El Jardín de las Certezas, una novela de descubrimiento y sanación: Dorantes y Lomelí

El Jardín de las Certezas fue presentado este miércoles en el Centro Cultural del México Contemporáneo. Imagen: Captura de pantalla.

TecoNota (10/03/2021).- El Jardín de las Certezas, de Diana Ramírez Luna, es una novela de descubrimiento y de sanación, consideraron la poeta Adriana Donantes Moreno y el escritor Luis Felipe Lomelí.

Durante la presentación de la primera novela de Diana Ramírez Luna, Dorantes Moreno destacó que el libro entremezcla la “novela de fantasía con un poquito de lo que se reconoce novela de aprendizaje”.

Añadió que el texto “tiene que ver con un viaje de descubrimiento, de aprendizaje, de un persona que está en la encrucijada de su vida. El jardín de las certezas tiene que ver con esta historia.

La integrante de la Primera Generación de Nido de Poesía hizo un recuento sobre la historia de Natalia, una joven que afronta un duelo y entra a un mundo fantástico para describir cómo seguir con su vida.

Dorantes Moreno destacó la construcción del mundo, las reglas, habitantes, paisajes, y una gran cantidad de detalles que “hace que el lector haga el pacto tal de mundo fantástico, para que el lector pueda ceder a la fascinación”.

Otro elemento a impulsar, añadió, es la manera en que ella comparte, a manera de dedicatoria, los aprendizajes que obtuvo de sus personajes.

“Natalia es una y evoluciona hasta convertirse en otro, lo cual completa la idea de que sí es una novela de personaje”, puntualizó.

El duelo

Lomelí aseguró que El Jardín de las Certezas es una novela de curación que puede ayudar a aprender sobre el duelo, a todas aquellas personas que han perdido a algún familiar.

“Es por un lado, una novela de personaje. y otro lado, es una novela de curación, en donde la autora nos comparte una experiencia de curación, esta experiencia tiene que ver con el duelo”, apuntó.

Para el escritor, la autora explora sobre el proceso de la personaje principal para afrontar las pérdidas.

En este sentido, la autora puntualizó que la creación de su novela le ayudó a crear un “lugar donde no todo fuera tan malo, un lugar donde todo fuera más fácil para obtener este aprendizaje”.

La novela. Imagen: Ediciones Camelot.

“Era una necesidad de evasión, pero también una necesidad de compañía.El libro responde a esa necesidad de catarsis y a esa necesidad de no saber qué hacer”, añadió.

Ramírez Luna aseguró que la novela le permitió sanar la pérdida de uno de sus familiares.

“Escribir es también una forma de llorar”, aseguró.

El Jardín de las Certezas fue presentado este miércoles en el Centro Cultural del México Contemporáneo, y está editado por Ediciones Camelot América.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *