El pebetero olímpico ya reina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Pebetero Olímpico
El pebetero olímpico fue encendido por Naomi Osaka. Foto: Twitter, @juegosolimpicos.

TecoCronica (23/07/2021).- El pebetero olímpico ya reina sobre el Estadio Nacional de Japón. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han iniciado de manera oficial, un año después, sin la presencia de público en las gradas, y con los atletas como principales protagonistas.

Japón tiró de su tradición y modernidad para sorprender al mundo. Durante la ceremonia de inauguración no faltaron los ritmos tradicionales, los kimonos y la importancia de la naturaleza, ni tampoco los pictogramas y videojuegos.

El momento más solemne se vivió cuando el silencio reinó en memoria de los millones de fallecidos por la pandemia de Covid-19.

Con las emociones a flor de piel, los anillos olímpicos arribaron al Estadio Olímpico. La sorpresa se extendió por los alrededores cuando se mencionó que estos elementos habían sido fabricados con la madera de los árboles sembrados para la justa de Tokio 1964.

Entonces vino el momento de los atletas. Cada una de las 206 delegaciones desfiló, acorde al alfabeto japonés. Poco a poco, la grama y las tribunas del Estadio Olímpico se llenaron de los 5 mil 700 participantes.

Tras el desfile, un grupo de artistas interpretaron Imagine, de John Lennon, como un canto de esperanza, en medio de la desolación que la Covid-19 ha dejado en el mundo.

Los discursos del presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, y del emperador Naruhito, dieron pase a una de las partes más espectaculares de la ceremonia.

Hace 51 años, Tokio albergó sus primeros Juegos Olímpicos. En aquel año, diseñaron unos pictogramas para identificar a las distintas disciplinas olímpicas, hoy, volvieron en forma para presentar los deportes que se disputarán en 2021.

La emoción subió de tono cuando la antorcha olímpica hizo su aparición en el estadio. Después de seis relevos más, entre deportistas y personal sanitario, la tenista Naomi Osaka inició el recorrido final.

Mientras la tenista subía las escaleras, el pebetero olímpico rompía su forma de esfera y tomaba su forma final.

Luego de saludar a los cuatro puntos cardinales y sobre la cima de un simulado Monte Fuji, Osaka extendió la antorcha y el fuego comenzó su expansión.

El pebetero olímpico ya reina sobre el Estadio Olímpico y sobre Japón. Será testigo, durante 15 días de hazañas, alegrías y esperanzas de un mundo que ansía su normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *