“Adiós boxeo”: Manny Pacquiao, el devorador de mexicanos, se retira del ring

Manny Pacquiao
Pacman sobre el ring de boxeo. Foto: Facebook, Manny Pacquiao.

TecoPerfil (29/09/2021).- “El devorador de mexicanos”, decía el promo que anunciaba su pelea. Una y otra vez, esa frase se repetía. ¿El protagonista? Manny Pacquiao.

El Pacman se convirtió en esa figura primero odiada por los aficionados mexicanos al boxeo, después amada por su profesionalismo y candidez.

Por sus puños pasaron algunos de los últimos ídolos del boxeo mexicano: Marco Antonio Barrera, Erick Morales y Juan Manuel Márquez, quien también sería su verdugo.

Hoy, a meses de cumplir 27 años como boxeador profesional. Manny Pacquiao anunció su retiro del boxeo para dedicarse a la pelea por la presidencia de Filipinas.

“A los fanáticos y al mejor deporte del mundo, ¡gracias! (…) Esta es la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero estoy en paz con ella (…) Adiós boxeo”, escribió en su cuenta de Twitter.

De Filipinas para el mundo

El 17 de diciembre de 1978, Emmanuel Dapidran Pacquiao nació en Kibawe, Filipinas. Tiempo después, y luego de cumplir 14 años, dejó su casa para buscar convertirse en boxeador profesional.

El tiempo y su preparación lo llevaron a debutar el 22 de enero de 1995 ante Edmund Enting Ignacio. Le ganó por decisión unánime.

Once peleas después probó la derrotó a manos del filipino Rústico Torrecampo. Pero esa caída le dio el impulso necesario para hacerse del título mosca del Consejo Mundla de Boxeo el 4 de diciembre de 1998.

Su reinado caería nueve meses después ante Medgoen Singsurat. Previo a esa derrota vencería al primer mexicano de su larga cosecha: Gabriel Mira, en 1999, por KO.

Dos años después, en 2001 conocería a Freddie Roach, el entrenador que se encargaría de pulir al devodarador de mexicanos.

En 2003, Manny Pacquiao sumaría al segundo mexicano en su lista, luego de derrotar a Emanuel Lucero por KO. Meses después vendía su primer gran golpe, una victoria sobre Marco Antonio Barrera.

El devorador de mexicanos había nacido.

En 2004 conoció a quien sería su verdugo. El primer episodio ante Juan Manuel Márquez terminaría en empate.

Pacman volvería a frenarse en 2006, cuando Erick Morales lo venció por decisión unánime en una pelea pasada por un intercambio constante de golpes y sangre en la ceja del filipino.

Esa sería la última derrota en mucho tiempo para el filipino. En 2005 vencería a Héctor Velázquez; en 2006 se cobraría la revancha de Morales; ese mismo año vencería a Óscar Larios, y e 2007 derrotaría a Jorge Solis.

Para 2007 le asentía otra derrota a Barrera; en 2008 le cobraría la cuenta a Márquez. Además, vencería a los mexicoamericanos David Díaz y Óscar de la Hoya.

En la plenitud de su carrera, le daría una golpiza y una exhibición a Antonio Margarito, en 2010, antes de vencer al puertorriqueño Miguel Cotto.

Y la historia con los mexicanos tendría sus últimos capítulos en 2011 y 2012 ante Márquez.

Aquella pelea de 2012 demostró que Manny Pacquiao era humano. La pelea fue un vaivén de emociones y golpes. Ambos peleadores habían caído al suelo.

Pero cuando faltaban cuatro segundos para el final del sexto episodio, Márquez lo conectó en el mentón y lo tumbó.

El legado de Manny Pacquiao

De 70 peleas, el filipino ganó 60, cayó en siete y tuvo dos empates.

Su carrera se podría resumir de manera muy sencilla: en caso 27 años de carrera, obtuvo los títulos de los peso Mosca, Supergallo, Pluma, Superpluma, Ligero, Superligero, Welter y Superwelter.

Hoy, Manny Pacquiao anunció´su retiro del deporte que le dio todo para enfocarse en otra pelea, quizá la más dura de toda su vida, buscar la presidencia de su país, Filipinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *