Presentan la colección “René Avilés Fabila” de novela, poema y cuentos

Jorge Jaramillo Villarruel, Ivonne Vira y Miguel Martínez forman parte de la primera edición de la colección René Avilés Fabila, creada por la BUAP.

Su nombre es sinónimo de literatura, periodismo y enseñanza en las aulas; también de acercamiento e impulso al trabajo y creatividad de los jóvenes. Es René Avilés Fabila, el escritor que el año pasado cumplió 50 años en el oficio y la noche del miércoles 21 de enero, presentó los títulos que integran la primera edición de la colección que lleva su nombre.

Los elefantes son contagiosos, novela de Jorge Jaramillo Villarruel; Usted quería saber, compilación de cuentos de Ivonne Vira; y La pared del laberinto, poemario de Miguel Martínez; son las obras que componen la primera edición de la colección René Avilés Fabila, creada por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), a través de su Dirección de Fomento Editorial.

En la ceremonia efectuada en la sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, además de Avilés Fabila, estuvieron presentes Dionicio Morales, escritor y poeta; y Mario Saavedra, escritor y periodista; quienes comentaron las obras y felicitaron a los autores ganadores de la Convocatoria de Jóvenes Escritores Mexicanos 2014 que la máxima casa de estudios de Puebla emitió a principios del año pasado.

Creatividad y talento, fortalezas de la colección

Jorge Jaramillo
Jorge Jaramillo, uno de los ganadores. Foto: Aldo Gutiérrez.

Criticar la “naturalidad” de las creencias y enseñanzas es el motor de Los elefantes son contagiosos, la primera novela de Jorge Jaramillo Villarruel. La búsqueda de compaginar lo estético con lo trascendente, menciona al autor, lo llevó a configurar una historia donde la reflexión, sátira, la búsqueda de la esperanza -a veces fallida-, y el amor, conviven en el mundo de los protagonistas.

Pues, señala Jaramillo Villarruel, “la literatura no tiene que ser un lujo, tiene que ser como un objeto que nos permita, de alguna manera, transformar nuestras vidas, transformar la situación en la que vivimos”.

Tras felicitar al autor, Dionicio Morales comenta que Los elefantes son contagiosos es abrumadora por la rapidez en la narración, donde destaca la crítica ácida y divertida de elementos cercanos al lector. Además, abunda, está presente el amor con todas sus declinaciones a través del tiempo.

Ivonne Villegas
Ivonne Villegas, otra de las galardonadas. Foto: Aldo Gutiérrez.

Originaria de Puebla, Ivonne Vira define Usted quería saber, su primera compilación de cuentos, como “una exploración de instantes que pasan inadvertidos pero que se repiten en todos lados, una foto instantánea de lo que sucede”, donde los textos hacen que el lector recuerde que la maldad y perversidad forma parte de su condición humana.

En su libro, destaca la autora, los personajes tienen miedo, dudan, pero disfrutan del momento que viven. Por su parte, Morales puntualiza en la serenidad en el lenguaje que se convierte en una intensidad que toca “los límites del largo silencio y de los espacios secretos”.

La búsqueda de identidad es el hilo conductor del poemario La pared del laberinto, ganador de la Convocatoria de Jóvenes Escritores Mexicanos, en la categoría de poesía. Para Miguel Martínez, el autor, “la memoria, reflexión y el lenguaje es el camino que permite llegar a la esencia, al elemento primigenio”.

Al tomar la palabra, Morales enfatiza en el camino que el poemario siguió a lo largo de sus páginas, del “desvocamiento propio de los poemas escritos en la primera época de la escritura, a la brevedad, la síntesis que anuncia la madurez” de sus poemas.

Universidad pública, pilar de revoluciones ideológicas y estéticas

Las universidades públicas son elementos esenciales en la promoción del arte, la cultura y la lectura, señala Mario Saavedra, pues sin ellas no se podría entender el desarrollo del país.

Los ganadores. Foto: Aldo Gutiérrez.

En este sentido, fundamenta Saavedra, la producción editorial universitaria ha acompañado y sido vehículo de revoluciones ideológicas y estéticas. Además, promociona el talento y la inteligencia de quienes integran su comunidad.

Tanto Saavedra como Morales destacaron al autor de Réquiem por un suicida como paradigma para los jóvenes y señalaron que la generosidad que el homenajeado da en las aulas, es recompensado por el cariño de sus estudiantes y los homenajes de los que fue objeto en 2014, en el marco del 50 aniversario de su vida como escritor.

La colección, homenaje que trasciende

Cuando se enteró que la BUAP haría una colección con su nombre, no lo creyó. Pero cuando vio los tres primero ejemplares que integran su serie, René Avilés Fabila, se emocionó en demasía. Los libros trascienden el tiempo y dejan huella, las medallas, los diplomas y discursos, desaparecen al poco tiempo.

“En el oficio de escritor triunfa la función autodidacta”, señala el autor de El amor intangible, tras recordar sus inicios como escritor, donde se acercó a maestros, profesores, entre los que destacan Juan José Arreola y Juan Rulfo, para preguntarles el método que utilizaban para redactar sus textos.

René Avilés y los ganadores. Foto: Aldo Gutiérrez.

Si bien es complicado tener un maestro en el oficio de escritor, Avilés Fabila señala que la convivencia y los consejos que diversos autores le daban, le sirvió para desarrollar su carrera como cuentista y novelista. Por ello, cuando los jóvenes se acercan a él, se siente obligado a ayudarlos, como agradecimiento a quienes le tendieron la mano.

Así, agradeció la participación de quienes se inscribieron en la convocatoria de Jóvenes Escritores Mexicanos, y dio la bienvenida, al mundo editorial, a los ganadores que destacan por su capacidad y talento al escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *