Retorno

No podría pensar en el retorno triunfante a aquellos días. Foto: Pixabay.

Una tarde febril
habíamos escapado.
El pánico, una antorcha oscura en el sendero.
pintaba un caligrama de sombras agitadas
entre las arboledas,
Tranquila y sin mirarme,
contemplando la noche moribunda,
tus dedos deshacían la maraña del tiempo.

A solas, murmurabas
¿Dónde habían quedado
el frío de las tundras y el fuego de los médanos
que nunca visitaron nuestros ojos?

A solas, respondía
¿No sería mejor
llenarnos las gargantas de la nieve
que nos lega el silencio
y dejarnos hundir en las arenas
de un hoy interminable?

No podría pensar en el retorno
triunfante a aquellos días.
Persiguiendo en la niebla soles negros,
busco la absolución, un pájaro extraviado,
los médanos, las llamas, tu balada.
Y qué encuentro: fracturas, polvareda,
libros ajados, calles desgarradas
y entre ellas un cortejo de hombres que desesperan
cuando, con reverencia, miran el precipicio
ascendente en el cielo abandonado:
la postrera oquedad
que no es Dios
ni el sentido
de sus letras.


Más #NidoDePoesía: Todas las cosas


 

  • author's avatar

    By: Krishna Avendaño

    Ciudad de México, 1989. Escritor. Es autor del libro de poemas Una ciudad transgénica (ÉPICA, 2009). Ha recibido en tres ocasiones el premio Caminos de la Libertad para Jóvenes en la categoría de ensayo. Textos suyos han aparecido en las revistas Punto de partida, Punto en línea, Círculo de Poesía, Página Salmón, Campos de Plumas, Nocturnario, Bitácora de vuelos, entre otras.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Exilio
    Duda
    Todas las cosas

    See all this author’s posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *