Un enseñorado Ajax finaliza el legado del Madrid en Champions

Real Madrid entregó la corona como tricampeón de la Champaions League, luego de caer por goleada ante el Ajax.

Real Madrid entregó la corona como tricampeón de la Champaions League, luego de caer por goleada ante el Ajax. El cuadro tulipán encontró la contundencia que no tuvo en el juego de uda, y dio la puntilla a una de las peores semanas en la historia del equipo español.

La noche parecía de fiesta para el cuadro dirigido por Santiago Solari. Al Bernabéu arribaban con la ventaja de dos tantos de visitante y su madera de campeón de Europa. En contraste, Ajax buscaba un milagro, esperanzado en la velocidad y toque rápido y fácil de la escuela holandesa.

La primera de peligro fue para el cuadro merengue. Vázquez envió un centro por la banda izquierda que Raphael Varane remató a placer. La pelota pegó en el poste para sorpresa de las gradas del Bernabéu.

Tras ello, llegó la debacle. Era el minuto 7′, cuando Dusan Tadic aprovechó una pérdida de balón en la salida del Madrid. El turco puso la pelota en el área y Hakim Ziyech la mandó a guardar con un zurdazo preciso.

Al 28′, nuevamente apareció Tadic. Con una ruleta, al estilo de Zinedine Zidane, limpió el terreno y asistió a la llegada de David Neres, quien picó la pelota a la salida de Courtoi. La pelota terminó en el fondo para alegría de la afición tulipán.

Real Madrid resintió el golpe. Perdió la brújula y se dejó arrasar por un Ajax que tuvo en la velocidad de sus toques, la presión alta y la efectividad, a sus mejores compañeros.

A ello se agregó que Lucas Vázquez y Vinicuis salieron del campo en menos de cinco minutos. Al campo ingresaron Gareth Bale y Marco Asensio. El galés tuvo una muy clara, pero su disparo terminó en el poste.

El segundo tiempo inició con un Madrid desesperado por marcar el gol que llevara el juego a la prórroga. Ajax se enseñoró y resistió el embate blanco.

Al 62′, la polémica se estacionó en el Bernabéu. Una pelota en el campo del Ajax generó dudas, no había certeza si el balón había salido. Los holandeses no se detuvieron y continuaron la jugada.

La pelota terminó en los pies de Tadic, quien cerró su partido con el tercer gol del Ajax. Golazo. Era el premio al mejor jugador del campo.

La mayor parte de la plantilla blanca tiró los brazos, abandonando la esperanza hasta que Asensio sacó un derechazo que mandó al fondo del arco.

El Bernabéu vibró, buscando apelar al misticismo que en los últimos tres años le había dado tres copas de Europa.

Pero cuando la esperanza aumentaba, Lasse Schöne cobró un tiro libre que mandó al fondo del arco. Los pitidos se centraron en Courtois, quien aparentemente podría haber hecho más.

El Madrid terminó por bajar los brazos. Los últimos minutos del duelo se diluyeron entre recuerdos de mejores épocas y goleadores pasados, gritos y rechazos a las decisiones de Solari y Florentino Pérez, y la alegría de un juvenil Ajax que hoy se graduó con honores.

El campeón cayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *