Geoff Hurts, el gol fantasma y el primer título de Inglaterra

Geoff Hurts recibió la pelota en el área, giró y de media vuelta sacó un potente disparo. La pelota pegó en el poste y rebotó en la línea y ¿entró? El asistente dijo que sí. Y la locura se desató. En casa, Inglaterra se coronaba en 1966.

El futbol volvía a la tierra que lo vio nacer. Pero antes de la alegría desatada por el público inglés, el comité organizador recibió un fuerte revés: la copa había sido sustraída de la iglesia de Westminster mientras era exhibida.

Para fortuna de los organizadores, el trofeo Jules Rimet fue hallado por un perro, llamado Pickless, en un jardín. El sustrato pasó dos años en prisión. Mientras el can participó en la inauguración del torneo internacional.

Alemania, Argentina, Brasil, Bulgaria, Chile, Corea del Norte, España, Francia, Hungría, Inglaterra, Italia, México, Portugal, Suiza, la Unión Soviética y Uruguay serían los participantes.

Nuevamente, los equipos se distribuirían en cuatro grupos de cuatro integrantes. Inglaterra y Uruguay dominaron el primer sector, donde México quedó tercero, por encima de Francia.

En el segundo, Alemania y Argentina conquistaron el sector; mientras Portugal y Hungría dejaron fuera a un Brasil que sufrió la pérdida por lesión de Pelé.

La sorpresa se gestaría en el cuarto grupo. El tercer lugar de la anterior Copa del Mundo quedó en el último sitio, mientras el bicampeón Italia también quedó fuera. La Unión Soviética y Corea del Norte fueron los clasificados.

Los soviéticos vencieron a Hungría por 2 a 1. Alemania goleó a Uruguay por 4 a 0. Mientras Portugal, con cuatro goles de los cinco, venció a unos norcoreanos que lograron anotar tres tantos. Finalmente, Inglaterra, con gol de Hurts, venció a Argentina por la mínima.

En semifinales, Alemania le ganó a la Unión Soviética por 2 a 1. Inglaterra dejó tendida a la Portugal de Eusebio, por 2 a 1, gracias a los tantos de Bobby Charlton.

La noche de Hurst

El 30 de julio de 1966, Inglaterra se paró en Wembley para enfrentar a Alemania. La Copa del Mundo tendría nuevo dueño.

El alemán Haller inició la fiesta de goles al 12’. Hurts le empató al 18’. Tras 45 minutos intensos, Peters devolvió la ventaja a los ingleses al 78; a un minuto del final, Weber empató el partido para desgracia de los locales.

Fue en tiempos extras cuando los ingleses se destaparon. Hurts sacó un disparo de media vuelta que rebotó en el poste. La tensión se respiraba. El abanderado dudó… marcó: Gol. Gol de Inglaterra.

Minutos después, Hurts volvería a anotar para dale el primer título de su historia a Inglaterra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *