrás y dejó la posesión de la pelota a merced de su rival. Fue ahí cuando los blancos se hicieron más fuertes y comenzaron a conquistar cada sector del campo.

Real Madrid también sufriría la baja de Daniel Carbajal, quien se volvió a resentir de una lesión.

Antes del pitazo que marcara el fin del primer tiempo, Karim Benzema sufriría la anulación de un gol por fuera de lugar.

Momento determinante. Foto: Twitter, @ChampionsLeague.

La gloria de Bale; el infierno de Karius

Los merengues volvieron a dominar el duelo y al 48′, Isco estuvo a punto de romper el cero, pero estrelló su disparó en el poste.

Minutos después, Benzema aprovecharía un error del arquero inglés. Karius estrellaría la pelota en la pierna del francés, y ésta terminaría en el fondo del arco para detonar la alegría merengue.

Liverpool reaccionó y tras un cabezazo de Lovren, Mané empujó la pelota al fondo para el empate.

El gusto no duró mucho para los ingleses. Real Madrid volvió a dominar el encuentro y se alistaba para entregar una joya de gol.

Marcelo desbordó por la derecha, enganchó hacia el centro y envió la pelota al área. Bale, quien había entrado momentos antes, se tendió en el aire y conectó la pelota tras una chilena.

Golazo.

El partido dejó de ser parejo. Los ingleses resintieron el golpe. Entonces reaparecieron Bale y Karius. Un disparo desde tres cuartos de campo batió al arquero inglés, quien mostró poca técnica para evitar el desaguisado.

La historia estaba terminada. Real Madrid se levantaría con su tercera Champions consecutiva.

Foto: Twitter, @ChampionsLeague.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *